domingo, 20 de noviembre de 2011

J. JORGE SÁNCHEZ: El mal no es sólo la irreflexión (DEL TERCER REICH)


.  
.


.
.
Por mediación de Paul Cahill descubrí y leí muy recientemente un libro (que me regaló el también poeta  A. M. R.) que me impactó por su actualidad, por su vigencia en la indagación deliberativa y preguntas esenciales, para comprender dónde estamos y cómo son las reglas de juego del exterior, es decir, de la sociedad contemporánea. J. Jorge Sánchez (Barcelona, 1964) propicia desde sus poemas un confrontar pasado y revisitarlo desde el presente. Ese unir en la lectura dos tiempos y su "entre" histórico, en rigor me sobrecoge, me aturde. Es como despertar súbitamente. Ese efecto tiene la lectura de Del tercer Reich. Hacer concordar piezas de un puzle, cuya imagen es borrosa e ininteligible hasta que está finalmente reenlazadas las piezas. La criminalidad individual y colectiva que estalló con el nazismo, La Shoa, la pasividad y la violencia, lo inenarrable... ¿acabaron en 1945? ¿qué fuerzas subsistieron? ¿cómo se transfiguró de lo absoluto visible a lo absoluto invisible ese fascismo? ¿Hoy, cómo nos afectan esas fuerzas destructivas y tan perversas como inteligentes?
.
Un magnífico prólogo de Carlos Piera, ya sugiere:

Entonces se agolpan los motivos para tratar de ello, aunque tampoco se puede, en poesía. Es "un margen más allá del cual / el absurdo se vuelva nada" y en esa extremidad suya, por mucho que le acompañe un vértigo que sólo en el nace, ese "margen" central es como aquellas otras coordenadas imposibles en que la poesía se nos ha venido haciendo inevitable: la "naturaleza", el "tiempo" o la "muerte".

.../...

Si no tenemos delante a "Auschwitz" no podemos estar ya realmente vivos:  no es que no haya poesía después, es que no haya nada, y que por tanto nuestra "deuda" con las víctimas es tanto más inagotable como cuanto que por ella existimos. ¿Cómo puede haber algo después de la aniquilación? Réplica: no estamos después.
Y ahora, en ese ahora debe penetrar el lector. 
.
Carlos Piera
.
.
.
.

.
.
EICHMANN EN JERUSALÉN
.
.
Ante la banalidad del mal (Arendt)
emerge el mal como proyecto posible,
como decisión,
elección entre alternativas históricas.
El mal no es sólo irreflexión.
También puede ser reflexión.
Tal vez Eichmann no estaba hueco del todo.
.
.  
.
AUSCHWITZ (I)

.
.
.
.
.
.
.
.
(Y éste debería ser el espacio de un silencio, sin necesidad de indicarlo.
Mas cualquier silencio no deja de ser palabra
y lo que se suspende sigue estando rodeado y cruzado por ella.)

.
.
..........DEL TERCER REICH
..........J.Jorge Sánchez 
..........(Ed. Germania, 2002)
.
.
.
.
.
.
El blog de J. Jorge Sánchez:
.
BAJO LA LLUVIA
.
.
.
.