domingo, 15 de abril de 2007

BLANCA VARELA: "Conversación con Simone Weil".


"Tuve de pronto la certeza de que el cristianismo es por excelencia la religión de los exclavos, que los exclavos no podían dejar de seguirla... y yo entre ellos".
S. Weil "La virgen roja".








Conversación con Simone Weil



-los niños, el océano, la vida silvestre, Bach.




–el hombre es un extraño animal.


En la mayor parte del mundo


la mitad de los niños se van a la cama hambrientos.
¿Renuncia el ángel a sus plumas, al iris,


a la gravedad y la gracia?
¿Se acabo para nosotros la esperanza de ser mejores ahora?
La vida es de otros.


Ilusiones y yerros


La palabra fatigada.




Ya ni te atreves a comerte un durazno.
Para algo cerré la puerta,


di la espalday entré la rabia y el sueño olvide


muchas cosas.


La mitad de los niños se van a la cama hambrientos.


–los niños, el océano, la vida silvestre Bach.




–el hombre es un extraño animal.


Los sabios en quien depositamos nuestra confianzanos traicionan.


–los niños se van a la cama hambrientos


–los viejos se van a la muerte hambrientos.


El verbo no alimenta. Las cifras no sacian.


Me acuerdo ¿Me acuerdo?


Me acuerdo mal, reconozco a tientas. Me equivoco.


Viene una niña de lejos. Doy la espalda.


Me olvido de la razón y el tiempo.
Y todo debe ser mentira


porque no estoy en el sitio de mi alma.


No me quejo de la buena manera.




La poesía me harta.


Cierro la puerta


Orino tristemente sobre el mezquino fuego de la gracia.



–los niños se van a la cama hambrientos.




–los viejos se van a la muerte hambrientos.


El verbo no alimenta.Las cifras no sacian.


–el hombre es un extraño animal.

1 comentario:

RedMariel dijo...

Hola, hace poco hice una pequeña novela sobre Simone Weil, su vida simplemente me resultó interesante. Entre las cosas que encontré para poder sustentar mi trabajo encontré este poema de Varela, que para mí fue una linea precisa que me la describió, de la manera en que no muchos saben describir, con la poesía. Muy bueno e interesante pasear por tu blog. Saludos, Atte. Mariel