sábado, 2 de junio de 2007

Jonh Berger: Plasticidad del dolor, la batalla, los supervivientes

Para los menos privilegiados , el hogar no está representado por una casa, sino por una práctica o una serie de prácticas. Cada uno tiene las suyas. Por muy transitorias que puedan ser en si mismas, la repeteción de estas prácticas , elegidas y no impuestas, ofrece más permanencia, más cobijo que cualquier otro alojamiento.

Puesta de sol





--
--

El hogar ha dejado de ser una vivienda para ser el cuento no contado de una vida que está siendo vivida. En el sentido más crudo, el hogar es tan solo el nombre de uno, cuando para la mayoría de las personas no tienes nombre.


Atardecer en Valencia










El cielo es azul oscuro


los estorninos despliegan sus alas


abandonan los frontones


para escribir una carta


devuelta.


El sol poniente


empasta las muelas con oro.


Como un jirón de carne


estoy alojado en esta ciudad.



- -

Jonh Berger (extracto de "Poemas de la emigración")

2 comentarios:

Gotzone dijo...

Buscando a Berger, te he encontrado a ti. Preciosas las fotos.

Gotzo

Viktor Gómez dijo...

Gracias, espero que los poemas sean también de tu agrado.

Un cordial saludo noctivago

Viktor