martes, 15 de mayo de 2007

ELENA ESCRIBANO en sus reincidencias




Elena Escribano Alemán consiguió traer a Valencia a Antonio Gamoneda y nos permitió escuchar al hombre que habla con los ojos cerrados y la voz reveladora de una panorámica de águila.


Elena Escribano Alemán se conmovió con la Flores Patológicas de Angel Montesinos asi como con los versos de "Esta luz" de Gamoneda, porque ama la Poesía, venga del caudal que venga.


Lecciones son a veces los silencios que aprehenden, la atenta escucha del roquedal esperando la lluvia, esperando el sol que no duerme y las brisas que traen voces actuales, desde Garcilaso a Gamoneda, desde Angel Montesinos a Catulo.

2 comentarios:

Julio Obeso González dijo...

Inolvidable por trascendencia, ambiente, poso, imagen, sensación, emoción, vuelo. Algo cambia cuando Gamoneda está, cuando su vida habla. Haber participado en ese encuentro gestiona, sin duda, un antes y un después en la consciencia poética de cada cual. Gracias Víctor por tenerme presente, por acercarme a tu mundo cada vez más rico y elocuente, gracias por ser mi amigo.
Julio.

Viktor Gómez dijo...

Si, Julius, inolvidable y motor de nuevas andanzas.

Un abrazote,

Tu Viktor