martes, 2 de octubre de 2007

MANUEL VAZQUEZ: 18 años en prisión y en la libertad de sus versos inacallables

-
-
-






Manuel Vázquez Portal. Escritor cubano encarcelado por sus ideas. En estos momentos cumple una condena de 18 años por ejercer el periodismo no oficial en Cuba. Nació en Morón, provincia de Ciego de Ávila. Poeta y narrador. Ha publicado, entre otros, A mano abierta, Cantos iniciales y Del pecho como una gota. Los poemas escogidos para este número son parte del libro Celda número cero







Cuando impone el silencio su majestad sinfónica,


el cielo entra a mi celda.


Entonces no soy pobre ni estoy solo.


La música esencial de planetas lejanos


me enriquece y me puebla,


soy el mundo creciendo en una ergástula:


Crezco hasta los perdones,


me acerco más a Dios.


Voy prodigando alivio a todas las afrentas


e ignoro las traiciones.


Quien allanó mi casa con oculto furor de bayonetas,


quien difamó mi nombre


con falsos argumentos


y quienes me encarcelan


tendrán como castigo sólo la oscuridad de todos los olvidos.


No me son importantes los guardianes


-torvos, hoscos esclavos de afanes superiores-


ni las rejas detienen mi rauda ensoñación.


La libertad,


un pájaro inmortal que trina en la memoria,


se eleva y me traslada,


abrazo a mi mujer,


acaricio a mis hijos


y vuelvo a mi jergón de prisionero


donde duermo otra vez como los santos.


Han caído en la trampa de encerrar lo imposible.




Manuel Vazquez Portal


-


-









-



-






En qué nave partieron mis anhelos,



acaso en la tardía ingenuidad, en el bronco crujir



de la tormenta que descuajó mis credos.



Manuel Vazquez Portal



-



--









-
-
Vengo, patria, a traerte un colibrí



que descubrí



en mi oreja.



Brindarte marañones que salvé en el recuerdo,



plantarte aquel ciruelo que creció en mi orfandad.



Vengo, patria, a decirte que no existes



que la nieve te cubre los tejados,



que el desierto te borra la floresta



que no te lloro ya porque te olvido.



Vengo, patria, a inventarte, a no sufrirte más



porque me naces de un abrazo que doy,



de un amigo que parte,



de un hijo que me aguarda en el portal



de un buen verso de amor



que me proteja contra los desalientos.



Vengo, patria, a abrazarte



para fundarnos juntos.






Manuel Vázquez Portal

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Buscando algunos poemas, di con este blog...

Me parece fantástica tu idea de recopilar textos(es lo que voy captando, no sé).
Soy Pierina, uruguaya y si querés podés vistarme en www.mainumbys.blogspot.com


Un besote!!!

Antrologia dijo...

nos encanta que te encanten las actualizaciones del manual, y que duelan... porque hay heridas que solo cauterizan con fuego y poemas agridulces. en plena adolescencia, sentimos que cada actualización implica también actualizar nuestra propia vida

y no vamos solos :) gracias también por esas líneas improvisadas

un abrazo!

Viktor Gómez dijo...

Pierina:

Gracias por tu visita. Espero que de vez en cuando encuentres por aquí textos, autores y asuntos interesantes.

Un fuerte abrazo desde Valencia (España).

La poesía uruguaya es un don para nosotros. Desde Eduardo Milan hasta Haroldo de Campos.

Viktor Gómez dijo...

Compas de Antrología:

Habeis encendido una cerilla en esta noche sin paredes bajo un cielo sin
soles.

Gracias.

Vuestro Viktor

(perdón, estuve algo cursi)

Luis Oroz Rodriguez dijo...

Asombroso autor, Victor, impresionante poema el primero de esta lista, que nos muestra el dolor de esa paradoja.

POESÍA

La mente inutilmente retenida y esa distancia a la que un hombre sin sueños jamás prodría haber llegado.

Una pasada, gracias por descubrirme estas cosas.

Un abrazote, monstruo.

Luis Oroz.

Ana Maria Espinosa dijo...

Anoche dejé comentario a este poeta
y ahora compruebo que no se registró. Pero vine a decir:

Un poeta alto, altísimo, hondo,impresionante, como este
monumental primer poema que no
necesita escaleras para ascender.

Libre como su sombra, como las
más prolongadas sombras de los barrotes de las celdas humanas.

De nuevo, gracias.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Impresionantes poemas. Me encantó ese fundarnos del segundo. Y crecer en los perdones, ganar la libertad que deja el odio cuando se va. Impresionante todo.

Viktor Gómez dijo...

Luis, compa, gracias a tu relectura que abre y libera las palabras del poeta desde tu lírico y luminoso vuelo.

Un abrazo de tres instantes para tí:

El instante del verso cuajado

El instante de la amistad desprendida

El abrazo de la sed inagotable.

Tu Victor

Viktor Gómez dijo...

Ana Maria:

Desde la carcel, desde lo más terrible, un hombre que resiste, una mujer que no se rinde, nos dejan desde tiempos inmemoriales la huella de lo nuestro, el vuelo irrefrenable y la vergüenza del carcelero, el límpido ser y la extrañeza del verdugo, el asco y la nausea del espectador y la paz ganada con sangre por el futuro de los niños, en el presente de los otros. Que al final, estos poetas, los anónimos y los célebres, los oídos y los acallados, que luchan y aman, que escriben y resisten, suelen pagar con su vida el peaje de la nuestra por las autopistas de la utopía posible.

Un beset, buen día, Ana.

Viktor Gómez dijo...

Ana Pérez:

No hay más.
Se podría rebundar o disentir,
mostrar, encriptar
o desnudar.
Pero no,
no hay más.
Tu resumen no es resumen,
es lo suficiente.

Tu lectura, excéntrica, centra la mía.

Que la vida te de tiempo
y espacio para que nos dejes tus letras (re)ordenadas.