jueves, 22 de mayo de 2008

JULIA OTXOA: LA LENTITUD DE LA LUZ

---
---
---

Julia Otxoa ( http://www.juliaotxoa.net/ ) nace en San Sebastian en 1953. Su creatividad artística es interdisciplinar, con predominio de la poesía y la narración, se extiende también a la poesía visual y a las artes plásticas en general aportando así a su "apasionado quehacer" una riqueza que no admite fáciles etiquetajes. Sensible a los conflictos sociales, a la propia función del lenguaje artístico, depura sus recursos y técnica, busca la esencialidad, eliminando lo superfluo y llevando la "forma" a una suficiencia próxima a lo que de manera reduccionista se llamó poesía del silencio. En "La lentitud de la luz" (Editorial Cálamo, 2008) despliega en dos secciones "De la nieve" y "La lentitud de la luz" sus prioridades anímicas (respeto y preocupación por la vida digna de los otros, el equilibrio personal, la renuncia a las patologías de la abundancia y el poder), su extranjería en un presente urbanizado con ladrillos insensatos, insensibles e insociables, una empatía con lo sutil y profundo que enseña la Naturaleza "La piedra y la arena, el instante y su sombra" hasta configurar en los textos un paisanaje dónde el ser humano es genéticamente poco más que una mosca ("Por una ligerísima diferencia de adn , el llamado homo sapiens pudo ser la mosca de la fruta / amante de las bananas podridas").




La Naturaleza nos enseña a arrodillarnos "ante los insectos" o a reconocer la savia del saber: "También la libélula y la lagartija / como El Quijote o Hamlet / son páginas del libro prodigioso del universo". Es pues el libro de una hija de la Naturaleza, en permante escucha y es humilde y sabia armonía desde lo mínimo con lo bello y lo inabarcable.

Es el poemario del 2008 que más me ha interpelado como lector, como ciudadano y como amante de la poesía. Siguiendo la premisa de Gamoneda, auna belleza y justicia.


Víktor Gómez





1).- DE LA NIEVE


-----

En la mañana cubierta de nieve
gotea la sangre de la mesa del carnicero



-----

TENGO FRÍO JUNTO A LOS ESTANDARTES


Tengo frío junto a los estandartes,
el rumor de sus himnos
hiela mi corazón
como la negra memoria
de una guerra perpetua.




---
----
---
----

NO DE ESTE MODO



No será desde luego
hundiendo el tenedor
en el corazón de las golondrinas
como nos alimentaremos de libertad.




----
------
----
----
----

2).- DE LA LENTITUD



El secreto de la poesía pertenece más
al náufrago que al navegante.


---------------------


También lo impreciso, lo que apenas es percibido por los ojos de la normalidad al uso puede matar a un hombre.


------------------------------


En todas las ciudades me siento extranjera,
en la Naturaleza nunca.


-----------------------------


Escojo ser en el margen como una posibilidad de existencia.


-----------------------------



El desasosiego de ver crecer el desierto,
hace temblar en agosto el corazón de los manzanos.



-----------------------------



Sé que moriré extranjera.








Julia Otxoa
LA LENTITUD DE LA LUZ
Ed. Cálamo, 2008

4 comentarios:

Javier Gil Martín dijo...

Tengo muchas ganas de hacerme con él. Julia es una gran poeta y una persona magnífica. Tan bien son muy recomendables sus relatos. Hazte con ellos si puedes hacerte, Víktor.

Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

ES UNA JOYA, Javi.

Me encantaríua conocerla o conseguir que venga a Valencia. Despues de lo de Tomás Segovia, veremos, ¿vale?

Un abrazo

Viktor

Julia Otxoa dijo...

Estimado Viktor, soy Julia Otxoa, acabo d encontrarme con la agradable sorpresa de tu blog en el que tan bien hablas de mi poesía, de verdad,me ha emocionado profundamente , quier enviarte mi agradecimiento por las hermosas palabras que tenéis hacia mi persona y mi obra, lo mas hermoso para mí es saber que mi escritura llega al corazón, es lo que siempre he perseguido como lectora,y lo sigo buscando como escritora.Un cordial saludo,y enhorabuena por ese blog en el que tanto se mima y cuida el pensamiento poético.
Julia Otxoa
otxoarte@telefonica.net

Viktor Gómez dijo...

Querida Julia:

Es impresionante tu arte, poético y plástico, y tu pase por aquí es muy de agradecer. En Valencia hay lectores que seguimos tu obra con silenciosa admiración y respeto. Importante para esa minoría que se detiene y reincide en la poesía, que relee y realimenta de lo esencial que aporta un decir veraz y contundente, originario de esa sensibilidad e inquietud que tú demuestras en lo que escribes y pintas.

Gracias, Julia, por tu visita.

Un abrazo grande,

Víktor