sábado, 16 de febrero de 2008

ANGEL PETISME: SECRETO DEL ARCO IRIS (I)

La Editorial Baile del Sol apuesta por los poetas que se liberan de los cliches y las reverencias al mercado y sus demandas y con prosa o verso vigorosos denuncian los excesos del mundo, muestran la realidad de sus miserias y conflictos, redescubren una belleza que no repudia de la justicia ni se olvida de lo urgente. Así canta Angel Petisme, con un lenguaje visionario, con la voz desengolada, próxima a la confidencia, a veces incluso irónica más siempre veraz y contundente en su diálogo, en sus miradas y reflexiones, en su desacordada descripción de lo que sucede entre el poema, la vida, la esperanza y el fracaso. Demoler un Arco Iris no imposibilita creer que merecen un presente digno los ciudadanos del S. XXI. Solo es un escombrar las falacias, los muros y liberar los lastres, las opacidades, los falsos reflejos y resplandores de una sociedad decididamente artificial, anestesiada, elevada sobre espejismo que asemejan cultura y civilización donde hay graves indicios de barbarie y deshumanización.

Un poemario en prosa y verso demoledor. Y ya iba haciendo falta. De los seis fragmentos de Secreto del Arco Iris, van los tres primeros.

Víktor Gómez









I

Cuando la bilis de los Sin Techo
se seca en los cajero automáticos
el hacha del futuro
busca la nuez del domador de versos.



II



Hete aquí que el deporte de los pobres,
la espuma de neón que baja por los muslos
de las muchachas de los extrarradios,
se ha transformado en pan de publicitarios
y en circo de conspiradores.
-Remangaos las faldas, Señoras mías,
vamos a atravesar el infierno- grita,
megáfono en mano,
un clon de William Carlos Williams.


III

Oculta entre las nubes y el smog de madrid
esta luna de Ramadán,
con shuras y estómago vacío,
pasa factura alHombre sin Coartada.
Ríos de luces amarillas por las circunvalaciones
de las ciudades dormitorio, arterias embotadas,
varices de una mujer a quién le asusta amar.
Taxímetros, marcapasos, crímenes cotidianos,
ríos urgentes de la medianoche.
Macbecth se corta las uñas de los pies
mientras ensaya un pésame.
Los demonios sin nombre guardan el tanatorio.
----
ANGEL PETISME

2 comentarios:

Baile de la S dijo...

Busca meticulosamente todos los "Pestime" y cámbialos por "Petisme" :-)

Viktor Gómez dijo...

Gracias, Baile del Sol. Subsané error.

Un cordial abrazo,

Viktor