viernes, 14 de septiembre de 2007

MROZEK: LA CAPACIDAD HUMORISTICA DE SER HISTORIADOR Y LITERATO

Biografia:

Empezó su carrera como periodista, pero al final de los Años 50 comenzó a escribir obras de teatro. La primera de ellas, Policja la escribió en 1958. Entre 1963 y 1996 debió vivir fuera de Polonia en Italia, Francia y México, hasta que en 1997 volvió a su patria. Su primera obra larga, y todavía la más célebre, Tango (1964), se sigue representando en toda Europa. La obra de Mrozek se puede clasificar dentro del teatro del absurdo, ya que para conseguir el efecto deseado se vale de la distorsión de la realidad, la parodia de situaciones políticas e históricas y el humor.
Además de dramaturgo, Mrozek también es autor de relatos breves, generalmente de tipo satírico y humorístico, reunidos en volúmenes como, El elefante, La Mosca o El árbol. En ellas parodia la vida cotidiana de los polacos, retratando muchas veces con ironía la supuesta diferencia entre los mundos comunista y capitalista, sin adherirse a ninguno de ambos bandos.


(Fuente:WIKIPEDIA)



---------- Sławomir Mrożek (Polonia)
--

El triángulo


- Separémonos—dije—. Ya está bien de esta historia.
Llevamos juntos mucho tiempo, hemos vivido juntos mu­chas aventuras, pero la cosa dura ya demasiado y esta­mos hartos unos de otros. ¿Para qué ocultarlo? Yo ya no os puedo ver.

- Perdona—observó el Zorro—. Pero soy yo quien no puede verte a ti. Ni a él tampoco—añadió indicando al Gallo.

- Y yo ni a él ni a ti—dijo el Gallo.

- Ya lo he dicho: estamos hartos unos de otros. Así que la primera afirmación no excluye la segunda, la segunda la tercera, ni la tercera la segunda y la pri­mera. Lo importante es que todos estamos hartos de nuestra compañía. Y por tanto sólo nos queda separar­nos.

- Bien—admitió el Zorro—. Pero ¿quién debe sepa­rarse de quién?

- Eso es—corroboró el Gallo—. Y además, ¿quién se marchará primero?

- Nadie se marchará primero. Nos marcharemos todos al mismo tiempo.

- Imposible—dijo el Zorro.


- ¿Por qué?

-Porque si todos nos marchamos al mismo tiempo, ¿quién quedará para constatar que no estamos aquí?

—Eso es. Alguien debe quedarse para constatarlo—salió en apoyo del Zorro el Gallo.

- Entonces me quedo yo.

- Ah, no—se opuso el Gallo—. ¿Tú te quedas aquí como si nada, mientras que yo tengo que marcharme? Ni hablar.

- Tampoco sería justo para mí—observó el Zorro.

- Entonces me marcho yo y os quedáis vosotros.

- El Gallo miró al Zorro y el Zorro al Gallo.

- ¿Para seguir viendo ese morro zorruno?

- ¿Para seguir viendo ese estúpido pico?

- Entonces quedémonos todos juntos.

- Sí, es la única solución—dijo el Gallo tras un mo­mento de silencio.

- Sí, es la única posibilidad—corroboró el Zorro des­pués de reflexionar un poco.

-Pero entonces, ¿quién se marchará a otro sitio? —pregunté.-No te preocupes; —dijo el Zorro—. Aunque aquí estaremos los tres juntos, nos consolará saber que no lo estamos en otro sitio.

2 comentarios:

Julio Obeso González dijo...

Esta combinación -humor y talento literario-, para mí, es uno de los más difíciles logros. Recuerdo un viaje en tren regresando de Barcelona a Gijón. Muchas horas de inactiva espera y dos libros entre mis manos: "Wilt" de Tom Sharpe y "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole. Mis compañeros de viaje pronto hicieron un "aclarado" a mi alrededor; mea culpa, motivos les di más que suficientes para pensar en una demencia. Hacía tiempo que no me reía públicamente de esa manera. El caso es que ellos llegaron mortalmente aburridos y yo tuve la sensación de haber viajado poco, y francamente entretenido.
El HUMOR en una de sus acepciones es: "Facultad de descubrir y expresar lo que es cómico o gracioso" Los "gags", los chistes fáciles,lo obvio; están en otra categoría, posiblemente en la "humorada" (dichos o hechos festivos). El HUMOR al igual que el drama, necesita ser creado con pasos marcados y evolutivos y recreado en un ambiente densamente contruído, polireferente, con frecuencia entre una ambigüedad general y una precisión personal rayana a la obcecación que, al colisionar en ese escenario minimalista, produce el efecto perseguido.Estos extremos pueden alterarse, siendo lo ambiguo lo personal y lo claro lo envolvente (Charlie River y su silla).
Como nos encanta definirnos constantemente, trasladamos ese estigma a cuanto queremos explicar. Fragmentamos un todo en partículas digeribles y etiquetables: Humor blanco, negro, del absurdo, inteligente... Cuando pienso en realidad que es mucho más sencillo definir el HUMOR como un elemento más de comunicación. La vieja consigna "académica" en la España de la posguerra: "La letra con sangre entra";tiene en el HUMOR una amable alternativa: "la letra que entra con la risa, se queda".
No conocía a este autor, Víctor. Una vez más divertidas gracias.
Julio.

Viktor Gómez dijo...

Quizá la clave de esta lectura recomendable sea que más que humor es un sarcástico amor a lo real que hiere el presente y la conciencia al ponerles lo oculto, lo sutil, al alcence de la mano.

Gracias por tu visita, tan enriquecedora, tan verbigraciosa y amable, Julius.

Tu Viktor