domingo, 25 de enero de 2009

Un poema peruano para Carmen Camacho

----
----
¿En qué inviertes tus latidos?
Carmen Camacho
Minimás
---
-

--
Para la poeta que sabe leer como pocas personas, desde los libros más oscuros hasta los ojos más transparentes, para la mujer que sabe de la poesía, desde sus entrañas sucias de miedo y pobreza hasta su magnánima belleza y su dolor sin parto, para la amiga que se dejó en Valencia tanta luz como música, tanta feraz precisión como singularizada resistencia al tedio, la estulticia y lo previsible, para la jienense jinete de un dos caballos, esta "Arte poética" de un no atendido poeta peruano, cómplice y caudal de eso que respiramos y cantaremos entre la diaria cotidianeidad del insurgente y su turba. Para Carmen, claro, nuestra Carmen Camacho.
Vengan palos y los aguantemos, pero seguiremos cantando.

Víktor Gómez




ARTE POETICA


Por si acaso

Por si necesitáis mi filiación



Para que las teorías y la metafísica no sean

Requisitorias contra mi muerte

Voy a decir cómo se escribe un verso



Nacer a la vida y ser apaleado



Cruzar con urgencia la niñez

Y ser apaleado



Creer en la felicidad

Y ser apaleado



Amar y ser apaleado



Estar en la verdad

Y ser apaleado



Una pausa



Porque el lomo del hombre

No es tan fuerte





Luis Yañez, poeta peruano
(miembro de la generacion del 50)

4 comentarios:

soperos dijo...

excelente regalo para nuestra carmen... siempre es un regalo escucharla... y la buena compañía siempre ayuda para afinar voces y versos.

un abrazo,

mariano

Viktor Gómez dijo...

gracias, mariano. razón tienes y más: eres un compañero de viaje estupendo. me desarme tu aguda capacidad de observar y la mesura y humildad de tu compañía, que resulta cálida y empática, sin necesidad de abrumar ni atropellar. espero poder verte pronto. un abrazo grande,

tu víktor

Alicia Martínez dijo...

Ay! Carmen, mariano, Alberto y David se han dejado un buen trozo de sí mismos aquí. En mi casa huele a Mariano y a Carmen ¡Y no pienso limpiar la habitación! besazos, besillo, besotes

Viktor Gómez dijo...

si, creo que su esencia perdura... empiezo a dudar de si en verdad se han ido... no sé... a veces me giro y me parece sentirles cerca.

Ali, esto va para largo, te lo digo yo, que de extrañezas voy sabiendo algo, de generosas magias, de increibles historias...

jejeje...

Víktor