sábado, 15 de marzo de 2008

Francisco SERRANO: Días distintos


DÍAS DISTINTOS












Cada año hacia el final del invierno
florece la mimosa en el jardín.
Tu habitación, sigue estando vacía























Alza,
como los árboles,
su copa
la locura























Se rompían
azules
tus venas;
los días.




















¿Qué esperabas
que
fuera
la
vida?























La muerte
en la mañana
tiñe
violeta
las rosas




















Tus lágrimas
secas.
Tu mirada,
espanto
de los días























Este
invierno
repentino:
la tristeza.























Es amor
es
concreto.
Sin ti,
como la muerte,
nada.




















Con
palabras
construyo
el tiempo.

Este lugar
inhabitable.




















Frente
al
mar.
Ningún deseo.
Nada.




















Vivo
en
la
misericordia
de
los
días.

















Déjala que se vaya.
Déjala.
Suelta
tu pena.

















Duerme, duerme el espanto.
Acuna la muerte,
la rosa de la misericordia, del olvido
















¿Qué
hacemos
y
yo,
anclados
en
este
amor,
a
la
deriva?








---


---





Francisco Serrano García, poeta que comenzó éste curso en el Taller de Polimnia con la sencillez, simpatía y prudencia de un franciscano, con la resolución y silencio de un eremita, nos sorprendió recientemente con un poemario autopublicado con exquisita sensibilidad y forma en el año 2005. Con la discrección del pájaro solitario, este magnífico decir se leyó el pasado martes en el Taller, en un tiempo de sagrado silencio, de dignísima escucha, de inextricable dolor comunitario.





Gracias, Paco, por compartir.





Los compañeros del Taller de Polimnia, marzo del 2008

19 comentarios:

Jesús Ge dijo...

Enorme valentía la de Paco, poner en palabras tan bellas su dolor más intenso.
Las palabras pueden rellenar ese vacío, ese hueco que la muerte y la suerte (mala suerte) dejan en el alma.
"Morir no duele. Lo que duele es la vida". Emily Dickinson.

Viktor Gómez dijo...

Tiene su voz la esencialidad deseable y el equilibrio imposible en el duelo, ante el vacío, frente al abismo del amor irretornable, del cuerpo sin cuerpo.

Tu Viktor

Ana María Espinosa dijo...

Breve el verso
para la ausencia
honda y cruel.


Todo mi respeto
al poeta en el dolor.

El Toro de Barro dijo...

Venía aquí para agradecerte el comentario sobre un poeta británico, y me encuento con un poeta español impresionante. Me he quedado cautivado por la breve serenidad de composiciones, que parecen más bien cuadros japoneses al servicio del dolor. Realmente maravilloso...

en tierra de nadie dijo...

Breve, intenso, bueno, íntimo y único.

Como suelen ser los mejores momentos de la vida, esos que dejan huella,que no se olvidan.

me encantó la tipografía en cruz de "Vivir en la misericordia de los días" ; no sé si es del autor o tuya, Victor, en cualquier caso provoca un efecto sugerente y sugestivo.

bss

ETDN

Felipe Díaz-Miranda dijo...

Poemas
así...
marcan.

Nuria Ruiz de Viñaspre dijo...

magníficos poemas bellamente condensados. En la condensación está el secreto

sandra rubio dijo...

que lindos los versos, tan sencillamente profundos y destapando esa verdad tan dolorosa, que a veces nos golpea y a veces nos insinúa,....

Mis mayores respetos para el autor.

Y abrazo para tí por publicarlo.

Velocet dijo...

Vivo
en
la
misericordia
de
los
días.

Especialmente me ha gustado esa estrofa, no sólo por lo que cuenta sino también por su forma. No está nada mal!

Un abrazo, Víktor!

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Es un poemario dignísimo y Paco ha destilado hiel con mano firme, haciendo del dolor también belleza.

Un beset,

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Al Toro de Barro:

Gracias por la visita y el mensaje afectuoso. Este gran poeta, humilde, humanísimo, de barro y sangre dolida, a más es compañero del Taller donde estudiamos poesía y lectura.

Los poemas son estremecedores, contundentes.

Un abrazote

Viktor

Viktor Gómez dijo...

ETDN:

Esta es poesía de primer orden. Real, artificio de no ficción. Belleza transmutada del sufrimiento inextricable al poema.

Una joya de un poeta discreto y encantador.

Un abrazote,

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Felipe:

Muy cierto. Su estigma es nuestro temblor.

Un abrazo,

Tu viktor

Viktor Gómez dijo...

Nuria:

Condensación y equilibrio. Estos versos nos sacuden con misterio, creando tensión, dejando al lector aportar tanto que parece que son suyos esos versos y ese dolor.

Un beset

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Sandra:

Admirable tu lectura, también. En este juego de la poesía unos versos magníficos como estos requieren la complicidad y sensibilidad de un lector despierto e intuitivo.

Un beset,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Sin duda, Velocet, uno de los mejores poemas del libro y mi preferido es este que se figura crucificado, este cuya misericordia está sufriendo.

Un abrazote

Tu viktor

A.Querejeta dijo...

Buena imagen del dolor y del final de los inviernos.

Saludos, ya vuelto de un buen viaje.

Viktor Gómez dijo...

Querido A.Querejeta:

Este intenso y dolido poemario de 'días distintos' es el germinado fruto de una ausencia, de una imposición terrible. Tras la muerte de su hijo, que estuvo años enfermo, se produjo una catársis en Paco y se sembró un aullido bajo el erial, sobre el viento y la nieve. Años después floreció este negro tallo de poemas. Minúsculos, colosales. Su hijo ya no volverá. En los versos del poemario habitan el amor y el dolor.

Nada más.


Tu Viktor

A.Querejeta dijo...

Su hijo sí volverá
lo que no volverá será su cuerpo
pero las almas siempre vuelven
-no, no hace falta
que creas
en que hay algo más allá-.

Tan sólo los hombres
habitan en los poemas de otros,
en sus sillas pasadas,
en sus apuntes de Física,
en sus libros, sus frases corrientes.
Su fragancia invisible
y a la vez dolorosa y amable
y cruel y maldita y pasada
y nostálgica
en sus lugares.

Días distintos sin ti,
en tu lugar
de siempre.

---

Mi humilde comentario y opinión inspirada por este poema y poeta.