sábado, 14 de febrero de 2009

ROMAN PORRAS: poesía savia y salvage


Oso hormiguero, 1990 Col. Fundación Nicolás García Uriburu

--
---

Hoy quiero la sed llena y las acículas;
la resina que duerme bajo el árbol.
Quiero semen de flores en el bosque
erguido en las pezuñas y las ubres.


Y sigo masticando en las turberas
pedazos de dentina con almizcle.
Con leña carbonífera y saliva
expío la memoria de los ciegos.


Luego, regresaré a mi casa muerta,
a regar con orines los derrubios
donde crezco con dientes sin encías.


Todavía soy lumbre en el estómago
y puedo persistir innumerable
repartido en los hijos de las moscas.


Román Porras,
poeta y biólogo:
Su Blog, aquí.

12 comentarios:

Stalker dijo...

Me gusta ese despojamiento de todas las instancias enunciativas, corporales, del yo, y ese empezar a crecer en otro lado, desde otra savia, hacia una interioridad deliciosamente externa, a la intemperie de uno mismo, sin encías.

La vida podría definirse como un ansia atávica de morder, aferrar, acotar el espacio de lo propio cercando, delimitando: defendiéndose. Crecer sin encías: una manera de asumir la inocencia, el candor de lo que no inflige daño.

román dijo...

Viktor... no esperaba encontrarme aquí esta mañana... Gracias por dedicarme un espacio en tu blog y por todo... Un abrazo salvaje.

roman

Jesús Ge dijo...

Desgarrador, oblícuo e incisivo.
Como siempre, sigue así, hermano Román. Eres una voz necesaria.
Saludos capicuas.

soperos dijo...

ostras, el amigo Román, como reparte estopa poética de la buena en sus versos.

ricos, ricos y con fundamento...

un abrazo!

mariano

Ana María Espinosa dijo...

Me gusta esa forma rompedora de escribir.

Viktor Gómez dijo...

Jesús:

gustó mucho en el Ateneo
ese poema. Y hasta gente
desconectada de la poesía
sintió un punzón en el pecho,

Roman es poeta, aunque el
se sienta un intruso. Pero
que es un poeta sino el siempre
exiliado, ser en la frontera,
el "no normal", un intruso
que se pregunta y nos desubica.

un abrazote,

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Mariano:

Este Roman tiene una voz personalísima desde el principio.
Se parece a Roman. Y es
con esa capacidad métrica al servicio de la subversión
creador de un extraño mundo
lingüístico gracias a un léxico combinado con sagacidad y sensible tino, en el que las palabras más peculiares del mundo de la ciencia vibran, respiran, sienten desde su articulación con el vocabulario votivo. Mezcla sumamente bien dosificada y aun así explosiva.

La humildad real de Roman
hace que sea difícil leer
más cosas suyas. Pero a mi
me parece honestamente que
tiene mucho recorrido e interés
su poética.

Un abrazote,

Víktor

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Si, a mi también.
Ojalá se suelte más.
Hay cera para muchas
noches de ronda.

Un beset

Víktor

Jesús Ge dijo...

Estoy de acuerdo, Víktor. Probablemente el poema más desgarrador y que conmocionó a la audiencia.
Tendremos que seguir "obligando" a Román a sacar sus poemas a la luz.
un beso.

Jenni dijo...

Una voz muy singular y rompedora, sí.
A mi también me encantaría oír a Román recitar sus poemas.

Un besoo Vík!!

Viktor Gómez dijo...

Claro, Jenni. Todo vendrá.

Anoche recitó JESUS GE con
la poca voz que le quedaba
y desde luego, el poema,
recitado crece, es cuerpo.

Un beset

Víktor

román dijo...

Glub.... y ahora... ¿Qué digo yo? Os agradezco a todos vuestros comentarios, son realmente reconfortantes.

Jenni, ten un poco de paciencia que todo llegará algún día.

Jesús y Viktor, ya hablaremos.... :) pese a la vergüenza que me hicisteis pasar, sabed que estoy profundamente agradecido por el gesto que tuvisteis.

Besos y abrazos y ...
roman