viernes, 7 de septiembre de 2007

Federico G. LORCA y lo real en la metáfora visionaria. NEW YORK

-
-


--

Autorretrato del poeta en New York
--




--



NEW YORK (Oficina y denuncia)


--



Debajo de las multiplicaciones


hay una gota de sangre de pato.


Debajo de las divisiones


hay una gota de sangre de marinera.


Debajo de las sumas, un rio de sangre tierna;


un rio que viene cantando


por los dormitorios de los arrabales,


y es plata, cemento o brisa


en el alba mentida de New York.




Existen las montañas, lo sé.


Y los anteojos para la sabiduria,


lo sé. Pero yo no he venido a ver el cielo.


He venido para ver la turbia sangre,


la sangre que lleva màquinas a las cataratas


y el espíritu a la lengua de la cobra.


Todos los dias se matan en New York


cuatro millones de patos,


cinco millones de cerdos,


dos mil palomas para el gusto de los agonizantes,


un millón de vacas,


un millón de corderos


y dos millones de gallos,


que dejan los cielos hechos añicos.
F. G. LORCA