martes, 27 de mayo de 2008

NOPOEMA AUTOMATICO de Lu Bosca

---
----
Le scaphandre et le papillon
-----

Conseguir que un poema sangre
como mis ojos por tus ojos
de una sola pasada – por debajo de ti,
solo de ti - tú que inventas la luz en cada despedida

que afilas cuchillos y los escondes
entre tus versos – astillas amarillas queman más que un cristal engullido
–y no sabes de las dudas, no entiendes del silencio y parece mentira
que hayas vivido tanto y que estés tan ciego

que has vivido tanto
-o acaso te quedaste en una esquina
esperando se desbordase el hueco con paciencia fría
y no sabes
del poemario submerso entre los vértices de mi cráneo,
palabras como neuronas golpeando las paredes de mi cráneo en forma de tres iniciales,
las tuyas,
y esta mañana tus manos eran en el recuerdo más que el suave polvo de las alas de la mariposa
-jamás pondría eso en un poema- me he dicho-
y ahora son la escafandra
la profunda llaga que supura miedo negro
que rebota una y otra vez
una
y
otravez
contra las paredes de mi agujero neuronal
-jamás estuviste y yo escribía para nadie
y no tengo derecho a la queja
no hay espacio en esta sociedad podrida para mis quejas
ni si quiera para la de nuestros hijos
y anoche te escribí otra vez desde el silencio amor
atado
qué aterrador es saber
qué aterrador no saber
y te escribía que
no hay brechas que tapiar
no hay
más que espera y silencios creados
por la repetición continua de una sola voz
-siempre la misma-
que espera
y pensaba que tú
sí, tú,
te acurrucas lejos de la superficialidad en la que crece el hombre-
y que eres raíz tiempo saliva luz,
todo, al menos para mí,
pero hay un yonki en la escalera que ya no recuerda mi nombre,
se arrodilla y pide pero no recuerda quién soy,
-la pequeña del grupo-
y a la angustia se la va comiendo el tiempo que avanza incompadecido- como tus palabras, como tus actos de fin de semana
-y yo no escribo poesía social porque lo que yo escribo
no
es
poesía
y mi vida tampoco es social
porque lo que yo vivo
no
es
vida.
Y ahora que venga alguien a decirme quéo que ese yonki me ofrezca un pinchazo.

-----
Lucía Bosca, acabando filología publica en Dolmen de empatía, Poetas sin futuro, y es una de las más activas dinamizadoras de poesía en Valencia.

http://magiadepalabras.blogspot.com/2008/05/nopoema-automtico.html

14 comentarios:

sandra rubio dijo...

No sabía de esta autora. Voy a seguir su link. Como siempre buenas recomendaciones.

Gracias, Viktor

Viktor Gómez dijo...

Es una poeta joven con una fuerza singular, que apura en su sintáxis todos los humores del ser, todas las posibles fugas, vaivenes y aciertos del sentir, del sentirse vivo y en deuda, del quererse y extrañarse, del buscarse en lo apasionado, en lo herido,en lo dado, con una intensidad que produce el vértigo del náufrago.

Con sensibilidad y desgarradamente un reequilibrio de los procesos emocionales e intelectivos de una poeta en su sed de mundo y presente, de justa convivencia y amores no cautivos o empozados.

Si, síguela. Te irá sorprendiendo.

Un beset

Viktor

Pedro Montealegre dijo...

Gran poema de Lu, de verdad, Víktor, y de paso, quería agradecerte la mención en tu blog el día 17 pasado, que dices cosas que no merezco, qué vergüenza, pero si vienen de ti las acepto, porque tu corazón es generoso y grande, y sé que eso basta. Un besote.

Viktor Gómez dijo...

Si, este poema me ha reconciliado con la poética de LU, a la que siempre me da la sensación de llegar desubicado.

Un diez para nuestra Luciernaga.

Y un beset para tí, compa.

Realmente al releer tu poemario me ha socarrado un llama que no resiste lo falaz, lo violento, la neutralidad.

No adjetivaré, sólo decirme que hay fragmentos realmente poderosos en ese "transversal". Ayer sin ir más lejos, en el parque mientras jugaban los niños se lo regalé con recomendación encarecida a Alicia Martinez (Ninive perdida) quién se quedó la noche del NAufragio en los bares muy impactada por tu lectura.

Bueno es, porque en estos tiempos que corren, tu voz, sumada a la de otros insurgentes, nos salva de un tedioso, mezquino y esquizofrénico panorama cultural.

Tu Víktor

Laura Giordani dijo...

Bien Lucía, muy bien: me alegra que tu voz siga en pie y además tan suelta y prolífica.

Un abrazo y mucho ánimo.

Laura.

Alicia Martínez dijo...

Lucía: Había leído el poema hace un rato en Dolmen y buscando, buscando no encontré cómo poner comentarios (igual se me ha despistado o no está activada la opción) El caso es que me picaba la mano (necesitaba decírtelo, gritártelo) que me ha gustado y cuando lo he visto aquí... Soreprendente, inquietante y doloroso. Joder.

Víktor: Gracias, gracias, gracias. Anoche no sentí el cansancio, ni el sueño, ni el hastío, sola, en silencio, leí y leí, lloré, bramé, me levanté y recité frente a una chimenea que me miraba boquiabierta. (Isaac llega muy tarde del bar y me gusta esperarle despierta) Ayer, por fin, lo conseguí. Despierta y descansada. He dejado para el final el plato fuerte, Pedro, cierto. Bueno, un beset a todos. Feliz de leeros.

Ali.

Viktor Gómez dijo...

Querida Laura:

Con qué vitalidad y coraje escribe Lu.

Este poema cuya tinta aún se percibe caliente, nos empapa y sobrecoge.

Tu lectura es capital, aquí. Qué sabemos dónde una huella es vuelo y dónde una mirada,laridad poblada de abrazos.

Cuidate buena, compi.

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Ali:

A lo que dices para Lu, ella dará cuentas.

Por mi parte es un placer compartir contigo lecturas y complicidades. Pedro es mucho más que su poesía. Su poesía es sencillamente " demoledora verdad impersonal desde la subjetividad crítica"

Ali, ya sabes, cuando se da, y quién recibe aprovecha, hay un gozo inextricable que fecunda entre ambos eso qué comúnmente hemos llamado amistad y que es empatía y afecto sin doblez.

Un beset,

Viktor

Jesús Ge dijo...

IMPRESIONANTE el poemita de Lucía.
Me dejó de piedra al leerlo en Dolmen y luego en su blog.

Sigue así, chiquilla. Haznos ese favor.

Besos y abrazos.
Jesús Ge.

Viktor Gómez dijo...

JESÚS:

Lu, avanza. No desde atrás, sino alrededor de su don.

Gracias por dejar huella.

Cuéntame por correo que tal esta tarde. Joerrr, tenía ganas de escuchar a la gente y comentar poemas.

Un abrazote

Viktor

Luciérnaga dijo...

Qué susto más grande ver esto aquí...

Supongo que gracias, a todos, a SANDRA (encantada de conocerte),a VÍKTOR (tú sí que eres el más activo dinamizador de poesía, yo no hago nada y lo poco que hago no sería posible sin ti), a PEDRO y a LAURA (grandes poetas y consejeros), a ALICIA (tu comentario me ha llegado... y por cierto, te debo una), y a JESÚS ("es extraño ser poeta" y tú lo sabes).

Intento encontrarme para encontrar al otro, pero es difícil y cuesta mirarse, no se llega una a aceptar nunca por eso no dejaba poner comentarios y lo quité a la primera de cambio del blog, así que gracias a todos por los ánimos, llegan en el mejor momento.

¡Muchos besos y más que merecéis!

Viktor Gómez dijo...

En un rato, Lu, varias personas que saben leer, y tienen sentido crítico, han apreciado el poema.

Eso no es casual.

Podían haber pasado de puntillas...

Me alegra.

Un beset, co.

Viktor

gsus dijo...

apunto
con mi ignorancia.

me da la sensacion al leer
esto de lu
que es como si se quisiera justificar
de algo y me da que no es la primera que escribe en este tono

y creo que no es así
que no necesita justificarse de nada

el poema o la poesía
es tan válida como cualquier otra.

no sé
seguro que ando equivocao pero
me da igual

lu escribe como le sale de los cojones maravillosamente bien

y a mí me parece perfecto.

perdonar
si no me expreso.

abrzo
señor.

Viktor Gómez dijo...

Gsus:

Qué bueno verte entre estos versos compartiendo lugar y amigos.

Aprecio tus palabras. Y te mando un abrazote y ese querer verte que pronto se sacie.

Buena semana,

Viktor