miércoles, 17 de septiembre de 2008

POSIBILIDAD. IMPOSIBILIDAD

Armenia, en los años 20, los felices años 20 occidentales, los años 20 armenios fueron lo imposible.


-----

CARTA ABIERTA A JAVIER UVE:




e



----


Querido Javier:


La política no deja de ser el más crucial acto de amor o desamor, porque ineludiblemente toda convivencia entre contrarios requiere unas negociaciones, renuncias y acuerdos, sobre los que sostener la paz y crecer en armonía y libertad. Amar es la única política correcta. Esto resulta duro de decir y más de hacer cuando los de enfrente son de otra cultura, raza, religión o intereses. Y claramente, estar de parte de los machacados, de los ninguneados, de los expoliados o esclavizados, de los desaparecidos por molestos. Pero, ¿qué otra solución digna del hombre queda? Y el poeta, ¿de parte de quien se ha de poner?

No sé, compa, reflexiono y solo veo un camino. Una salida que será tal si por ella pasamos ellos y nos, nos+otros. Las demás opciones pasan por repetir la historia. Retroceder a Armenia, 1925, póngase por caso o la violencia contra el pueblo subsahariano de éste siglo.

No tiene fondo la barbarie, menos aún cuando nos privan de ver, comprender, llegar a esas fosas, ocultadas o negadas, para ganar con la desmemoria, para ganar contra su posibilidad de ser.

Posible. Imposible. Como dijera Roque Dalton, solo nos queda o ser el cáncer o ser el canceroso. para empezar a hablar.


Un abrazote,

Víktor

No hay comentarios: