sábado, 10 de noviembre de 2007

ANTONIO MENDEZ RUBIO: PARA NO VER EL FONDO

--
Libro primero:
zoom
---
13.
..
otro cristal se empaña
--
advierte en nada ya
más de lo que es vergüenza

--
--
--
--

Libro quinto:
más

14.

De pronto en esa espera
ver. Pedir nos hace hablar
de otra celebración.
Saltar de esquina a esquina.
Más aún: ser
del abrir.

Antonio Méndez Rubio, 2007
(publicado por ediciones Idea, colección Atlántida)
--
--
El último libro de Antonio Méndez tiene ese pequeño brillo que guarda el mineral que sólo se entrevee en la penumbra, y que sólo se oye en el silencio. Desde un contemplar abrasado: libro de relecturas, poemas que se aproximan desde lo no visto que nos remueve hacia la intuición de lo real, hacia la confianza de un vivir en la intemperie sin otra necesidad que un amor/dazar a los sicarios del engaño, y (des)enmascarar las tramas y trampas de un presente tupido y poco legible. Perdone el autor mis torpes letras, perdonad compañeros mi balbucir. La poesía escrita sin adornos, sin purpurina, sin sonoridades, el decir de Antonio tan claro en su recorrido por el animal nublado, hacia lo evidente sin prejuicio, obliga a mirar de otra manera, a situarse en otra orientación, a abrir las manos, a abrazar el frío que a muchos aprisiona, que a muchos expoliados o emigrantes amenaza con su cuchillo insaciable. Y a re-citar el poema desde lo imprevisible de un lenguaje que a desistido por convicción del armazón musical y métrico convencional, de las estructuras felices y facilmente reconocidas en la poesía lírica. Continua así la otra tradición, en complicidad con Milan, Gamoneda, Anibal Nuñez , Wajcman, Lewis, Bequett; Weil, Büchner, Casado, García Valdes, Vicente Nuñez, Todorov, Riechmann, Antonio Ortega, Talens, Kafka, Voloshinov, .../...
En mi afán lector, en mi busqueda, en la necesidad que tengo de acercarmen a una poesía perdurable, a la que ir retornando, para ir avanzando por lo abierto éste es un libro fundamental. Rigor intelectivo, precisión e intuitiva deconstrucción, dominio del lenguaje liberado de corses y fajas, justicia, justeza expresiva, hondura, sensibilidad, contemplación activa, denuncia, implicación y comunión en lo urgente de los hundidos, de los avasallados, de los olvidados...
Una voz que acalla al autor (voluntariamente) porque sabe que lo esencial es invisible y la poesía lo suficiente. Todo o nada.
Víktor Gómez
-----
----
En la libreria Primado, gracias a la atención de Miguel Morata adquirí esta joyita atemporea:
Y leer comentario en Cervantes Virtual y añadir los vuestros si os apetece:

3 comentarios:

A.Querejeta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
A.Querejeta dijo...

Me ha gustado. Sí señor. Tomo nota como próxima adquisición en mi librería de confianza: la gijonesa Paradiso.

Así que te gusta el jazz eh. Yo nunca he entendido mucho. Pero en mi casa gusta mucho y leyendo Rayuela se aprende bastante de jazz. O eso creo.

Somos ignorantes en cualquier cosa.

Un saludo.

Tu A.Querejeta

Viktor Gómez dijo...

Compa:

Antonio Méndez es uno de los siete mejores poetas vivos en lengua castellana. Me la juego con cualquiera.

Ese libro os puede hacer volar. Alucinar. Os va a desencuadrar. Tiene mucho mucho de deconstrucción, de libertario ejercicio poético sobre lo no visto, más allá de las sintáxis escolares y las académicas normas civilizadas de lectura. Y sobre todo, sorprende, habita en el territorio de lo imprevisto y de lo innegociable.

Si no conseguís ejemplares yo os podría enviar 3 o 4 .

Vuestro Víktor