jueves, 17 de febrero de 2011

EDUARDO MILAN: DURANTE

-
-
-
-
-
El camino Ullán
-
Por Luis Felipe Fabre
-
-
El camino Ullán puede entenderse como una suerte de «road poem»: una escritura que transita a la alta velocidad del ahora que inmediatamente deja de serlo. Porque hay que decirlo: existen pocos proyectos poéticos tan preocupados por el ahora, el presente, la realidad más inmediata, como la obra de Eduardo Milán.
-
continua AQUÍ











-
-
-
es osadía decir algo para dar paso, paso cierto, a la poesía, cuando está se sirve del insurgente Eduardo Milán, poeta que avanza, trocha por trocha, desaconsejablemente por la estrecha vertiente del vértigo que viene rodeando el abismo del habla, la imposibilidad, el necesario respirar y resistir.

Hueso que osa al descubrirse bajo la piel, tan vulnerable, usura del silencio rota en esa fractura que es la palabra poética: aquí no hay monedas para el equilibrista, si cae como si llega al otro extremo, queda en umbría y fugaz resuello. Otra cosa será que luego alguien pueda cruzar sin miedo o con miedo pero sin cobardía, por donde sugiere la sombra de su dactilografía. Cruzar y descrucificar las palabras, devolverlas sanadas a los niños que aún no huérfanos, las esperan junto al pan y el beso. Hay esperanza, pero no es ufana, no es victoria, es puro hueso al aire, temblor, resistencia. Durante, ese entre medio, media la fuerza por desarrollarse de los hijos, los hijos de los hijos y su siempre genuina ingenuidad que salvaría al mundo, si fuera po(e)sible.
Si no hay luz, hay tacto...
-

Víktor Gómez
- - -




-
- - .
quiero el excedente, el núcleo del exceso
el excedente negativo, lo chupado

médula que habita en hueco el caratú

que sabíamos comer de chicos -no tan chicos
-
de la casita de madera clavada en la pared
el pájaro engarzado, por resorte

no por suerte, aparición puntual

daba la hora, si no qué, si no qué


-

-
-
-
-
-
-
-
-
.
-
-
-
-
-
-
-
hay tres puntos intermitentes en la noche
unidos trazan para quien avanza a tientas
con bordes luminosos, México nocturna
vista de arriba desde el avión que aterriza
un mapa en la oscuridad
oriento con el corazón un paso cierto

detrás del paso cierto un paso cierto
-
si no son mis hijos nadie más podría
por los que no me pierdo, luciernagas no son

-
-
-
-
Eduardo Milán
El camino ullán seguido de Durante
Amargord Ediciones, 2009
Colección Trasanlántica
-
-
.
Impagable, magnífica la labor del poeta Juan Soros, que dirige esta colección, muy muy recomendable por la calidad de todos y cada uno de los volúmenes que han ido sumandose y exponiendo la inmensa riqueza y heterodoxia de las poéticas que las Américas nos
hablan hoy, contra toda suerte de reduccionismos, etiquetajes, apropiaciones indebidas, manoseos mercantilistas y otras flaquezas. Así, la Colección Transatlántica es hoy por hoy una fuente prodigiosa de la que se benefician todos los que respetan y cultivan la lectura abisal.
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-
-

No hay comentarios: