miércoles, 30 de mayo de 2007

JORGE RIECHMANN: 27 MANERAS DE RESPONDER A UN GOLPE


25


De repente el olor de las mimosas
como una antorcha que respira o como
una ola inmemorial que besa
la desnudez expectante de la playa.

No es más que la puerta
que se abre, pero pone en movimiento
un aire donde cuaja
toda la dulzura de este precario otoño.

BAUDELAIRE: "Mi corazón al desnudo"


XVI. Cohetes

He encontrado la definición de Bello, de lo para mí Bello.

Es algo ardiente y triste, una cosa un poco vaga, que abre paso a la conjetura. Voy, si se quiere, a aplicar mis ideas a un objeto sensible, por ejemplo, el objeto más interesante en la sociedad: a un rostro de mujer. Una cabeza seductora y bella, una cabeza de mujer, digo, es una cabeza que hace soñar a la vez -pero de una manera confusa- en voluptuosidades y tristeza; que arrastra una idea de melancolía, de lasitud, hasta de saciedad -esto es, una idea contraria, o sea un ardor, un deseo de vivir, asociado a un reflejo amargo como procedente de privación o desesperanza. El misterio, el pesar son también características de lo Bello.

Una hermosa cabeza de hombre no necesita arrastrar, a los ojos de otro hombre, claro es -pero quizá sí a los de una mujer-, esta idea de voluptuosidad, que en una cara femenina es una provocación tanto más atrayente cuaanto más melancólico es el rostro. Pero esta cabeza contendrá, además, algo triste y ardiente: deseos espirituales, ambiciones oscuramente rechazadas, la idea de una potencia gruñidora y sin empleo; algunas veces, la idea de una insensibilidad vengativa (porque no debemos olvidar el tipo ideal de dandi al hablar de esto); algunas veces también, el misterio, siendo ésta una de las características de belleza más interesantes; y en fin (para tener el valor de declarar hasta qué punto me siento moderno en estética), la desgracia. Yo no pretendo que la Alegría no pueda asociarse con la belleza, pero digo que la Alegría es uno de sus adornos más vulgares, mientras que la Melancolía es, por decirlo así, su ilustre compañera, llegando hasta el extremo de no concebir (¿será mi cerebro un espejo abrumado?) un tipo de Belleza donde no haya Dolor. Apoyado sobre -otros diran obsesionado por- estas ideas, se piensa que me sería difícil no llegar a la conclusión de que el tipo más perfecto de Belleza viril es Satanás, a la manera de Milton.

Charles Baudelaire
Posted by Picasa


En Casa del editor y poeta Antonio Martinez i Ferrer



Releyendo a Gamoneda, Julio Obeso, poeta de Gijón ha escrito un breve poemario inédito, del que extracto un poema que me cautiva y releo para todos vosotros:



A MI SEÑAL

"Saldremos sin ensayos",

- asiente el viento
con cien ramas -

Alzan
el vuelo pájaros cerámicos,
altísimo móvil,
alerta,
en la puerta de la noche.
Posted by Picasa





DAÑOS es la abreviatura, la estría que certifica en la piel "d'años que nos marcan y desterritorializan". La pasión con que se vivieron o la ilusión no sin fatiga, de verdad que ahora no sabría calibrar. No se como medirlo. Hay momentos en los que recuento lo bueno y otros las pérdidas. Y no sin fuga de lo real en cualquier caso.

AMAR es la sucinta compresión de la frase "A más dar" porque se entiende que el amor no disminuye con los años, sino que crece y se hace más bosque, más tupido y vario paisaje. Contrariamente a lo que vivimos la mayoria de las personas, a más dar, el darse cada día más, no nos resta ni mengua, nos multiplica.

Con toda esta improvisada reflexión, dudo. Dudo si es amor lo que realmente sentimos y compartimos o será otra cosa, sin nombre, sin tanta belleza y justicia (creo que el amor es la capacidad de casar belleza y justicia en clave de generosidad y autonomía, en pro de la libertad del otro y mi capacidad de servirle). Relaciones convenientes, apoyos necesarios, afectos compartidos, que se...

El arte de amar es la manera de conciliar creatividad y esfuerzo, perseverancia y rebeldía con ese binomio justicia-belleza. Ahí intuyo que está la máxima tensión que nos proyectaría al mejor tú posible.

Como diría Olga Orozco, entre "los eclipses y fulgores" de la vida buscamos el equilibrio personal e intrapersonal con el arte de amar y el amor al arte que deben entenderse en como una sola verdad, como un solo e imposible camino de perfección, irrenunciable, inalcanzable, suficiente "leiv motiv" para cualquier conciencia humana, incluso en las más precarias y desfavorecidas de las situaciones.

Darse en tiempo y persona, multiplicarse en vez de reconcentrarse en uno y aspirar a ser cada vez mejor un arma cargada de futuro. Ese presente por venir, ese devenir en el otro y en lo imposible necesario.

Dudo si seré capaz de hacer con estas lineas improvisadas
una malla de latidos y gestos, de respirable cotidianeidad,
de resistencia a mis impulsos e instintos prehistóricos que
aún gobiernan nuestro cerebro con imantada fuerza mineral.

Dudo, pero allá voy/vamos.

V. G.
Posted by Picasa

FERNANDO PESSOA

Posted by Picasa

Posted by Picasa

Posted by Picasa

ALFONSINA STORNI

Posted by Picasa

ALEJANDRA PIZARNIK

Posted by Picasa