viernes, 13 de junio de 2008

OLIVERIO GIRONDO: la no lección que no acaba

EL PURO NO




.

ATARDECER




Atardecer

Íbamos entre cardos,
por la huella.
La vaca me seguía.
No quise detenerme,
darme vuelta.
La tarde, resignada,
se moría.
Íbamos entre cardos,
por la huella.
Su sombra se mezclaba
con la mía.
Yo miraba los campos,
también ella.
La vaca resignada,...
se moría.

Oliverio Girondo

.



¡AZOTADME!






Oliverio Girondo, poeta argentino nació en Bs. As. en 1891. miembro del "ultraísmo" en la vanguardia poética del grupo Martín Fierro, "los de Florida" junto a Jorge L Borges, Raúl González Tuñón y Leopoldo Marechal. Década del 20. Murió en BsAs en 1967.

¡AZOTADME!

Aquí estoy,
¡Azotadme!
Merezco que me azoten.

No lamí la rompiente,
la sombra de las vacas,
las espinas,
la lluvia;
con fervor,
durante años;
descalzo,
estremecido,
absorto,
iluminado.

No me postré ante el barro,
ante el misterio intacto
del polen,
de la calma,
del gusano,
del pasto;
por timidez,
por miedo,
por pudor,
por cansancio.

No adoré los pesebres,
las ventanas heridas,
los ojos de los burros,
los manzanos,
el alba;
sin restricción,
de hinojos,
entregado,
desnudo,
con los poros erectos,
con los brazos al viento,
delirante,
sombrío;
en comunión de espanto,
de humildad,
de ignorancia,
como hubiera deseado...

¡como hubiera deseado!

Oliverio Girondo

2 comentarios:

Jesús Ge dijo...

Y ¿qué decir de Oliverio Girondo?

Probablemente uno de los mejores acróbatas del lenguaje, desestructurador, preconizador, jitanjafórico, esdrújulo y telúrico.

Sencillamente, de los mejores.

¡¡MARAVILLOSO!!

Gracias Viktor.

Viktor Gómez dijo...

Sólo cuando releía a Girondo tras las palabras de Arturo Borra alcancé a sentir y articular dentro de mí ese poetizar libérrimo e intratable que nos zambulle en otras playas al otro lado de la realidad.

Gracias por la huella, Jesús.

Tu Víktor