viernes, 26 de octubre de 2007

DEONTOTÓNICO: entre Arturo Borra y Viktor Gómez

-
-
Lo dificil hoy en día, lo extraño de ver y reconocer, de aceptar, incluso de no minusvalorar es la acción deontotónica. Que facilmente se confunde con acepciones negativas como "acciones infantiles" ó "demenciales" ó "poco prácticas". V.G.
-
-




Deontotónico:


Inclinado a hacer lo que se debe. A obrar según la deontología (*), a ser justo, a ser misericordioso. Son personas que socialmente son consideradas sospechosas. Así en este blog tengo una sección intitulada "sospechosos" y otra "amigos" y otra "Antonio Méndez dixit", que obeden a este principio.

V.G.

-
-


(*)Deontología (del griego δέον "debido" + λόγος "tratado"), término introducido por Bentham —Deontology or the Science of Morality, 1834— para referirse a la rama de la Ética cuyo objeto de estudio son los fundamentos del deber y las normas morales. Se la conoce también bajo el nombre de "Teoría del deber". Junto con la axiología es una de las dos ramas principales de la Ética normativa.

Puede hablarse también de una
deontología aplicada, en cuyo caso no se está ya ante una ética normativa sino descriptiva e incluso prescriptiva. Es el caso de la deontología profesional.
Su concepto básico es que obrar "de acuerdo a la ética" se corresponde con obrar de acuerdo a un código definido de antemano. Un apartamiento de una norma previamente definida, en general por escrito, constituye una actitud o un comportamiento no-ético.
Por el contrario, existe otra rama, denominada
Teleología, que define el obrar éticamente como aquella actitud o comportamiento que contempla el bien para la mayoría, determinando qué es correcto y qué no lo es en función del resultado a alcanzar.
Extraido de Wikipedia
*
Desconozco si nuestras labores poéticas
obedecen a la deontología,
o si somos deontotónicos,
pero en todo caso,
hay deberes gozosos y goces debidos.
Sumergirse en la bella inutilidad
de los diccionarios hundidos,
pero más todavía,
en el goce inútil de lo poético,
es también una apuesta ética,
que no se conforta con una celebración
de lo existente.
Va un abrazo,
Arturo Borra
poeta argentino residente en Alzira (Valencia)


2 comentarios:

Arturo Borra dijo...

Desconozco si nuestras labores poéticas obedecen a la deontología, o si somos deontotónicos, pero en todo caso, hay deberes gozosos y goces debidos. Sumergirse en la bella inutilidad de los diccionarios hundidos, pero más todavía, en el goce inútil de lo poético, es también una apuesta ética, que no se conforta con una celebración de lo existente.
Va un abrazo,
Arturo

Viktor Gómez dijo...

Esto no es un comentario. Es poesía, delineación de la niebla, complicidad de la luz y las formas, deliberativa amistad, genuina palabra dada, al mejor estilo Borra. Ea, como tejido que es de mi escritura, queda unido, como la piel abierta cuando cicatriza, sin solución de continuidad, queda unida cuando se cierra sobre si misma y son una sola piel.


Tu Viktor