lunes, 9 de abril de 2012

Novedad editorial. Poesía. FUNERAL CELESTE, de Víctor M. Diez

.
.
.
Ser de agua.
Hacer el vacío
en la copa del cuerpo
para escuchar...
.
.
Y en la canción intermitente
del que falta,
contemplar ahora el mundo
como un paisaje en retirada.
.
.

(Andrés T.)
.
.
.

(Recogiendo, poema de Víctor M. Diez, perteneciente al libro recién editado por EOLAS ediciones, FUNERAL CELESTE, en su colección Lasadh. Nuestra gratitud y enhorabuena a Héctor Escobar, director del sello editorial leonés)
.
.



.
.
.
Víctor M. Diez (León, 1968) es autor de poemarios como: Evaporado va; Cordura abajo; Circo Varado; Oído en Tierra; Voz fuera de campo (Icaria, Barcelona. 2004); Ser no representable (De la luna libros, Mérida. 2004) Todo espera un fuego (Provincia. León. 2010. Antología Personal). Ha sido incluido en varias antologías y recopilaciones. Redactor en revistas, colaborador con prensa diaria o digital, autor de libros y guías de viaje, ha llevado a cabo varios Talleres de Escritura creativa... Performance, actor, pertenece al cuarteto de improvisadores SIN RED.
.
.
.

.
.
.
Funeral celeste compone una extraña concelebración. Es como un viejo hotel habitado por personajes en tránsito, enfermos de amistad. Algunos de ellos dejaron de pagar su cuarto hace un tiempo. La memoria no es fielato. Otros, lo ocupan cuando regresan a la ciudad de nuestra imaginación. El libro recuerda esas pequeñas cajas escénicas que los japoneses utilizan, metiendo y sacando láminas, para contar cuentos: los kamishibai (dramas de papel)
.
.
.

.
.
.
.
.
Funeral celeste en el Tíbet
.
.
A esa altitud no hay madera
y el terreno está helado.
Ni fuego ni tierra para los muertos.
.
.
El hombre camina con un fardo
y el monje abre su tienda
de ganchos y cuchillos.
Descuartiza a la esposa ante sus ojos.
Lo buitres devoran veloces la carne.
.
.
Sólo después,
ese hombre pulveriza uno a uno los huesos
y los mezcla con avena para el aire.
.
.
.


.
.

Materia oscura fría
.
.
Oración detenida es
la explosión de los desperdicios.
Cada palabra en un hilo
y la bola, vejiga hincada,
el discurso
como espina en la garganta
que no pasa.
Luz reumática
nudo humano que crepita
alrededor.
Adora la densa nube
imagen de su imaginación
abre la boca pero sestea
se siente engullido
le absorben
los vacíos que forman
sus aglomeraciones
la materia llora
ante ti
.......... objeto entre objetos
.......... puñado de calambres.
.
.
(Cornelia Parker)
.
.

.
.
.
Parece un baile, tu nombre
Candomblé
.
.
Pero conozco muda invitación
........................tu contradanza.
Desenvaina el día.
Restos de tu último beso
devuelve la cuchara al tarro.
Nos amábamos en ayunas.
Vuelvo a ti, saltando hacia atrás
las sílabas.
.
.
...da-li-sá-Cri .. ra-cu-Os
.
.
.
.
.

.
.
.
.
.