miércoles, 25 de enero de 2012

2 POEMAS INÉDITOS DE MARÍA SALGADO

.
.
.

Junto a Concha García y Sandra Santana, María Salgado nos leerá sus poemas y textos este viernes 27 de enero, en Librería Primado, a partir de las 20h. Es menos mala de lo que ella presume. Gamberrea y libera al lenguaje de las trampas y normas de una civilización patriarcal, autoritaria, vertical, capitalista, mentirosa, que ha encerrado la cultura literaria en la jaula de los mercaderes y las cofradías populares hipnotizadas por la televisión, la publicidad y los macro eventos del ocio banal. María Rescata porque Observa. Y puntillea, perfora, remueve, desordena, desnuda, anuda, libera...  es consciente de la violencia estructural y de los fanatismos colectivos e individuales, del escaso cuidado del otro que practican como regla los zánganos y los mercenarios. Ama la poesía que no replica la lengua del cura, el parlanchín o el empresario. Huye de la retórica de la elocuencia. Quizá... si sea tan mala, y ahí nos ha ganado.
.
.
Víktor Gómez
.
.
.
.



















.

.
.
.
.
.
.
.
.



bajo el arc de triomf




trabaja pasando la hoja del número de
un contador de muertos de la
guerra permanente


es un buen trabajo para poder llorar mientras


llorar durante las horas de trabajo
robarle al trabajo su sudor y su tristeza
una nueva revuelta, llorar


lo queremos todo


pero sobre todo ese a esa el otro día
que ya no existe más gracias a flexsecuriy
.

.
.
.
.
.
.
.
.
Hago Broche"
pieza de coleccioni'ta"
noche"
ruido de animale"
y coche"


La Mala escribió esto -- aproximadamente
La Mala Rodríguez & La WELTLITERATUR
Altas literaturas -- Malas Marías 




2 poemas inéditos de María Salgado 
(Madrid, 1984, poeta)
.

.
.
.
.
.
.
.
. 

Lectura de Jorge Riechmann en Librería Primado (vídeo, enero 2012)

vídeo cortesía de la poeta Beatriz Navarro



.
.
.

No soy un juglar de la descomposición
.
acaso amo sobre todas las cosas
.
el lugar del canto del pinzón
.
la aérea ebriedad de las mimosas
.
y el minuto con memoria del beso 
.
de los amantes 
.
.
Jorge Riechmann
.
.
.
.
.