jueves, 31 de julio de 2008

ARTURO BORRA en YOUKALI: Poesía, crítica y acción instituyente



Arturo Borra nos presenta en un atractivo ensayo una posible clarificación del papel del artista como creador y a su vez como agente social, no pudiendo separarse lo ético, lo estético y lo histórico en la obra de un autor, que muy frecuentemente debe escojer entre el éxito o la verdad de su obra, entre el poema o la poesía. Pero avanza más de eso, que comienza:



En alguna ocasión, T. Adorno –uno de los exponentes más célebres de la Escuela de Frankfurt– cuestionó la legitimidad misma de seguir escribiendo poesía: tras Auschwitz –como símbolo de una sociedad que ha industrializado la muerte– la escritura de un poema es “cosa barbárica” (sic)


1. Posteriormente, este autor rectificó su enunciado, generalizando el cuestionamiento: el sufrimiento también tiene derecho a decirse a través de la poesía; lo que en cambio conviene preguntarse es si se puede seguir viviendo después de Auschwitz


2. La pregunta, por más retórica que sea, no oculta su potencia crítica: después de acontecimientos históricos traumáticos de gran magnitud como los acaecidos en el S.XX, ya no debemos permitirnos una presunta ingenuidad. No hay inocencia posible del arte y la felicidad política (traducida en el ideal artístico de la pura armonía) es desconocimiento de la penuria del mundo.


Para leerlo completo, aquí, en la revista Youkali, que el ínclito Matías Escalera nos descubrió y cuida con buen criterio. De Matías además tuvimos la suerte de escuchar la lectura de su poemario "Grito y Realidad" en la libreria Primado.

Este texto de Arturo Borra recoje un tema candente y tan actual como poco atendido en sus matices y pormenores para tomar juicio y deliberar desde una visión amplia y desmitificada, critica y contracrítica, con la defensa y contra del casamiento entre "poesía y conciencia", entre "política y poesía". Una aventura apasionante que obliga a revisar nuestras creencias, razones y prácticas.


La crítica legítima de ciertos juegos poéticos –denunciados por conformistas, complacientes, superficiales o resignados– no habilita a una impugnación de todo juego poético en general24

miércoles, 30 de julio de 2008

ANGELA ALVAREZ SAEZ: ganadora II Certamen de Alafambra (Poesía)



Un poema solo puede llegar a ser suficiente, como insuficiente es a veces toda una obra artística. un verso puede condicionar una mirada sobre el mundo, "el niño está meciendo entre sus dos manos el cuerpo sagrado del universo". Con estupor releo el poema y ahí se abre un abismo. ¿caerá ahora el tiempo y su larga traza de huellas borradas y sacrilegios? ¿aparecera con la memoria de lo no visto ese mundo por emerger, ese niño que porta la osadía, belleza y posibilidad que necesita este presente desenfocado?. ¿Alumbrará el verso un nacimiento de la utopía, cómo hubiera soñado Frida, más real que la realidad imperante?.


Ángela Álvarez transmite una verdad que ni responde a los dogmas, ni se encorseta en las ideologías. No es del pensamiento racional, prefijado, sino de la inteligencia sentiente y del sentir estÉtico y renovador de la vida que irrumpe un verso y un niño que llora, bendiciendo así ese inmediato ahora luego en el que se cruza el lector. Del dolor que Frida logró elevar a la categoría de arte plástico y universal, de su propia experiencia del dolor, en esa encrucijada la siembra ha dado en roja cosecha, en creación: poesía, el no lugar.


¡Enhorabuena, Ángela!.


V. G.



Ángela Álvarez nació en Madrid. Es licenciada en Derecho. Ha obtenido diversos títulos en el estudio de idiomas. Durante el curso 2005-2006 residió en Córdoba con una beca de creación literaria que le fue concedida en la "Fundación Antonio Gala para jóvenes creadores".Ha obtenido el I Premio de Poesía Gran Hotel Canarias con el libro Metales en la voz. Ha sido finalista del "I Premio de poesía Margarita Hierro" con el libro de poemas en prosa Las versiones del tigre. Ha sido obsequiada con una medalla de plata de la "Fundación Camilo José Cela" por un trabajo de investigación que recibió el primer premio en un certamen sobre la vida y obra literaria del autor. Con este libro ganó el IX Premio de Poesía Joven "Antonio Carvajal". Este año ganó el II Certamen Literario de Alfambra en su sección de Poesía.










Henry Ford Hospital o la cama volando



La criatura salió del enjambre con los párpados abultados.
Primero atravesó el estrecho hueco del útero,
-------- donde ríos de caracoles esperaban su llegada.
Luego, sintió como una flor lila se enredaba con la languidez del cordón umbilical.
----
La mujer desata la maquinaria que ha de cometer el crimen
y el contenido espeso de su corazón se vierte sobre las cicatrices redondas.
-----
El niño era calvo y rojo.
Su cuerpo yacía sobre todo el contorno de la urbe, expandiéndose como una placenta.
-----
El sueño se ha convertido en un país inabarcable,
---- donde la sed encuentra los tallos azules de la lluvia,
donde Andrómeda es una mujer espiral que rodea el cuerpo de los hombres con sus cinco venas lácteas,

y donde las sirenas desfallecen sobre un puñado de semillas de sangre.

La marca del nacimiento rojo, señal de la muerte, está tatuada en las lágrimas de barro de la mujer.
----
Y el dolor es como cientos de pisadas de caballo sobre la superficie blanda de las arterias.
-----
Allí tiene lugar la transformación,
en el lugar donde van a morir los dioses de la ciudad derrumbada,
y donde sucede el holocausto de las criaturas rígidas y húmedas.
------
El niño está meciendo entre sus dos manos el cuerpo sagrado del universo.
---
ÁNGELA ÁLVAREZ

LAURA GIORDANI: Poesía desde las minas del expolio

Comenta, desde su blog, la poeta Laura Giordani:
----
He tenido la alegría de ver el poema Niño de las minas traducido al gallego en el blog O blog de Xosi ,en un artículo llamado: A vida coma unha congostra de cascallos -La vida como un corredor de escombros.
http://xosimelide.nireblog.com/post/2008/07/21/a-vida-coma-unha-congostra-de-cascallos



---
Niño de las minas


Rabia de verte rompiéndote en esa
pulseada a muerte con la piedra,
robándole rigor hasta hacerte
socavón, llaga.
----
Tus manos muelen, demuelen,
pulverizan los huesos del mundo.

---

(sigue) éste texto poético del libro inédito "MATERIA OSCURA" y la lectura de su traducción al gallego. Es sustancial y conmovedor. Es palabra y revuelta. Poesía con implicaciones estÉticas y formales en la línea de lo ineludible. MUY recomendable parada y anticipo de lo que será un poemario a releer.

V. G.

martes, 29 de julio de 2008

EDUARDO MILAN Y ANTONIO MENDEZ RUBIO: IMPOSIBLE, PUES ES CIERTO: POESÍA ES AQUI.

EDUARDO MILAN





-----


ANTONIO MENDEZ RUBIO









La palabra de más, sea palabra o sea apuro del silencio, sobre la arena espera no perderse. No tiene mérito alguno. La dicha por los otros habla en vilo: su ausencia, como en prendas, aviva su cuidado en las preguntas. Éstas son su regalo.

----

Y son insuficientes.

Antonio Méndez Rubio

(Por más señas, 2005)



-----


-----






El luto de estar sin tí
solo tu cuerpo clarea,
ese luto, esa luz que irradia
día tras día es duelo.
Cuando se da el amor sobre la duela,
cuando la carne se ofrece fresca,
hay ganas de borrar lo dicho,
forrar la dicha, que no se desvanezca.




Eduardo Milán
Índice al sistema del arrase
(2008, Ed. Baile del Sol)










ISABEL PEREZ MONTALBAN: La poesía no entiende del desentendimiento



-----

Un poema de Isabel Pérez Montalbán

--
--

TORTURA

Compañera, te apagan y te enciendes:

de tanta ligereza me recubro
que me filtro como aire por las materias sólidas.
Los párpados ignoran cómo abrirse,
al golpe soy retráctil
y el espejismo de una madre
llega a cuidarme las heridas
que me deja el verdugo.

De tanta ligereza
que tiemblo de humildad en un rincón oscuro,
que sueño con banquetes de ratones y arsénico,
y este equipaje de huesos parece
un hotel donde vegetan los días,
revueltos avisperos del insomnio.




Chile, primero y Argentina después,
Décadas de los 70 y 80.

OLVIDO GARCIA VALDES: Y todos estabamos vivos



Eduardo Moga en Letras Libres:

Y todos estábamos vivos, de Olvido García Valdés (Santianes de Pravia, Asturias, 1950), documenta una peculiar mirada al mundo: una mirada que no pretende acuarelar lo observado, ni recamar la página de estribillos o analogías, sino sugerir el espasmódico bullir de lo real. Por eso sus versos abundan en ojos –“los ojos que se es”– y en referencias pictóricas, que dan cuenta de la formación estética de la autora, pero también del acto asombrado de contemplar. Nada rehuye la pupila de la poeta: su ojo-palabra recae en todos los objetos, en todos los rincones, aunque no sea imposible esbozar la arquitectura de sus intereses. Un amplio grupo de poemas plasma escenas naturales, asociadas, por lo general, a momentos germinativos o de vivificación. En estos breves paisajes destacan los pájaros, símbolo de libertad, y tópico caro a otro notable poeta del siglo, José Ángel Valente. Un poema de la sección “Lugares” dice así:

“El trajín de los grajos que se van y vuelven

como si hubieran errado. Nada

mejor que hacer que mirar pájaros,

si no es mirar árboles,

ahora que son ramas de grumos, materia

de luz tierna casi líquida,

vegetal y violenta...”.

Junto a la observación exterior de un cosmos cíclico y no necesariamente hostil, García Valdés practica la observación entrañada: pinta entonces sonámbulas escenas cotidianas, atravesadas por cosas comunes, por instantes sin relieve, pero también por paradojas e irrealidades, que conforman un espacio onírico y abisal, como teñido por una ardentía lechosa: una cuadrilla de albañiles con monos azules alzan sus andamios en la casa; una mujer limpia con gasóleo un pavimento ajedrezado; otra se dirige a la estación, bajo la lluvia; alguien arranca malas hierbas en un huertecillo situado “en la salida de la M-40, dirección A-6, / en los desmontes entre la autopista y el acceso”. El sueño se entrevera a menudo con estos vislumbres, construyendo un mundo de planos superpuestos y de promiscuidad perceptiva, y reforzando la sensación de extrañeza. Un tercer polo temático es la mujer, a veces desdoblada en madre, por cuya presencia, vigorosa y desamparada, revela la poeta un interés singular. No son casuales las alusiones a Perséfone –cuyas connotaciones órficas convienen a la escritura de la propia García Valdés– y a Rosalía de Castro, ejemplo de intimismo escrutador y de delicadeza audaz. Por último, la muerte salpica el libro de referencias ominosas, aunque no lúgubres, sino claroscuras, como la penumbra resplandeciente que lo baña. El título, Y todos estábamos vivos –extraído de un poema de la primera sección–, sugiere, por contraste, una realidad desconcertante: que ahora estamos muertos. Lo fúnebre se desgrana después, a veces carnavalesco, como en las alucinadas ordalías del Bosco; a veces obsesivo, acogiéndose a la repetición para subrayar su amenaza; a veces comedido, mera alusión al desgaire, pero siempre sosegado, con inflexión estoica.

Leerlo completo, aquí:

lunes, 28 de julio de 2008

MIGUEL ANGEL CURIEL: Aguas. Un poema de "Diario de la luz"

Diario de la Luz es un poemario de Miguel Angel Curiel, que se quiere escribir en el presente contra la transparencia de las aguas que desmemorizan su paso y arrastre de limos, fondos, barros, verdores, hacia el inalcanzado después, por el fugaz ahora, en la pérdida irretornable de lo vivido o de lo imposible. Un libro para contemplar, benigno en la translectura y retorno a ese silencio en apariencia hijo de la quietud, que es dónde realmente suceden los signos perdurables.

Acudan a éste libro que se libra del oficio de inutilidad al que sometemos habitualmente la poesía ya pensada, ya sentida, ya reconocible (Perniola) para propiciar acceso efímero por un haz de luz a rincones del caudaloso río de la vida que sigue este Poeta residente es su "soy" y en carrera hacia la noche y hacia el mar.

Hay poemarios que tienen en sus vientres de arena peces impredecibles, pecios incalculables ...

V. G.




----
Las oscuridades están llenas de aguas
cristalinas. Trabaja el agua contra la
realidad. Escucho la fuente mientra veo
al paracaidista caer. Cuando ya en tierra
comience a hablar de su experiencia,
le diré: "usted hubiera sido un buen juez
pero un mal arbitro. No ve el presente,
sólo el pasado, el sordo pasado con las
palabras del presente. ¿No lo ve ahora?
El destino aflora, mana rápido de la
lentitud y el instante se revuelve.
Y por si acaso, no se le ocurra beber
el agua de la purificadora.


Miguel Angel Curiel

sábado, 26 de julio de 2008

2DO FESTIVAL "YO NO FUI": TERESA ARIJON y su inédito "último poema de amor"

Entrevista y lectura de Teresa Arijón durante el 2do. Festival de Poesía "Yo no fui", en la Unidad Pentenciaria Nro. 31 de Ezeiza.

ULTIMO POEMA DE AMOR




Y del Festival Salida al mar, organizado por Cristian De Napoli y Florencia Castellano, otro poema.




para ver más de TERESA ARIJON:

JUAN DESIDERIO: De la nueva Poesía argentina que nos llama

"El almacen"
de Juan Desiderio






Juan Desiderio es un poeta que conviene releer. LLegué desde "Para un tiempo herido", por Quique Falcón, a este corajudo escritor nacido en Buenos Aires, 1962. Publicó los libros fundacionales para el movimiento poético de los 90, Barrio Trucho (1990) y La Zanjita (1996). Además, Ángeles Parricidas (1998), Tos (2002) e Hipnosis (2005). Residió en Costa Rica los primeros ocho meses del año 1992. En ese periodo, comenzó a escribir su Diario de viaje , el que sigue en progreso hasta el día de hoy.



-------


Poema de amor desde la cárcel


----

Tu carne no cierra


y esta zanja


es un tajo de muerte


tu sombra abierta


en la zanja es


un tajo de muerte


la carne del mundo


y hay un gritón enfermo


hijo de una hermosa gimnasta


un alma que corre


con autos de fuego


en las autopistas de nada


de una zanja.


La carne se cierra


el metal hierve


yo cosía tus manos


con el algodón de mi raza


más dulce


que el terrora la altura.



Juan Desiderio
La Zanjita fue editado por
Ediciones Trompa de Falopo
en 1996.

jueves, 24 de julio de 2008

LECTURAS RECOMENDADAS POR PEDRO MONTEALEGRE

Leo en el blog del Poeta chileno Pedro Montealegre, con interés:

Me han llegado estos días, y para hacerme compañía durante el veranito recién inaugurado, varios libros de poesía: Gang Bang, de Óscar David López, (Fondo Editorial Tierra Adentro, México 2007); Albafeto para nadie, de Cristián Gómez (Editorial Fuga, Valparaíso, 2007); Inventario de Equipaje, de Antonia Torres , que me lo dio en París ( Editorial Cuarto Propio, Santiago, 2006); y Para un tiempo herido, de Enrique Falcón (Amagord Ediciones, Madrid, 2008).
Aquí les pongo un poema de cada uno para que se hagan una idea:


.---.
Vale la pena, os lo aseguro.
Víktor

DOS POEMAZOS DE ANA MARIA ESPINOSA

----





Ana Maria Espinosa, poeta de Jerez de la frontera, se implica con la pintura y la fotografia en un constante diálogo poético, de extrema sensibilidad, del que afloran textos o poemas como éste:

Un poema para "Pescador" y su arte

De Nancy Spero nos dejó una interesante entrada en su blog y por una asociación involuntaria, de una mezcla en el estupor del presente herido y su reflejo en el arte pictórico de la artista neoyorkina se fraguó un poema sacudido por el conflicto de los cayucos, en éste otro poema:

----

No es el cielo azul.
Luto en los arrecifes.
Blanco limbo, lo profundo.
Nueve burbujas de sed y hambre.
Siembra sin futuro, sal, la nada
tiembla el horizonte.
Nunca halló tierra verde su raíz viva.
Sonajeros marinos, arrullo de sirena;
casi nada rima con olvido.
Flota una daga de nácar en la matriz del mundo.
Qué ángel custodia las aguas.
Qué silencio cierne sus clavos
en el vientre huérfano, aún caliente,
-----
gruta rota por las olas
abrazando eternidad,
breve latido la espuma.

Ana María Espinosa

miércoles, 23 de julio de 2008

MIGUEL ANGEL CURIEL: Un Libro difícil (II)

---
---

Sobre Miguel Angel Curiel al que conocí recientemente en el Curso de Priego sobre Leer y entender la poesía de Antonio Gamoneda, solo me atrevo a aventurar que es un excelente conversador, que escucha mucho, habla con propiedad y justeza, lo suficiente y que cuando recita son sus poemas independientes y autónomos pájaros en la complejidad del presente: belleza y temblor. Hay algo no decible que los aleja de una aproximación apresurada o superficial. Son una música extranjera que conecta directamente con el ser que osa a lo abierto.

Sobre su poemario "Un Libro Difícil", aquí.

----



DE PASO POR TOLEDO

A Idoia Arbillaga.



ESE PAISAJE invernal limpio e inacabado que el pintor deja
esclarecido. Él se permitió algo de nieve en el corazón, tuvo libertad,
tú sólo realidad. Todavía hoy al comenzar la mañana moja la
punta de la lengua en el rojo de la paleta, prueba el veneno, la bilis
es un ángel amarillo, unta el negro, el fruto negro por la nieve, una
sombra tan dilatada que se ha subido al corazón a la cabeza mientras
en los ojos se quema el sueño de San Andrés; le dice sí al no
y se ve el blanco de los huesos que es el más oscuro y a una mujer
detrás que tiene sed. ¿Era ese el fragmento olvidado, leído en el
Contra Celso 11, 58, el atribuído a María Magdalena? ¿Quién la
vio de verdad en Toledo aquel día de Septiembre encaminándose
hacia el Puente de San Martín? Unas mujeres frenéticas que le
habían dado una sábana advirtiéndola de que debía hacer del
macho y la hembra una sola cosa, de modo que el macho no fuera
macho y la hembra no fuera hembra.

-----
¡Así entraréis en el reino!
Miguel Angel Curiel

Miguel Angel Curiel: poesía del ser, superación de la significación

-----


DE NUEVO UNA POÉTICA

----
LA VIDA cuya prolongación en la poesía,
y el alma, que es lenguaje y reducida a lenguaje
un espacio de silencio ni siquiera con pájaros.
Si se elaborara un estandarte que recogiera lo esencial,
en fondo blanco, como una tela de lino
entre cuyos hilos sale la hierba.

Miguel Angel Curiel
Un Libro Difícil





UN LIBRO DIFICIL de Miguel Angel Curiel
Sociedad de Cultura Valle-Inclán, Ferrol 2005. 100 págs.
XXV Premio Esquio de Poesía.


---
Sobre el autor:


Miguel Angel Curiel nace el 31 de Marzo de 1966 en Korbach (Alemania) en el seno de
una familia de Jaraíz de la Vera (Cáceres) A la edad de un año se traslada a vivir a
Talavera (Toledo) ciudad a la que considerara ya para siempre su lugar de origen, ya
que es en ella donde vivirá y nacerá como poeta al mundo. Incansable viajero es a esa
ciudad a las orillas del Tajo a donde siempre vuelve para interrogarse de nuevo en los
materiales de su poesía. Miguel Ángel Curiel está considerado como uno de los
poetas más extraños y ricos del panorama de la poesía española actual. Es autor de los
libros El Verano, Rialp, Madrid 2002 y Los Bosques de Yuste, Colección Melibea.
Talavera.






LIBROS DIFÍCILES
-------------------------- A Marío Muchnik





AÚN SALGO en la noche de romería.
Todo el camino es un puente.
Las farolas de lluvia.
Pájaros rotos en los labios.
A caballo va el caballo.
La soledad inventa el destino...
Los vendedores de esponjas de las islas leían libros difíciles
escritos lejos del mar...
Recordé los pantanos, la seda verde de la lluvia que llora día y
noche,
el llanto de piedra de las calles de Toledo.
También yo había escrito un libro difícil...
Por el ventisquero pasaban asnos cargados de libros difíciles.
Como castigo los leían los príncipes desnudos en verano,
(El verano da para dos amores;
las llamas azules de las ranas)
Por el ventisquero de la gloria pasaban esos libros
a lomos de asnos.
Un solo hombre llevaba la recua,
un judío de ventisquero,
de callejones de hielo.




Miguel Angel Curiel Muñoz


martes, 22 de julio de 2008

HAMBRE

"La muerte por hambre de cualquier niño no es una fatalidad, es un asesinato. Y el futuro es siniestro".
Jean Ziegler








Hoy, rigurosamente hoy, ha nacido un nuevo muerto.
Ha nacido un nuevo niño en la calle.
La calle será su escuela, su universidad, su casa.
El asfalto su morada.
Y la sociedad urbana
le irá formando en secreto y el suburbio le hará cama
y será larga. Y el arrabal le hará diestro de la lata
y del solar, mentiroso, chamullante, maestro de la misería
descuidero, estafador, embaucador, anarquista
o quien sabe... quien sabe, quien sabe
si quizá antes de morir
o matarse podrá del hambre vengarse
para ser puente o ser morada
o reventar tristemente en una asquerosa arcada,
con perdón, para ser simplemente, historia de una canción...

- Puede ser, que una vez, llegue a él,
la salvación, mi salvación.
¿Quién sabrá, quién podrá devolverle
la libertad, mi libertad?

(.../...)

CESAR PAVESE recitado por Vittorio Gassman



Verrà la morte e avrà i tuoi occhi-
questa morte che ci accompagna
dal mattino alla sera, insonne,
sorda, come un vecchio rimorso
o un vizio assurdo. I tuoi occhi
saranno una vana parola,
un grido taciuto, un silenzio.
Così li vedi ogni mattina
quando su te sola ti pieghi
nello specchio. O cara speranza,
quel giorno sapremo anche noi
che sei la vita e sei il nulla

Per tutti la morte ha uno sguardo.
Verrà la morte e avrà i tuoi occhi.
Sarà come smettere un vizio,
come vedere nello specchio
riemergere un viso morto,
come ascoltare un labbro chiuso.
Scenderemo nel gorgo muti.

César Pavese


Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.

Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.


(traducción extraida de la página de internet: POETICAS.COM.AR)

HOMENAJE A PACO IBAÑEZ (y no olvidamos)

Gracias a Paco por lo que él mismo significa, gracias por sus canciones y por hacer las poesías de Machado, Góngora, Alberti, etc... más bonitas todavía. Yo le seguía desde pequeño, nadie lo conocía en mi pueblo, Segura de la Sierra de 300 habitantes, y un día tuve la suerte, surrealista, para mi, que viniera a dar un recital a mi pueblo, por la noche cogió su guitarra y se fue a la taberna del pueblo, al día siguiente se puso en el mirador del pueblo, junto a la estatua de Jorge Manrique, donde los viejos tienen sus tertulias, a tocar las Coplas por la muerte de su padre, fue algo bellisimo, los viejos cuentan que se emocionó mientras cantaba, ¡que grande!, viva Paco por siempre



DEREK WALTER presentado por DAVID HUERTA: Poesía en traducción

--

Derek Walcott, ganador del Premio Nobel de literatura, da una plática sobre su obra acompañado por los poetas mexicanos David Huerta y José Luis Rivas. También lee fragmentos de OMEROS, su obra cumbre. Grabado en el Museo Nacional de Arte de la Ciudad de México el 20 de abril de 2008. Presentación por Enzia Verduchi, directora de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes. Traducción simultánea por Alberto Chimal.




1. DAVID HUERTA inicia presentación del Poeta caribeño Derek Walter



2 DAVID HUERTA continua con la presentación de DEREK WALTER






3 DAVID HUERTA finaliza la presentación de Derek Walter y continua Jose Luis Rivas




4 Comienza la intervención del Nobel Derek Walter




5 Prosigue la lectura bilingue de los poemas de Derek Walter

DAVID HUERTA: México es un continente poético

David Huerta nació en México en 1949. Poeta, traductor, y ensayista. Realizó estudios de Filosofía y Letras Inglesas y Españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: El jardín de la luz (Universidad Nacional Autónoma de México, 1972); Cuaderno de noviembre (Era, 1976), 2da. Ed. Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes (Lecturas Mexicanas, 1993); Huellas del civilizado (La Máquina de Escribir, 1977); Versión (Fondo de Cultura Económica, 1978); El espejo del cuerpo (Universidad Nacional Autónoma de México, 1980); Incurable (Era, 1987); e Historia (Ediciones Toledo, 1990), Premio de Poesía Carlos Pellicer, 1990. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores (1970-1971) y de la Fundación Guggenheim (1978-1979). Ha sido Secretario de Redacción de la Gaceta del Fondo de Cultura Económica y Coordinador de talleres literarios en la Casa del Lago, de la Universidad Nacional Autónoma de México.



La noche del cuerpo


(para Los cuadernos de la mierda, de Francisco Toledo)

--


En la noche del cuerpo se preparan
los alimentos de Dios,
la cena carmesí de los esclavos, el místico bocado
de los turbios amantes-
sudor, lágrimas, mierda-
el humus lento, el óvalo marchito,
el resto náufrago del visionario,
el regalo sedenteque se posa en la tierra-
un vapor de Demonios
rodea los Testimonios.

En la noche del cuerpo
se preparan de nuevo
para sus explosiones
diurnas, para el momento
en que habrán de salir
entre el humo feroz de su estallido.

David Huerta

EDUARDO MILAN: crear desde lo no existente para un no lugar necesario

----

-pierdo el camino de regreso
de piedra, regreso de piedra, la cerca
sombreada de los álamos
calmos, alma quieta
la dura cerca de piedra, piedra que ríe
soporta el casi sin peso de la hiedra
que no ríe, la enredadera trabaja seria
---
Gil camina, para, mira la hoja: “A esa hoja…”

----

Este poema inédito de Eduardo Milán, junto a otros 5 más, han sido publicados en la revista 7de7.net que dirige el poeta Marcos Canteli y que posiblemente recoja lo más significativo del panorama actual en internet.

EDUARDO GALEANO: un cronista de la historia desbloquea el espesor del presente

Breve historia de la civilización

---
Y nos cansamos de andar vagando por los bosques y las orillas de los ríos. Y nos fuimos quedando. Inventando las aldeas y la vida en comunidad, convertimos el hueso en aguja y la púa en arpón, las herramientas nos prolongaron la mano y el mango multiplicó la fuerza del hacha, de la azada y del cuchillo. Cultivamos el arroz, la cebada, el trigo y el maíz, y encerramos en corrales las ovejas y las cabras, y aprendimos a guardar granos en los almacenes, para no morir de hambre en los malos tiempos. Y en los campos labrados fuimos devotos de las diosas de la fecundidad, mujeres de vastas caderas y tetas generosas, pero con el paso del tiempo fueron desplazadas por los dioses machos de la guerra. Y cantamos himnos de alabanza a la gloria de los reyes, los jefes guerreros y los altos sacerdotes. Y descubrimos las palabras tuyo y mío y la tierra tuvo dueño y la mujer fue propiedad del hombre y el padre propietario de los hijos. Muy atrás habían quedado los tiempos en que andábamos a la deriva, sin casa ni destino. Los resultados de la civilización eran sorprendentes: nuestra vida era más segura pero menos libre, y trabajábamos más horas.

---
Eduardo Galeano
(Espejos)

lunes, 21 de julio de 2008

ANIBAL NUÑEZ: Perfeccione lo inútil a lo inútil

Gracias, Javier Gil Martin, por regalarme este libro, "Cuarzo" auténtico tesoro. Parécese hallado en una librería de lance tras una búsqueda de apasionada y serena corazonada. Acertaste plenamente, canalla. Y gracias, Antonio Méndez Rubio , por ese ejercicio de paciencia, por esa humilde y laboriosa enseñanza involuntaria, con su carga de inútilidad, de la que soy deudor contigo.

---



.


MECANICA DE VUELO


.


¿Perfeccionar lo inútil entretanto

el paisaje y el ave nada hacen

para tener un sitio en el edén? Pudiera

ser. La belleza no pide tributo.

¿Entonces? Dar ejemplo tampoco: la coherencia

no era flor: pero ¿dónde? Acompañado

por otras soledades, obedezca

el ave que no es, rece el paisaje

que no es paisaje (habla). Perfeccione

lo inútil a lo inútil. No haya edén.


Anibal Núñez


CUARZO
(1974-1979)
Entregas de la Ventura, 1981

sábado, 19 de julio de 2008

Samuel Jaramillo: la poesía colombiana en la perspectiva de la muerte

"Ella se nutre de nuestro tiempo..."
Samuel Jaramillo, poeta colombiano, nacido en 1950, nos presenta un poema que recitó en el Festival de Medellín, que evidencia en lo cotidiano la presencia de la muerte y su inseparable ligazón a la palabra del poeta.





"Nosotros nombramos la muerte dos veces" dice Jaramillo, al que leído y visto, respeto y admiro. Es cierto, si, que la Poesía pasa hoy por Latinoamérica. Por acá, mayormente, solo sabemos escribir poemas.

Jigoro kano: La sencillez es la clave de todo arte elevado, de la vida y del judo

En 26 segundos que dura este video se ven las principales técnicas de proyección del Judo. Sobre revisualizar este video cortito de 26 ' os dejo una de las máximas de Kano:

"La sutileza en la técnica y la delicadez en la estética, son útiles para la eficacia del arte, pero escapan a toda descripción"


26 Basic Judo Throws in 26 Seconds
26 Basic Judo Throws in 26 Seconds


-----

Dos principios rigen el Judo, estilo de vida bajo la perspectiva de un camino hacia la muerte que en tiempos de Jigoro Kano era con mucho facilmente encontrada en la guerra, en la enfermedad o en la pobreza. Dos principios que rompían con la mentalidad feudal-militar de ju-jitsu y del bushido (arte de la guerra) y que han convertido al Judo en un deporte recomendado por la Unesco como mejor práctica deportiva para la infancia. Dos principios:

Seiryoku Zenyo = Máxima eficacia con el mínimo esfuerzo, control de la fuerza por la técnica.

Jita Kyoei = Amistad y bienestar mutuo. Solo mediante el progreso y ayuda mutua un colectivo puede avanzar y lograrse un lugar para la justicia y el equilibrio.

Con estos principios, las 14 máximas de Jigoro Kano son un auténtico reto para la vida. A modo de ejemplo, tres de ellas:


"El adversario es un compañero necesario para el progreso; la vida de la humanidad está fundada sobre esa base"

"Pasea por un único camino. No te vuelvas engreído por la victoria, o roto por la derrota. No te olvides de ser precavido cuando todo esté en calma, y no tengas miedo cuando el peligro aceche."

"El Judo debe existir para beneficio del hombre, y no el hombre para el Judo."

Llevado al terreno de la poesía, hay dos máximas del Judo que me interpelan:

"La salud de la vida, depende del juego armonioso de nuestros instintos."

"La forma de entrenarse depende de una acción consciente, pero la meta del entrenamiento es alcanzar la maestría de la técnica lo que es inconsciente."

----

Para ver más sobre Jigoro Kano y su estilo de vida, traicionado por las actuales federaciones deportivas, olvidado por gran números de maestros y escuelas, leer aquí, aquí y aquí

----






Ju No Kata es un ejercicio de gran perfeccionamiento en el control y desarrollo de la técnica del Judo, sólo reservado a quienes tienen su espíritu despierto y en armonía, para los que mueven su cuerpo sin que sea guiado por el pensamiento.

martes, 15 de julio de 2008

AFRICA URGE: Julio Obeso y el boomerang de las palabras sensatas

.
.

Africa urge. La poesía que no urge, ¿qué?. La vida urge. La muerte que no urge, ¿qué?.
Perdón por la traslación en humor blanco sobre la Africa negra en la lengua de Shakespeare y Lennon. Aunque creo que se entiende perfectamente. No es bagatela, es la tela que baga de huesos desmembrados a cuerpos sobrealimentados sin solución de continuidad, sin dolor.

Os acompaño una prosa canalla de Julio Obeso y un poema que surge de una noticia, o mejor dicho una crónica real de lo que nos aparece cada dos por tres en las costas (muro por muro) de nuestra cotidianeidad. Todo arrancó en el blog de Ana Mª Espinosa. Fue un cruce de hachas, "la bagatela de las palabras a los pies / yaces y juegas con las hachas- / y al fin refulges como ellas." que nos recuerda Celan.

Víktor Gómez




Nueve bebés entre los 15 fallecidos de la última patera interceptada en Almería
Los testimonios de los propios supervivientes desvelaban que 14 cadáveres habían sido arrojados al mar· lLeer más, aquí


----

----

---
---

Por amor esto jamás hubiera sucedido. Por el tan elemental amor. Hay paises, mujeres, hombres y niños que nunca se alteran por las crísis económicas, por la subida o bajada de los índices, el precio del crudo. Su miseria es un estado de coma irreversible, una plana pobreza inalterable. Nosotros estamos jodidos, muy jodidos porque las penosas circunstancias (transitorias, rezamos para que sean transitorias) nos obligan a cambiar la marca de las bebidas, acortar las vacaciones, posponer el último modelo de coche -que ya nos harta el viejo-, limitar el consumo del agua que ésa es otra, mira que no poder darte un baño, tener que tirar de ducha por culpa de no sé qué historias del calentamiento global y su puta madre, cuando uno llega reventado de trabajar.
JULIO OBESO (Gijón)










Extractado del blog de Ana Mª Espinosa


lunes, 14 de julio de 2008

JUAN CARLOS MESTRE: Por la tradición de la otra poesía en riesgo y memoria futurible

--------
--------

El nuevo poemario de Juan Carlos Mestre, La casa roja (Calambur, 2008) es una muestra viva e insurrecta de la otra poesía que se escribe, recita, resiste, deviene, sumerge y reune en memoria de lo futuro y en olvido de lo sobreabundado para desde ese no lugar que habita la palabra del poeta rebautizar el mundo y transgredir lo presentido en un afán libérrimo y erudito de caminar a la intemperie, sin el suplicio de obediencia al amo, sin la seguridad del techo canónico, en un nomadeo que concilia lejanías y destiempos, lo mítico y lo real, el sueño y la sutileza, lo improbable y lo pertinaz, con osada eclosión de metáforas visionarias e irracional lentitud. Diálogos con los vivos y muertos poetas coetáneos de la otra poesía en riesgo y memoria futurible exámen e irónico asalto a los fortines de la cultura, la moral(ina) y el poder que extiende tentáculos por todas las márgenes y centros de la vida contemporanea.

Un poemario que puede ser heredero de los legisladores (Shelley) así como de los cronistas (Milán) de la historia. En complicidad con Cirlot, Olvido, Talens, Nuñez, Varela, Paz, Gamoneda y otros que son la tradición que no traicionó, la sumergida y caudalosa mar, el primer olvido que se canta y cuenta en la música de los bienaventurados que condensan "lutos negros, porque de ellos será la última soga del relámpago, el primer peldaño en la escalera del descendimiento".


Víktor Gómez
.


Página de Juan Carlos Mestre: http://www.juancarlosmestre.com/

--


La casa roja

A Alexandra Domínguez


Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja. Una casa donde los cardenales negros sacrifican papagayos a la voz del diluvio. El diluvio tiene las barbas blancas como el sauce de la jurisprudencia un domingo de bodas. Los predicadores aman la tempestad y golpean con sus Biblias de nácar la erección de los guardiamarinas. Las familias beben alcohol, se santiguan, recolectan insectos. El niño de la lámina se masturba plácidamente con la transparencia. La rosa de Jericó huele a vainilla. Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja. Una casa cuya ilusión está llena de peces, el pez de San Pedro, la conciencia del delfín encerrada en el aro de la bahía desierta. Lorenzo de Médicis tenía una casa roja, las maniquís de Bizancio tenían una casa roja. Mi corazón es una casa roja con escamas de vidrio, mi corazón es la caseta de los bañistas cuya eternidad es breve como columna de lágrimas.







El minotauro hace rodar sus ojos por el acantilado de las estrellas, la herida del anochecer hace su nido en la arena. Yo hablo con alas, yo hablo con humo de lo ardido y lava de diamante. La geometría bebe veneno, en el canto de los pájaros suena la armonía del baile de los muertos. En la casa roja hay una mesa blanca, en la mesa blanca hay una caja de plata con la nada del sábado. La intemperie gime contra los muros, la tristeza gime contra los mármoles. El profeta tuvo una casa de papiro a la orilla del lago, la muchacha del ghetto vivió en la casa de las preguntas. Mi mano izquierda luce un anillo de agua, en el camafeo de la supersticiosa brilla el mercurio de la temperatura. Lo que canto es lumbre, caballos lo que canto contra la aritmética y los números. Alguien anda diciendo que en las afueras de la ciudad hay una casa roja, una casa bajo el índice del cielo y el negro nenúfar de la amante devota. El muchacho con ojos de ebonita ama la enfermedad y el rubí de los reyes.






Las mujeres hermosas sueñan con acuarelas, sueñan con garzas y volúmenes y súbitos prodigios sobre las alfombras de lana. Yo vivo extraviado entre dos rosas de sangre, la que tiñe la calamidad de impaciente belleza, la que tiñe la aurora con su astro eucarístico. Mi voluntad tiene la cólera del orfebre, mi capricho tiene el óxido de una frente de hierro. Nadie cruza los bosques malignos, nadie sobre la yerba de la muerte escucha el desconsolado discurso de las ceremonias asiduas. Yo veo el arco iris, yo veo la patria de los músicos y el olivo de los evangelios. Mi casa es una casa roja bajo la fibra de un rayo, mi casa es la visión y la beldad de una isla. Aquí cabe la gala del mandarín y la escrupulosa usura de las edades antiguas. Esta casa mira al norte hacia las lagunas de helechos, esta casa mira al sudeste azotada por el aliento de los que piden limosna.


Juan Carlos Mestre


.

.





La Casa Roja, nuevo libro de Juan Carlos Mestre, inaugura una zona alucinada de apariciones y tensiones que simulan un resumidero formidable. La poesía, «caída ya en desgracia», abre sus puertas para que fantasmas y voces regresen vivos desde la catástrofe civil al lugar del que habían sido expulsados y comparezcan ante el asedio devastador de la ironía de una conciencia radicalmente despersonalizada. La Casa Roja hospeda los múltiples y mutables sujetos de la poesía contemporánea, sus discursos y hablantes que se enuncian, contradicen y superponen por medio de sucesivas máscaras productoras de la otredad. En estos poemas, la percepción funámbula y su representación delirante oscilan entre las más desgarradas encarnaciones de lo profético y la discontinuidad de la prosa del mundo; entre el resplandor del mito y la narrativa errática de los sucesos imaginarios tras el cruel asombro de la experiencia. Figura y fondo, imagen y contorno, movimiento y fijeza, origen y destino, fragmentan y desterritorializan la imagen del poeta, al que otorgan existencia por medio de reflejos, negaciones y ausencias. La escritura actualiza aquí los intentos de desmitificación de la vanguardia, poniendo en jaque la nomenclatura de las formas poéticas al uso y haciendo estallar las imágenes prototípicas establecidas por la tradición de lo lírico y el espejismo de la autoría, pedestal de toda autoridad estética. La Casa Roja, sin abandonar la raíz permanente de la mitología personal de Mestre, interroga a los más reveladores derroteros del pensamiento poético contemporáneo, en un diálogo crítico y ético apasionante.

Javier Bello










ELLAS



Todas íbamos a ser reinas...




Gabriela Mistral







Posiblemente se acaben de levantar y oigan a lo lejos un olor a pájaros dormidos. Posiblemente todo lo que era el mundo, hierba y galaxia, aún es sueño. Saben planchar, posiblemente dan de comer a hijos que no son suyos. Vuelven insignificantes a la vida, regresan al suburbio donde pensaron algún día no estar solas, ser As de Corazones, entre las manos de crupier del sábado. Quitan el polvo a libros que jamás leerán, cambian las sábanas del catre donde se amaron otros. Nadie sabe qué dios de las pequeñas cosas aún les hace sonreir en las fotografías. Caminan hacia el metro, beatrices de Dante, julietas, lisas marías di noldo gherardini. Sobreviven sin culpa, ávidas, fervientes, despreciadas. Posiblemente odian, posiblemente sueñan.




Juan Carlos Mestre

EDUARDO GALEANO: Espejos




"Espejos" muestra una historia casi universal
del mundo, al modo singular de Eduardo Galeano,
fijándose con puntillosa y crítica mirada
en los desaparecidos, en los ninguneados
y en los intencionadamente acallados con una
fina y afilada inteligencia que como una espada
corta por sus dos filos: humor y amor.

Humor que rebélase contra la ignominia y olvido;
Amor que se levanta airado contra la mentira y el dolor.

Se reflejan en espejos innúmeros los accidentes
y los desastres, las pérdidas, las derrotas y los miedos,
también las infamias y contra ellas la resistencia
de muchos olvidados de los historiadores, recordados
por los poetas, recordados por los invisibles, recordados
por los veraces y desacreditados narradores de la historia,
entre los que Galeano ocupa un lugar inexpugnable (o casi).

Víktor Gómez





Todos eramos negros, Adan y Eva, Caín y Abel...





Yo siento que la maestría en el arte de narrar
nació del miedo de morir
y después celebró para siempre
la alegría de vivir
y que el arte de narrar tuvo mandamientos
dictados por Sherezade
y que el primero de esos mandamientos dice
PROHIBIDO ABURRIR.

Eduardo Galeano