sábado, 12 de diciembre de 2009

EL RIO DE LOS AMIGOS. Escritura y diálogos en torno a Antonio Gamoneda: LOURDES DE ABAJO


-

-

Reseña de Manuel Garrido Palacios en
Odiel Información, aquí.
.

.

Reseña de José Enrique Marquez
en el Diario de León, aquí.

.

.

Lourdes de Abajo (La Bañeza, León, 1974). Poeta y compositora. Tiene la licenciatura como Profesora Superior de Piano y como Profesora de Solfeo, Teoría de la música, Transposición y Acompañamiento. En el libro coral El río de los amigos contribuyó con dos textos poéticos que posibilitan más allá del goce estético de una melodía de sentido que estimula posteriores reflexiones sobre el hecho creativo, la agudeza poética desde el frío, la necesidad de materializar (palabra + silencio) lo imposible de decir y de abismarse allí donde la nada, para nadie, para ti y para aquella aún no nacida lectora, para los que fueron y no habría que olvidar, que nos abrieron paso a lo que ahora podemos ir viviendo, incluso a costa de su exilio o muerte (el frío).
La belleza que silabea el viento (lo poético) sobre el bosque (lo vivo) desvela en el segundo poema la fuerza de la voluntad sobre los destinos, la adversidad y los horrores. La voluntad inquebrantable de Lourdes de Abajo abarca dos límites y por ellos avanza un pie tras otro en el difícil equilibrio del poetizar:

- Decir lo suficiente y abrir ventanas de escucha
- Que la belleza sea reflejo de una experiencia moral

-

Ello ya antecede su participación en "El río de los amigos", como por ejemplo podría convenirse en una morosa lectura de "Poética" anterior texto (no incluido en el editado por Calambur bajo la coordinación de Rafael Saravia) donde las ondulaciones musicales de un corazón que arde fluyen hacia nosotros buscando en el tú ese innegociable diálogo para una política de los abrazos, para una resistencia a la más reaccionaria individualidad o egolatría de lo no poético.

.

.

Poética ................................. (De Lourdes de Abajo)

-

Pez y agua. Exilio para mis manos, herida que lame la sal. Poesía y música imbricadas en este silencio, más allá de todo muro. Así, que la palabra resuene, se escinda y resplandezca en el hueco, en la otra notación. Que el sonido se haga letra, como un vacío que al labio acude. Y en la letanía, el símbolo. Denso lenguaje que a la sílaba precede.



Víktor Gómez

.

.


.

.


.

.

diálogos de silencio
ANTONIO GAMONEDA

.
.

llegó en forma de palabra, de silencio. La voz del frío que las sienes abre, esa herrumbre del tacto frágil y del desasosiego.
Palabra:
víscera que no mece el verbo, lo arroja. Presencia del universo contemplado en una cosmogonía, que ahora se me antoja, pitagórica.
Silencio:
no mencionada sílaba, el canto más difícil, aquel de la mudez del que está siendo gestado, una hoguera en la penumbra.
Y así, en esa quietud del pájaro en el deshielo, de la sombra precisa que el tiempo ahuyenta, no se envilece la soledad.
Arde la voz del frío.
.
(---------------------)

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

Yo sé que los pájaros han huido, que no van
a volver y que tú existes más allá de mis límites.
.
ANTONIO GAMONEDA

.

.

Sobre el viento
escriben los pájaros su canto.
Sólo en la quietud
muda el árbol su voz.
.
.
Escucha las alas.
.
.
La pluma
es mimbre inútil.
La voluntad
alza el vuelo.

.
.
Lourdes de Abajo
(El río de los amigos,
Editorial Calambur,
septiembre 2009)

2 comentarios:

La llave de Sefarad dijo...

Un poema corto pero denso de significado.Muy hermoso

Viktor Gómez dijo...

Vaya, Lourdes tiene una fuerza expresiva, una intensidad y un mundo interior muy rico. Entiendo, comparto, tu sensible lectura, Iosef.

Un abrazo grande,

Víktor