sábado, 22 de septiembre de 2007

ANTONIO MENDEZ EN "Siete de Siete", revista virtual de escrituras y poéticas


-

-

-



F I N A L


1/

Existe un descubrir

el ansia, la nube que se oculta

en su revocación, la sombra

blanca de los helechos

con toda su indigencia,

con toda su fidelidad.

Y la noche para ver.

Tal es el porvenir

después del sufrimiento.


2/

Saqueo del liquen:

nos abandonas arrancando una raíz

de inocencia, de amor

en demasiada soledad.

Tu rendición lo es todo.

Azar que se cava una tregua.

Resuena en esta roca,

en su intemperie indócil,

al menos una vez.


3/

Oscurecida, primera piedra:

tú que faltas en el muro transparente,

capaz, no duradera, en el medio del frío,

señalando al aire: luce sin más, aguarda,

aventa el polvo extinto

de su poder.

Te acecho con la mano extendida.


Antonio Méndez Rubio


-

-

REVISTA SIETE DE SIETE es un espacio activo, una encrucijada, punto de reencuentro con una escritura arriesgada, rigurosa, creativa e inaplacable de voces al filo del abismo, a punto del salto. A la intemperie hallamos, por ejemplo, a Eduardo Milán, Hugo Múgica, Antonio Méndez.


Este es su enlace:




-

-

-

2 comentarios:

Sandra Garrido dijo...

Tres poemas, para releer, lo he hecho varias veces ya y cada lectura me invita a otra.
Gracias por acercarnos.
Un abrazo
Sandra

Viktor Gómez dijo...

Creeme, Sandra, si te digo que para mi la relectura de los poemas y ensayos de Antonio Méndez Rubio son una suerte de oxigenación en un subterraneo avanzar por dentro de la montaña del presente. Curiosamente la voz y la autenticidad de Méndez Rubio son implacables y generosas. No en una o dos lecturas sino en las subsiguientes es donde lo real se casi revela, se casi manifiesta.

Pocos poetas tan puros, no en el sentido juanramoniano sino en el becketiano, es decir, en la original y no pisada huella, en la desarropada y solitaria marcha, trocha fecunda, arriesgada y no demagógica ni doctrinaria palabra poética y solidaria.

Intenta conseguir el libro "Historia del daño". Hazlo, te prometo que me lo agradecerás.

Tu Viktor