lunes, 25 de febrero de 2008

David Gonzalez: Hablan las paredes



David González, al que conocí este 23 de febrero por obra y gracia del Kebran en Illescas, es Poeta al que vale la pena tener cerca, ver, escuchar, observar. Sus ojos también saben decir el mal de los perros, de la vida perra pero sobre todo el fuego que no se apaga de un niño que nos devuelve el ser de la inocencia tras la noche de los bárbaros invasores en Tierra de Goliath.

Encontré este video y es buena muestra de lo que no se puede explicitar, de cómo su voz y persona se crecen cuando versan, cuando versan de lo importante, con la transparencia, con la fuerza y el coraje, con el talento y la sangre de tantos muchos que no pueden, no saben o ya no llegaron al sitio y la hora de la pedrada davidiana frente al gigante filisteo de cada generación.
En Illescas, el 23 de febrero, poetas y ciudadanos anónimos supimos que la poesía si no te sacude y revuelve en lo más ímtimo y hacia los otros, es pura farsa, traca, humo, nada...

Ahora estoy viendo el nudo, el nudo que hace un hombre antes de que lo fusilen. Lo último que hizo un hombre y viene deshaciendo este asturiano osado, de pelo largo y mirada limpia, como las manos de un niño.



Víktor Gómez

Eduardo Milán: Indice al sistema del arrase

----
---
Baile del sol comienza su andadura hace más de diez años. Su fundador, Tito Expósito, empezó con la edición de fancines como Orín Desteñido y revistas de música y literatura, como Baile del Sol. En un principio, Baile del Sol se constituye como un colectivo cultural sin ánimo de lucro; su principal filosofía era la de dar una oportunidad de edición a aquellos escritores noveles que tenían dificultades para ver publicada su obra precisamente por su falta de experiencia. Esa dificultad la entendían y compartían algunos de los miembros del colectivo por encontrarse ellos mismos en dicha situación. En la actualidad, el equipo editorial de Baile del Sol está formado por cuatro componentes formales, Conchy Franchy, Nieves Morera, Ángeles Alonso y Tito Expósito, y un buen puñado de amigos que nos apoyan.

(Extracto de la entrevista que les hace Inés Matute a Baile del Sol en:
http://www.espacioluke.com/2004/Marzo2004/inesentrevista.html )

---


Baile del Sol, http://www.bailedelsol.org/ , tal vez la editorial que más fuertemente apuesta hoy por el binomio calidad y riesgo a la hora de editar poesía en lengua castellana, presenta un libro del poeta Eduardo Milán (Rivera, Uruguay, 1952), afincado desde 1979 en México y que este año nos visitará posibilitando un fecundo diálogo y magisterio del que seremos siempre deudores. Es su título premonitorio del poemario Indice al sistema del Arrase.


Víktor Gómez





Hueso del asunto,
no hay eso,
---
eso, que no hay,
no lo que dice “eso no hay”,
poesía, lo que revela
---
diciéndolo,
callándolo,
rodándolo piedra,
díscola,
---
bajo continuo bajo la capa de pasto,
tenso, erizado de ondas el medio,
un cielo arriba azul al cien por ciento
menos, ese descuento roe
cimiento grisáceo—
no hay que hay,
soy y no soy, no,
joya de Oriente no, ni soya,
sol y no sol —poesía, por ejemplo
----
---


ÍNDICE AL SISTEMA DEL ARRASE

José Mármol en "Ante el espejo" Autorretratos en la poesía iberoamericana.

El pertinaz poeta madrileño y divulgador cultural Javier Gil Martín http://ciudaddelhombre.blogspot.com/ y cofundador de la Revista Internacional de Literatura Trece Trenes http://trecetrenes.blogspot.com/, me regaló el sábado 23 de febrero, en el merecidísimo tributo a David González http://davidgonzalezpoeta.blogspot.com/ que se celebrara en Illescas, por gracia de El Kebran, (Andrés Ramón Pérez Blanco) http://elkebrantaversos.blogspot.com/, un librito magnífico:

Ante el espejo
Autorretratos en la poesía iberoamericana

que para la Fundación inquietudes - Inquietud europea II Cumbre Iberoamericana de jovenes y en la que él ha participado como coordinador de una riquísima y feraz antología que empieza por Miguel de Cervantes (Alcalá de Henares, 1547-1616) y concluye con Raúl Nieto de la Torre (Madrid. 1978) pasando por diversos poetas de huella lírica singular.

De ellos escojo hoy a José Mármol (Rep. Dominicana Santo Domingo, 1960) y su poema Esquicio del vuelo.

Buena lectura.

Víktor Gómez

----
----
----
-----

Voy a dibujar un pájaro que es su mismo vuelo. Y un vuelo que aún no tiene pájaro. Vuelo que se crea con su pájaro. Pájaro agotado en los tonos de su vuelo. No voy a dibujar un pájaro volando sino al mismo vuelo dibujándose. Y en mi turno de sentirme dios voy a crear un himno para el viento y la memoria.

Esquicio del vuelo
José Mármol

JUAN ANTONIO BERMUDEZ: a propósito de del "Compañero enemigo". Una entrevista veraz

---
---
---
----
“y bienaventurados los errantes,
los que viajan sin mapa, sin destino,
los que aman sin urgir el estertor,
los que brindan su paz y hacen ofrendas
sin esperar a cambio el paraíso.”
Juan Antonio Bermúdez
---
--

Esta es mínima reseña de una entrevista jugosa, valiente, comprometida con la vida, los otros y el quehacer poético, y que podemos leer en el blog de la editorial Libros de la herida ( http://librosdelaherida.blogspot.com ) en toda su extensión y lucidez.

Víktor Gómez

--
--
---
--
La poesía es una táctica. Un modo de estar en el mundo, de participar en él, de mirarlo, de nombrarlo, de tocarlo… Y de transformarlo, claro, de hacerlo “más vivible” desde el conocimiento y la compasión.

No es sólo una modalidad estética, porque cualquier acción humana que implique aspiraciones artísticas (por ejemplo, la de escribir unas líneas en un papel) debe partir de la poesía y debe contenerla.

Es una portentosa manera de acariciar, en el sentido en el que describen el acto de acariciar unos versos estremecedores de Roberto Juarroz:

“Tu espalda podría ser mi mano
o mi mano tu espalda,
pero la piel de su contacto es única.
Cualquier cosa puede ser otra cosa.
Sólo es irreemplazable
el nudo donde se atan dos existencias.”

Juan A. Bermúdez
--
--
(extracto de la entrevista realizada al poeta J.A. Bermúdez y recogida en:
Una conversación con Juan Antonio Bermúdez)

ANA PEREZ CAÑAMARES: desde lecturas y complicidades


Por la precisión/supe que el tiro/vino de dentro
Víktor Gómez
---

Algunas noches se abre
un bar en mi cabeza.
Es un bar clandestino
sin cartel de neón
sin dueño ni permisos
ni salida de emergencias.
No tiene término medio:
está vacío o abarrotado.
Yo no sé cómo echarles:
mi voz no puede
con la música
ni con la cháchara
ni con el entrechocar
de vasos y botellas.
Mi voz es un cristal roto
que quedó fuera de alcance
bajo una mesa.
Me rindo y observo:
como una vieja madame
cansada ya, y abrumada
por una noche
de éxito tardío.
Pero ellos no vienen a verme;
yo simplemente les convoco
con una invitación que dice:
invadidme. Es gratis.
Un día son poetas muertos
otro amigos
o parientes lejanos
y la noche siguiente
antiguos amantes
con sus novias nuevas.
Siempre olvido
por qué les he llamado
si el alcohol les dispara la lengua
les abrasa la memoria
les enciende la mirada
con una pueril maldad
una frivolidad malsana.
Quizás en el fondo sé
que puestos a maldecir
a criticar a murmurar
y a fingir
yo sola
en medio del local vacío
soy peor que todos juntos:
en mi bar, cuando no hay nadie,
me emborracho con los restos
calientes de los cubatas,
y con mi imagen
reflejada en los espejos
juego a los dardos
y siempre
siempre
siempre
hago diana.
--
-
Ana Pérez Cañamares

MARINA FERNANDEZ: Eros y Thanatos en el S.XXI

--
--

ISLAS

----


Dos cuerpos desnudos frente a frente
como dos islas en la noche,
desiertas de caricias todavía
esperando ser habitadas
por aquel que ha de profanarlas.
Lucha a muerte en el lecho de vida
por rozar el instante
que nos haga diferentes,
por alcanzar el abismo
en el que la soledad es plenitud
que fluye anegándolo todo.
--

--

---

--

--

--

---

LOS OJOS DE LA MUERTE

---
Vivir no es fácil
y el final acecha en las sombras;
la espera es abismo
por el que se despeña el deseo
con el impulso suicida
de los apetitos insaciables.
Querer amarte quema
con el frío de la nieve.
Camino sobre un puñal
afilado como tus ojos
y por más que lo intento
nunca acaba de clavarse.
Mi corazón encarnado
late en tus silencios
densos
como los labios de la muerte.
--
--------

Marina Fernandez
Poeta madrileña