jueves, 4 de diciembre de 2008

Pedro Montealegre: El hijo de todos (II)

------
------

Y vuelves a un poemario, cuya lectura no se agota. "El hijo de todos" quiere hablar, se mueve, nos reconduce a una escucha activa, a un mirar no convenido de antemano, a lo imprevisible. Y ves que nace en cada poema, con el reencuentro, nuevos cauces y otras músicas. Así, Pedro Montealegre posibilita desde su escritura el cuestionamiento del sentido cerrado de un mensaje poético, la certeza sobre lo que hemos experimentado y lo que el propio texto sugiere experimentar. Una gestación, una posibilidad, un reencuentro que la palabra vida, desde otra piel, con otros instrumentos más finos que el martillo, la fotocopiadora, los catecismos.

Víktor Gómez
---
---



Concepción


Tu ovario me entiende en la curvatura de su anémona.

Y te vas palpando el bronce. Y ese látigo en tu espalda

no te llevará ningún sol. Y te diré que eres perro,

y quedarás sin caverna, sin presión de caverna:

tal vez el bautismo recordándose por sangre.

Lo mismo que el barro, o quitarse las escamas,

o quitarse la menguante: cada día menos luna,

porque igual es menos hombre.
--
--
Pedro Montealegre,
poeta chileno
"El hijo de todos"
Colección Planeta clandestino 39

11 comentarios:

Dsole dijo...

Hola Víktor!
Qué tal andas?
Oye de dónde sacas tiempo para documentarte tanto, para leer tanto? a mí se me pasan los días sin darme cuenta, qué vértigo!
Tengo algunas fotos del otro día en el Ateneo... estaba agotada, pero pude disfrutar algunos momentos!
Saluditos a la family! :)

Joan Martín dijo...

"El hijo de todos" quiere hablar, se mueve, nos reconduce a una escucha activa, a un mirar no convenido de antemano, a lo imprevisible. Y ves que nace en cada poema, con el reencuentro, nuevos cauces y otras músicas.

Tal vez sacando las cosas de quicio assimilaría cada término de este fragmento de tu comentario con la forja del diàlogo, con la forja y su verbo forjar: "quiere hablar", "se mueve", "nos reconduce a una escucha" "ACTIVA" "un mirar no convenido de antemano" "a lo imprevisible" "nevos cauces" "y otras músicas".
Saludos.

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola

Una propuesta interesante sin duda. Lo poco que he leído de Pedor M. me gusta. Me anoto el libro igual la semana que viene me lo compro.

Es cierto me asombra.¿Cómo tienes tanto tiempo de leer? - Yo quiero leer y escribir y no tengo tiempo para nada.

Bueno tienes mucha suerte.

Viktor Gómez dijo...

Dsole:

Compa, Por aquí vamos bien. Leyendo, leyendo, paseando.
Haciendo de la rutina lo no
rendido a la convencionalidad.
Quedé esta semana con varios
amigos/as que hace tiempo no
veo y con algún nuevo amigo.
Y leo, leo despacio, poco,
pero entre lectura y lectura
intento no contaminar mi cabeza
con la nefasta y proliferante
basura televisiva o periodística.
Hay buena tele y buena prensa,
pero entre mucha superflualidad.
Me encantó estar en Madrid,
al amparo y acogida de Javier Gil
y Magda. Y me encantaría ver esas
fotos, tenerlas cuando se pueda.
Y volver a veros, quizá con menos
parafernalia de recital y más 'tet a tet'.

Bueno, pasará diciembre y haremos por vernos.

Un beset

Tu Víktor

Viktor Gómez dijo...

Joan:

Muchas gracias por la visita, lectura, crítica y complicidad. Esta es tu casa. Y pensaré lo que bien apuntar de "forjado" interés.

Un abrazo grande,

Víktor

Viktor Gómez dijo...

No sé si ese libro lo encontrarás, pero si que sé que vale la pena ir releyendo o empezando a leer morosamente los poemas y textos de éste cuidadoso, genuino y muy lúcido poeta, cuya libertaria concepción del discurso poético, de la comunicacón más allá de lo racional o coloquial, nos permite mirar con mayor amplitud la realidad y descubir nuevas calles en esta inagotable ciudad de la poesía. Ciudad sin edificios, monumentos y muros.

Un beset

Víktor

Joan Martín dijo...

Pues eso hago, como en un bar (otra de las casas de uno, en la que a menudo estás solo o, mucho mejor, con alguien que quieres estar o con alguien que quieres); como en un bar entro en tu blog de vez en cuando. Ab-sorbo, lentamente y con sorbos distanciados, de la taza de tu blog, el buen café de tus posts.
Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

Eres un huésped bienvenido. Y llenas este pequeño espacio de positiva crítica y aguda sensibilidad.

Ya sabes, como en tu propia casa, coje, usa y disfruta de cuanto quieras. Y sugiere o propon lo que te apetezca.

Gracies, Joan.

Un abrazo grande,

Víktor Gómez

Laura Giordani dijo...

Pedro Montealegre tiene una voz que merece ser seguida; de las más interesantes del presente poético en España.
Vale la pena, sin duda.
Un abrazo a Víktor y otro a Pedro.
Laura.

Viktor Gómez dijo...

Éste chileno en tierras de Levante, culto y manifiestamente un espíritu libre de las señas identitarias del artista-estrella, del betsellerizable narrador, del aupado y docto Prócer de los atrios, maneja el lenguaje con una esmerada precisión y distanciamiento de las fáciles arquitecturas de sentido y música convenidas y convenientes para la inmediata asimilación de un público masivo domesticado y conservador o en su progresía de postín superficialmente aproximada a corrientes de expresión "efectivas" más que efectivas y "originales" más que originarias de una resistencia a las mentiras, sumisiones e histerias sin implicación real histórica ni personal.

Pedro Montealegre transita desde una sensibilidad y talento poco amigable con los rígidos cliches de la cultura auspiciada desde el consumo y la desnaturalización de la vida y que nos consume y nos consuma, nos aspira y nos respira, adentrándonos en las pequeñitas e imprevisibles fallas de una 'geografía del desorden'. Abunda su preocupación por el cuidado de los afectos, el desenmascarar los odios y las mediocridades de los jueces y parte, y pide, conmisericoridia con los huérfanos, las viudedades del ser, los desamparados y las víctimas (negadas o desaparecidas o acalladas) de un mundo en crisis de identidad por no asumir la multiplicidad de pueblos, comunidades y sociedades desde las que se piensa, se vive y se actúa colectivamente sin anular al individuo. Voces que el poeta investiga desde tradiciones tan distintas como el hip hop en un momento o lenguajes no coloniales en otra laridad de su creación poética.

Sí, creo que Pedro, que pasa de podiums pero de del abrazo del compañero o la amiga, es un poeta que suma a su excelencia como poeta y al don de la palabra dada una extraña y poco visivilizada virtud: la coherencia.

Un beset, Laura.

Lola Torres Bañuls dijo...

Bueno yo he leído un poco de Pedro y todo lo que he leído me ha gustado. Tengo que decir que tuve la suerte de conocerlo un ratito cuando presentamos el libro de Julio Espinosa Guerra "NN". Libro que recomiendo especialmente porque es muy bueno también.
En la red hay algo de este autor tan interesante.


Un abrazo.