lunes, 7 de abril de 2008

EDUARDO MILAN: la noche, la escucha, un presente abierto de limones.

----
---
---
----

Nueve de octubre, las once de la noche,
Gabriela y Alejandro duermen. Es la hora
en que uno acepta o no acepta que el poeta
es testigo de su tiempo, bajo
el superyó de las estrellas sobre
nuestra casa en Londres, México, D.F.
Después de cuatro copas el valor se presenta
como olvido de la página, de su blancura
que inhibe, del legado de pudor como un tapete
púrpura, intocado o condenado a tocarse
por unas plantas ideales, no las mías.
Los pies sobre la tierra son el aura
del testigo. LLueve y el descenso
a la frase es lento, denso, vaporoso,
no atiende a la necesidad. La tarea del tiempo
parece ser, de noche, ésta: enrarecer
lo que tres horas antes parecía claro.
La palabra poética no admite censura
bajo el ave carpintera de la lluvia
que cae mansa con sus clavos. Promete
la noche estar dispuesta en su soporte
añejo a escuchar, con sus estrellas,
un nuevo ruido de palabras. Mundo ácido
como un presente abierto de limones.

------

Eduardo Milán
Razón de amor, acto de fe
(Visor)

4 comentarios:

Ana María Espinosa dijo...

Compi:

Tu sabes que este poema de Eduardo Milán es como para enloquecer.
De hecho, enloquecí esta mañana al leerlo y no puedo dejarlo pasar sin estas palabras.
¡Vamos de limones!

Porfa, cuando lo veas en Valencia, te acercas y le llevas este recadito de mi parte: dile que soy una de tantas admiradoras suyas, pero admiradora incondicional, vamos pa toa la via (En andaluz: para toda la vida)
que me gusta todo él, de lo que percibo, Vale.

NO SE TE OL VI DE,
y le das un beso de mí, para él, a traves de ti.

Saiza dijo...

¡Muy bonito! siempre es grato descubrir otros poetas, u otros menesteres.

Siempre es grato pasarse por tu blog y no queria irme sin dejar mi saludo.

¡Un abrazo!

marc dijo...

dia 16 de 12 a 14h en la facultad de filologia
y creo que antes en la universidad politécnica

Viktor Gómez dijo...

sI, Mark, el día 15 por la tarde en la Politécnica.

Intentaré ir a ambos sitios. El Poeta lo merece.

Gracias

Un abrazote

Viktor