martes, 29 de mayo de 2007

Tio Juane

*
*

ARBOL GENEALÓGICO DEL CANTE
*
Haikus
*
Al son del yunque
la fragua está encendida
Tío Juane canta.
*
Un martinete
a golpe de martillo
carbón en llamas.



*
Tío Juane
*

Martinete

MARTINETE. m. [De origen incierto, aunque todas las hipótesis apuntan a la fragua o la herrería. Se llamó así, en pl., a los fuelles gemelos que se utilizaban en las fraguas, y también, a las propias fraguas, que tomaron, a su vez, el nombre de las herrerías donde el martillo pilón, también llamado martinete, bate los lingotes de algunos metales antes de darle la forma definitiva] Cante con copla generalmente de cuatro versos octosílabos, que se considera una modalidad de la toná, al igual que la carcelera, individualizándose sólo por el tema de las letras, en general tristes, aunque no faltan las de contenido anecdótico. Como tal toná es un cante sin acompañamiento, lastimoso, monocorde, de tercios arrastrados, que suele terminar con un largo quejío. // 2. Nombre genérico con que frecuentemente se suelen designar los diferentes tipos y modalidades de tonás. // 3. Adaptación escénica como baile, de reciente creación, debida a Antonio, siguiendo un criterio análogo a la adaptación de la siguiriya en lo musical. (Véase Toná.)

El Niño de la Albarizuela
Datos extraidos del Diccionario Flamencode
Jose Blas Vega y Manuel Rios RuizCinterco - 1985.
*
*
En Jerez de la Frontera, en la Calle Estancia Barrera, hasta hace apenas quince años, existió uno de los pocos lugares donde se ejercía una de las profesiones artesanas más tradicional: "herrero".
"La Fragua de Tío Juane".
En ella cada día, Tío Juane se afanaba en dar forma al hierro, maleándolo al calor de la intensa, pero corta llama, del carbón mineral.
Mientras desarrollaba esta labor, acompasado por el sonido de los golpes del martillo sobre el yunque, interpretaba magistralmente, uno de los palos más puros del flamenco: "El Martinete".
Esta armoniosa rutina fue escenificada en la obra "La Fragua de Tío Juane" y más tarde por sus hijos, "Nano de Jerez" y "Gordo de Jerez" en el espectáculo "Alrreó de la Fragua".



SALAMANCA CAPITAL DE LA CULTURA




Salamanca celebra nueve años desde la designación como Capital Cultural con el reparto de 4. 000 libros


Salamanca celebra hoy, lunes 28 de mayo, los nueve años desde la designación de la ciudad como Capital Cultural Europea con el reparto gratuito de 4. 000 ejemplares del libro 'El cielo de Salamanca', una obra reúne textos de 12 poetas, el mismo número que estrellas ofrece el logotipo que se lució durante la efeméride, y que serán recitados en un 'acto de luz y sonido' en el Claustro barroco de la Universidad Pontificia el propio día conmemorativo.El acto contará con la música del Quinteto de Metales de la Joven Orquesta Ciudad de Salamanca y darán voz a los poemas los propios literatos. Se trata de Antonio Colinas, Fernando Díaz San Miguel, Asunción Escribano, Juan Luis Fuentes Labrador, Luis García-Camino Burgos, Angel González Quesada, Isabel Bernardo, María Angeles Pérez López, José Manuel Regalado, Charo Ruano, Antonio Sánchez Zamarreño y Raúl Vacas.Además, se entregarán 7. 000 marcapáginas, 4. 000 de ellos con la representación de la Clerecía, lugar donde se celebrará el recital, y otros 3. 000 que se entregarán en fechas previas con la información y el programa de actos del aniversario.Esta iniciativa comenzó a realizarse en el 2001 con una lectura multitudinaria en la Plaza Mayor, desde entonces se suceden anualmente las actividades.En esta ocasión, habrá 'un merecido homenaje' a José Ledesma Criado, literato fallecido recientemente, que en pasadas ediciones colaboró en la efeméride y que ha dejado un importante legado artístico a la ciudad.








"Como decíamos ayer", así reanudaba sus clases en la Universidad de Salamanca el catedrático de teología Fray Luis de León, después de haber pasado cinco años preso por la Inquisición y así es Salamanca, donde el tiempo parece haberse detenido y en la que se dan paradojas tan curiosas como la de albergar dos catedrales en una, recrear los lugares por donde transcurre la Celestina, tener un quinto de población universitaria, contar con uno de los mejores museos Art Decó y Art Nouveau del mundo en una ciudad en la que esos movimientos no tuvieron ninguna repercusión, hacerle un homenaje al primer hombre que pisó la luna en un pórtico de catedral y una rana encima de una calavera que todo el mundo se afana por encontrar en la entrada de su universidad, sobre todo los estudiantes porque cuenta la leyenda que aquel que la encuentre antes de hacer un examen lo aprueba.Méritos no le faltan para haber sido nombrada en 1988 Patrimonio de la Humanidad y para ser Capital Cultural Europea 2002, honor que comparte con la ciudad belga de Brujas.Y si a uno le preguntan de qué color es Salamanca, sin dudarlo ha de contestar que dorada, como la piedra arenisca con la que están construidos todos sus impresionantes edificios y lo mejor es dejarse impresionar por ellos. Las guías marcan rutas posibles, pero en Salamanca no es necesario, sólo hay que atravesar el río Tormes si es posible por encima de su puente romano (peatonal), contemplar el toro celta que marca los orígenes de la villa y admirar encima de los restos de la antigua muralla la fachada sur de la Casa Lis, con una bellísima vidriera modernista y columnas de hierro signo inequívoco de que aquello es el museo Art Decó-Art Nouveau y a partir de ahí Salamanca debe ser descubierta, como en su día ya lo hicieron; Unamuno, santa Teresa, Tierno Galván, Calderón de la Barca, Cervantes, Cristóbal Colón, los Reyes Católicos... porque de todos ellos se guarda un trocito de historia.


Carmen Duerto












El cielo de Salamanca



Una vez descansados retrocedemos por la vía de la Rua para encontrarnos otra vez con la catedral y por la calle de Calderón de la Barca, se llega al edificio que alberga la institución por la que Salamanca es mundialmente conocida: la Universidad, tercera más antigua de Europa. Fue fundada por Alfonso IX en 1218. En su pórtico de entrada es donde hay que buscar la rana encima de la calavera, no daremos más pistas sólo que busquen por la izquierda. En sus muros se pueden leer los vítores de Tomás y Valiente y Enrique Tierno Galván, entre otros. Todos los alumnos que se doctoran en la Universidad de Salamanca tienen derecho a imprimir un vítor con su nombre en un lugar público. Puede que también sea una leyenda pero cuentan que antes se hacían con sangre de toro, de ahí que sean de color rojo.Para acceder a su Museo Universitario donde se encuentra el "cielo de Salamanca" un antiguo mural abovedado que representa el zodíaco y del que se conserva un fragmento de lo que debió ser una bóveda completa, hay que atravesar el patio de las Escuelas Menores y observar unos arcos curiosos, llamados mixtilíneos, que son únicamente salmantinos.




Carmen Duerto