viernes, 4 de abril de 2008

Un poema dedicado a Laura Giordani

--
---
--
----


------
----

---
A Laura Giordani, poeta argentina residente en Alzira


--

---


Oscuro es, como la noche, el canto
José Angel Valente


Conocía otro camino, no éste.
Erraba sin convenir la ciudad
ni la hora del
repentino ver:
----------------- en mitad de la noche:
pájaros en fuga
sobre el incendio de los edificios
deshabitados. -
___
Ululan, léjos.

Tras el humo.
¿LLevarán ellos cuenta del daño?
No está soñando
Nadie alrededor
ni aquí ni allá ----- sabe.
----------------- En mitad de la noche:
Conocía otro camino, no éste.





Víktor Gómez

12 comentarios:

Carla Badillo Coronado dijo...

Sí que es un elogio de la noche, Viktor. Y lo oscuro es el canto, los pájaros en fuga, el camino que ahora nos desconcierta... en medio de todo, tienes un brillo que te hace especial.

Un abrazo desde la mitad.
Carla.

Ana Espinosa dijo...

¿Se tallan los poemas hasta conseguir un himno al canto, una alianza entre forma y alma?

Pues sí.

Anónimo dijo...

Azarosamente entré en tu blog.Y encontré este poema que me lleva, más allá de la referencia explícita de Valente, a tanta otra gente (Novalis, Cohen, Simón, Orozco, Montale etc). Me quedo con los ángeles en fuga de la noche, o pájaros de augurio, tanto como con el incendio de la ciudad (de Pessoa al bueno de Falcó, pero también Britto...)
Un placer leerte, inesperado. Desde hoy me apunto en favoritos tu blog y te aseguro que volveré a pasear por él.
Pere Bessó

Viktor Gómez dijo...

Carla:

Ni tan siquiera se si ese poema espantado en mitad de mi noche tiene algo de resistencia para que llegue
a mañana, a la mañana blanca de un balcón y ellos.


Tu amable palabra tiene ese don de paz y abrazo
que tanto se quiere.

Gracias,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Pues si, Ana. La hebanisteria del verbo, ese oficio entre inefable y trabajado quisiera aprehender. Poco a poco.

Poco a poco vida y palabra
darán cuenta de su hermanamiento:

¿Caín o Abel?

Quiera que no sea finalmente yo otro Caín.


Un beset

Viktor

Viktor Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Viktor Gómez dijo...

Grandes poetas nombras y desde tu experiencia poectora, lectopoética, tu mano extendida, abierta, es más generosa de lo que esperaba yo de éste mes.

De los poetas que mencionas y que he leído y releído, quizá César Simón y Cohen sean los que más veo ahora ululando alrededor. Es, en cualquier caso, un poema escrito sobre la pantalla del ordenador y pendiente de revisión de aquí a un par de meses. Porque se lo que pretenciosamente sentí durante la escritura. No sé si seguirá emocionando en la misma dirección más adelante. Ni sé si mantendrá la tensión que un poema pide. Tu lectura en cualquier caso y no conociendonos aún me sorprende. Bien es cierto que tenemos afinidades involuntarias (por los menos 11) estéticas y políticas.

Esta es tu casa, sería otra muestra de tu generosidad poder publicar algún texto tuyo en catalá con su traducción para los amigos latinoamericanos y españoles de habla no catalana.

Mi correo:

viktormari@gmail.com

Un abrazote,

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Pere:

A modo de postdata:

¿tienes algún blog o página dónde leerte?

Otro abrazo,

Viktor

Danhir Salomón dijo...

Viktor:

Leo, en la mitad de la noche, el delicado trabajo que entretejiste con versos y alma.

¡Saludos!

Viktor Gómez dijo...

Saludos muy cordiales, Nocturna.

Un gustazo saber de tu paso por aquí.

Seguimos en la noche hermana,

Tu Viktor

Laura Giordani dijo...

Víktor... gracias por la dedicatoria, de corazón. En él doy abrigo a esos pájaros nocturnos.

Un abrazo grande, poeta.

Viktor Gómez dijo...

Laura, y cómo no. Cómo decir no sabría, pero es así. Este es tan nuestro territorio, un dolor que no sabemos como acallar, unas ruinas antes, ahora una encruicijada.

Eres en este no saber en el que yerro una zahorí inestimable.

Tu Viktor