domingo, 3 de febrero de 2008

ANTONIO MENDEZ: COMO SABIA PLATON

---
--


--


Al estadista, de un signo o de otro, lo define la voluntad de hacer de cualquier cosa un instrumento, ya sea de emancipación o de opresión. El poeta, en cambio, está marcado por la necesidad de un lenguaje que salga del paradigma de lo instrumental. Al primero le puede el afán de inspeccionar, de supervisar, de hacer catastros, censos, de donde quizá le vanga etimológicamente su vocación de censor. Cierra filas, fronteras.
Alecciona, colecciona respuestas por si acaso. Al segundo le mueve la pasión por sembrar, se asombra, se da a inscribir signos debajo de la tierra, a subvertir un mundo catastrófico. Plantea aun sin querer preguntas, abre nuevos espacios que son espaciamientos de sentido. Donde y cuando aquel expulsa, a éste se le encuentra impulsando, lo que es obviamente, y cuando menos, distinto. No es raro que las relaciones entre ambos hayan sido espinosas tantas veces. Sería bueno que quienes se preocupan por dilucidar las conexiones entre lo poético y lo político, tarde o temprano, se plantearan cuál de los dos caminos anteponen. El vínculo entre poesía y anarquía no es aleatorio ni es perecedero.


A. Méndez Rubio


--


Foro de las Artes Valencia, 2003-2004 (recopilado por E. Falcón):



ANTONIO MENDEZ: Poética para no ver el fondo

---



--

“hay algo profundamente subversivo en no querer expresar nada. Y, de ahí, en arrancar a todo quisque de su sueño sensorial desestabilizando sus costumbres y sus esperas”.

Regis Debray

--


Quizá deberíamos no ya no sorprendernos demasiado sino, más constructivamente, empezar a pensar la urgencia de este nuevo vínculo entre la poesía y lo no visible. Lo no visible es aquello que no puede verse ni convertirse a la gramaticalidad de lo que Foucault llamaba “el orden del discurso”, y que está con ello resistiendo al poder persuasivo de la imagen y del concepto. No puede verse porque, como el viento o la arena, no se deja reducir a figura delimitable. Y no puede verse, a la vez, porque el sistema institucional (económico, cultural, político…) no lo permite, o al menos hace lo que está en su mano para desplazarlo o bien a los escaparates deslumbrantes de la cultura oficial más inofensiva, o bien a los sótanos inencontrables de la clandestinidad. En este sentido, lo no visible no es un fenómeno morbosamente paranormal ni frívolamente místico, sino aquello que, por principio, no puede ser traducido a los códigos de la propaganda ideológica o de la publicidad comercial.

--


"Poesía en tiempos sombríos, 2002" Antonio Mendez

--

--

Fragmento extractado de:


ANGEL GONZALEZ: "Nada grave", el último Poemario, el más negro decir de un poeta luminoso


--
NO HAY PRISA
---
Deja que pasen estos días,
deja que pasen estos años,
y entretanto
agradece el regalo de la luz
del cielo de diciembre,
tan discreta
que es casi sólo transparencia,
no ofende y es muy bella.
Deja que pasen estos años,
son pocos ya,
sé paciente y espera
con la seguridad de que con ellos
habrá pasado
definitivamente todo.

---
--
Angel Gónzalez
--

De los 27 poemas inéditos que se agruparán en un libro a publicarse en Visor para abril del 2008, intitulado "Nada grave" y que anticipa en prensa el periódico El País, edición impresa del 3 de febrero del 2008