viernes, 18 de febrero de 2011

Cantos de Maldoror l, llegando desde La Aurora del horror

-
-
-
-
-
-
-
¿Estás seguro de la noche?
¿de tú a tú, quién al cerrar
los ojos, te habla, te espera?
-

Víktor Gómez
-
-
-
--

-
-






- - -
"… la grata presencia de esos engendros huraños, que se convertirán más tarde en magníficos piojos, con las galas de una notable belleza, monstruos con aires de sabios."
- -
Conde de Lautréamont

WALLACE STEVENS: DOS POEMAS TARDIOS (precedidos de dos adagios)

-
-
-


- los dos adagios -
-
-
-
"Fuera de esta misma luz,

fuera de la mente central,
nosotros hacemos una morada en el aire del anochecer,
en el que estar ahí juntos es suficiente."
-
-
-
-
-

-
-
"La poesía es un faisán que desaparece entre la maleza"


W. Stevens


-
-
-

-
-
-
-
Montaña en julio
-
-
Nosotros vivimos en una constelación
de trozos y de tonos,
no en un único mundo,
en cosas bien dichas en música,
al piano o el habla,
igual que en una página de poesía...
Pensadores sin pensamientos finales
en un cosmos siempre incipiente,
tal como, cuando escalamos un monte,
Vermont de pronto queda junto.
-
-
-
-
-
-
July Mountain
-
-
We live in a constellation
Of patches and of pitches,
Not in a single world,
In things said well in music,
On the piano, and in speech,
As in a page of poetry-
Thinkers without final thoughts
In an always incipient cosmos,
The way, when we climb a mountain,
Vermont throws itself together.
-
-
-
-








-
.
-
-
Of mere being
-
-
The palm at the end of the mind,
Beyond the last thought, rises
In the bronze decor,
-
A gold-feathered bird
Sings in the palm, without human meaning,
Without human feeling, a foreing song.
-
You know then that it is not the reason
That makes us happy or unhappy.
The bird sings. Its feathers shine.
-
The palm stands on the edge of space.
The wind moves slowly in the branches.
The bird's fire-fangled feather dangle down.
-
-
-
-
-
-
-
-
-
Del mero ser
-
-
La palmera al final de la mente,
pasado el último pensamiento, se eleva
en la decoración de bronce,
-
un pájaro de dorado plumaje
en la palmera canta, sin significado humano,
sin sentimiento humano, un extranjero son.
-
Sabes entonces que él no es la razón
que nos hace felices o infelices.
Canta el pájaro. Sus plumas brillan.
-
La palmera se alza al borde del espacio.
El viento pasa lento por las ramas.
El plumaje del pájaro, forjado a fuego, queda colgando.
-
.
-
-

-
Poemas extractados del libro editado por Lumen en enero 2010, cuyas versiones en castellano corren a cargo de Daniel Aguirre.
-
Más sobre Wallace Stevens en el blog de Sopa de poetes,
acá.
-
-
acullá

y en la web:
-
aquí

-
-
acullí
-
-
y también

ahí
.
.
-
-
.
.
.
.
.

-
-