miércoles, 11 de mayo de 2011

MIGUEL ÁNGEL CURIEL: POESIA Y LIBERTAD

.
.
.
Al hablar durante unos días y luego seguir con-versando con Miguel Ángel Curiel sobre la poesía y el mundo, sobre la cultura y los conflictos del ser humano, individuo, agente social, observador y actor de la historia y la intrahistoria, desde intimidad y desde su relación con la polis (ser político) surgieron temores, iras, pasiones, razón e irracionalidad, claridad y umbría, conciencia y desnudez, miedo y libertad en torno a lo que da de sí la palabra, a lo que se expone y por lo que se justifica, entre tanto ruido y tanto silencio, la palabra dada. Una palabra que no dé la espalda al mundo.
.
Me llegó entonces esto, que comparto, fragmentado y descontextualizado, pero que es sustantiva respuesta a mi gran interrogante y caudal dilema como lector y poeta:
.
¿Por dónde pasa la poesía?
-
¿o debería decir siguiendo a Laura Giordani, la poe-diversidad?
.
Ya nos advierte Eduardo Milan, como punto de partida, en su Ensayo sobre la poesía:
-
Esto es lo moderno: todos los caminos.

No sé porque, pero creo que este debate, esta cosa que pica donde rascar es difícil, pica y mucho. Pica hasta hacer sangre. Y pica a muchas y muchos. ¿sabremos rascarnos donde pica y rascarnos bien?
-
.../...
-
-
Víktor Gómez







(Afganistan, 2011)
.
.
.
.

UNA POESIA EN LIBERTAD

He querido que estas palabras fueran más transparentes que de costumbre, que no las vierais ni si quiera en el papel, sino en la voz que siempre intenta dejarlas allí arriba para que caigan despacio sobre el agua. Quería hablar de una poesía que no rescindiera su misión de discurso moral y ético, y de espacio de autentica libertad. Aves y hombres juntos volando. Y oigo el eco de los agoreros, el eco de los falsarios, y veo el monopolio, la dictadura de lo blando, de lo que nos falta a la inteligencia, de lo amarillo, la etiqueta burda, y leo la poesía blanda e imbécil de nuestros tiempos. Blanda, esa es la palabra que produce en la boca asco. He querido que estas palabras arrastren a otras. He dicho simplemente no a la poesía de la experiencia porque en verdad carece de experiencia. Yo tengo experiencia de vida y de muerte y mi poesía, o mi reino de palabras transparentes radica en eso, en mi experiencia verdadera, y no en una experiencia falsaria, en una construcción literaria, en una filología vacía. Necesito para esto que mis palabras entablen conmigo una relación esencial, una relación pura, y a veces será clara y otras oscura, será lo que ella quiera ser. Y necesito encontrar mi lengua para esto, mis palabras en la ceniza de mis palabras. Es así que manifiesto una necesidad ahora de una poesía en libertad, una poesía que no ataje, que se encuentre en el centro del lenguaje y no en el de la filología. Una poesía que no sea secuestrada. Voces a media altura, y aves y hombre volando a media altura en la luz. Sumaros a estas palabras y no tengáis miedo.

Miguel Ángel Curiel


4 comentarios:

MarisaLy -- Sandra Marisa Liberotti dijo...

..."una poesía en libertad, una poesía que no ataje/ Una poesía que no sea secuestrada."...

kokotera dijo...

Queridos amigos: os leo, os quiero... ¡Y QUE VIVA LA POE-DIVERSIDAD!, el lenguaje es un cruce de caminos... y gracias a la poesía me voy encontrando además con vosotros de tanto en cuando... UN ABRAZO GRANDE de poesía y libertad!!!!

Viktor Gómez dijo...

gracias, Sandra, es un aliento tu lectura y constante ánimo.

Un beset,

Vik

Viktor Gómez dijo...

Eloísa, desde tu isla, desde las libertades que por ella respiran y cantan, se decantan por la vida, nos cuestionan y nos alertan, ¡¡Viva la Poesía y su indomable e irreductible multiplicidad!!

besos

Vik