viernes, 19 de septiembre de 2008

LAURA GIORDANI: Primera vez, un poema del libro Materia oscura

--------

50.000 visitas, ahí los replicantes, los noveles, éstos/as y aquellos/as, los desconocidos, los amigos/as, han ido sumando lecturas y sosteniendo este blog abierto a la palabra y la vida, a la poesía y la realidad. Quería celebrarlo, premiandonos. Y éste es el bien a compartir, la palabra viva y necesaria, la historiadora, la amante, la insurrecta, la no vencida:

la palabra poética:

No bastará con la poesía; habrá que tener además los huesos livianos de los pájaros. Laura Giordani
----

Y qué mejor que un poema inédito y germinal, de la mano de una voz emergente, valiente que lo subversivo trasciende por lo subyugante. Y es buena muestra de ese itinerario humano de acercarnos, de aproximar orillas...
-------


En la hospitalidad de Arturo Borra y Laura Giordani, invierno del 2007

------
------



Laura Giordani viene desarrollando una de las poéticas más interesantes del presente panorama Peninsular. La poeta argentina une una sensibilidad pizarnikiana a un potente autocontrol en la producción y revisión de los textos, así como un registro lírico que nos atrapa por la emoción, con una solvencia en su ritmo e intensidad textual y una en sus imágenes (Phanopeia) que unen los contrarios, belleza y crueldad, compasión y destrucción, abandono y fraternidad que denotan su dominio de lo formal para aunar la claridad de un intelecto (logopeia) casado con la fragilidad y los desposeidos al ya mencionado e intuitivo saber poético. Algo intrínseco a su vida y en coherencia con sus actividades de animación cultural entre colectivos sociales y comunidades de base.




Sus poemas quieren ser con los niños, con las víctimas de abusos y con los abandonados, un respetuoso testigo, un amoroso acompañante, un implacable denunciador de los excesos del Amo y sus huestes, de las estructuras impasibles, de los cobardes silenciadores.




En Baile del Sol aparecerá en el 2010 el poemario MATERIA OSCURA, que estoy convencido va a ser un texto provechoso a nuestra hecatombe de lectores y gentes sensibles a la Poesía, la realidad, lo mejorable, lo inaceptable. Porque lo escribe un temblor veraz, desde la belleza y justicia que reclamaba Gamoneda para una poesía creativa y asumible.




Víktor Gómez






En una lectura reciente, Laura Giordani, junto a Miguel Morata (Libreria Primado)










-----

Primera vez


Sus noventa y siete kilos y toda

su lujuria cayeron sobre tu pubis

de nieve aún blanda.


Si hay dios, que esta noche

caiga de rodillas y llore

todo lo creado.

----


Materia oscura, 2007
será publicado por
Baile del Sol en el 2010
-----




14 comentarios:

Nuria dijo...

Qué bien poneros cara a los tres. Laura vale un potosí. Maravillosa e intensísima esa primera vez. Enhorabuena Laura, estaré al tanto de tu materia más oscura

Viktor Gómez dijo...

Nuria:

Si, bárbara, salvaje, inclasificable "primera vez".

En muchas ocasiones y siempre ocurre. En los recitales Laura atrapa y convence, revuelve y disloca. Su poesía, su dicción, el tono y la claridad, lo contundente y lo triste, lo bello y la esperanza, tanto se aviene que en las intervenciones de Laura queda el auditorio suspenso. No exagero, has de verlo. En el Café de las horas recitamos 8 personas y varias personas me comentaron que ese poema, ese poema les había conmocionado, se salía.

Bueno, ganas de escucharte a tí, Nuria y de que podamos ponernos cara todos y abrazo

Cuidate buena,

Víktor

Laura Giordani dijo...

Vaya Víktor: qué puedo decir...solo gracias por esas arterias anchas y generosas que conocemos bien, acompañando esta travesía de la palabra y la vida. Solo eso: compañero, poeta, amigo.
Un abrazo fuerte.
Laura.
La imagen que has elegido para el poema es acertadísima, me gusta mucho.

Viktor Gómez dijo...

Laura:

Sabemos que es un poema que va ya de boca en oreja, de ser de la sed al ser del dar. Entre poetas y auditores que en los recitales han podido escuchártelo recitar.

Fuíste contundente al leerlo en el Café de las Horas. De un tajo partiste el tiempo. Hubo un antes y un después de ese poema.

Lograr que la poesía de cuentas de la vida, de la vida sin edulcorar, de toda la vida, la alegre y la sombría, eso es lo que hoy nos pide este presente de gran orfandad. Con otras, tu palabra dada.


Un beset

Víktor

Sintagma in Blue dijo...

Una fuerza tremenda. Celebramos su publicación.

Arturo Borra dijo...

Por mi parte, suscribo todo lo dicho, aunque con algún matiz. Ya sabés Víktor que si no publicabas vos este poema, lo hubiese hecho yo, por la contundencia expresiva y la calidad descriptiva que muestran estos versos.
Prueba de lo que la condensación posibilita. No son necesarios los chorros de tinta para conmover. Prueba también de la elipsis: no es necesario procurar decirlo todo. Dos o tres trazas bien efectuadas y aflora el dibujo de un martillo que nos parte el cráneo.
De todas maneras, creo que el valor de este poema no pasa por su devenir mayoritario, sino al contrario, por su capacidad de devenir-minoría, devenir-mujer, como hubiesen dicho Deleuze y Guattari. Porque lo que aquí está en juego es la posibilidad de desplazarnos a una experiencia traumática para interrogar todas las evidencias "mayoritarias" (de la religiosidad en este caso). Si hay trauma, Dios deberá al menos ser reinterrogado. Porque lo que aquí opera es un contraste entre la infamia y la altura. Lo genial de este poema es ponerlos en conexión.
Me recuerda algo que decía Asturias: "¿Por qué Dios es tan malo que no se apaga el cielo?".
Una protesta, entonces, ante un dolor evitable que interroga todas las respuestas metafísicas habituales.
En fin, gracias por darle a este poema tan bello como desgarrado un espacio aquí.
Un abrazo enorme,
Arturo

Julio Obeso González dijo...

Desde luego el poema es: Contundente y necesario, por lo que apunta Arturo, por cuanto de Laura comentas tú. ¡Qué ganas de abrazaros a todos juntos: Coñe!
Se os quiere Arturo, Laura (a Víktor como es algo más carnal no lo digo aquí)
Besos astures.
Julio

Laura Giordani dijo...

Nuria: me alegra que puedas ponernos rosro. No dejan de ser curiosos esos velos virtuales, estas nuevas formas de máscara social, sumadas a las que hemos llevado como humanidad, desde siempre. Gracias por tu aliento y tu compañía.
Un abrazo,
Laura-

Laura Giordani dijo...

Sintagma in blue: Gracias!
Un cálido saludo.
Laura.

Viktor Gómez dijo...

ARTURO:

Dios, ¿dónde estaba, por qué callaba, durante los genocidios, las catástrofes, la mjuerte de inocentes...?

- Quizá en la perplejidad de su Potencia,
quizá en el pasmo de su justicia,
quizá en la irracionalidad de su Amor. -

... / ...

Se comprende dentro del existencialismo crítico un desplazamiento de los sentimientos de culpa y responsabilidad, se entienden en el ejercicio lírico, tal y como Deleuze definiría en Repetición y diferencia.

El poema de Laura, a mi alcance de lector, trabaja en la repetición deleuziana, invita a memorizar el artefacto, el texto, sin corregir ni una coma. Se repite porque es lo singular llevado a universal, o como bien nos recuerdas uin devenir-minoria. No admite la diferencia este poema, no admite la sustitución. Es integramente él.

Si que la elipsis es aquí piedra angular. Y la lectura más que nunca un agenciamiento que multiplica la veracidad del texto en sus repeticiones (de boca a oreja, de oreja en boca)

Aún más, el poema llevado a su umbral, dónde ya sangra en hilos de desvivir, lega su saber lírico, su intelegencia poética, intuitiva, vital, somática. Y ahí toda aproximación fuera de su propio devenir canto es posiblemente un alejamiento.

Querido Arturo, otra vez más me animas e instruyes, empujas los cajones del desastre y su pesadez sofística para abrir con un interrogante la sala del pensar, del participar entre la mente, el corazón, la sombra, de todos nuestros recursos intelectivos.

Gracias por matizar. Ahí ganamos todos, deliberativamente.

Un abrazote

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Julius:

Razón tienes. Por el pulso de cirujano con el que Arturo disecciona el pensar y la escritura, por el oscuro canto que decanta un río nocturno de pájaros en la emanación lírica de Laura. Temblor e ira.

... /...

Y de vernos, claro que sí. A ver si antes de acabar el año fuera posible en Madrid.

Un abrazote

Víktor

Laura Giordani dijo...

Gracias, Julio y a ver si te animas a hacer un viajecito por aquí así ese abrazo puede encarnar pronto.

de corazón,

Laura.

Arturo Borra dijo...

Querido Julio: también aquí hemos aprendido a quererte a través de Víktor, de sus relatos, de su afecto profundo. Los amigos de nuestros amigos son también nuestros amigos. Allí estás vos, así que sólo resta reencontrarnos en las vueltas de la vida, que son muchas y seguir compartiendo y reinventando la experiencia de la amistad.
Gracias por tu afecto tío.
Un abrazo,
Arturo

Víktor: a veces me da miedo "matizar", pero lucho porque no se convierta en costumbre. Me encanta decir "sí", incondicialmente, pero ya sabés que eso en el campo del pensar es casi una imposibilidad. Luego, desde la profunda amistad que nos une, intento sumarme a estos diálogos sin término que nos comprometen como poetas y, sobre todo, que nos ayudan a seguir apostando por este devenir compartido del poetizar.
Gracias a vos por tus matices entonces.
Otro abrazote,
Arturo

Viktor Gómez dijo...

Queda claro, Arturo. Y en cualquier caso es frecuente que tus matizaciones me ayudan entre mis impreciciones y la voluntad de ajustar ideas y palabras.

Nos vemos pronto, compa.

(Y matiza, matiza, dialoga, que eso es sal para nuestras lecturas y complicidades.)


Víktor