domingo, 9 de septiembre de 2007

ROBERTO JUARROZ: POESIA Y REALIDAD (I)

Yo me he sentido atraído en primer lugar por los elementos de la naturaleza. Nací en un pueblo al borde del campo. Mi padre era jefe de la estación de ferrocarril y teníamos enfrente el horizonte abierto. En esa pequeña ciudad de Coronel Dorrego me acostumbré desde muy chico a los silencios. Esas noches abiertas en donde se veían las estrellas, la luna nítida, los vientos, el agua, el árbol que para mí es un protagonista de la vida. Comencé mis lecturas muy temprano. Me atrajeron cada vez más y dediqué buena parte de mi vida a eso. Mientras tanto se fue configurando como lenguaje predilecto, o elector (tal vez me eligió a mí), la poesía.

Leí mucha poesía, de todos los tiempos y en varias lenguas, y poco a poco se fue formando ese hecho de vida que es escribir. Hasta que sentí que la poesía era un poco flácida, repetitiva, aún en los grandes poetas, con zonas en las cuales cedía la tensión interior, ese rango de intensidad que para mí tiene siempre el poema. Eso me llevó a concebir una poesía más ceñida, más estricta o rigurosa, en donde cada elemento fuera irremplazable. La inclinación fue la de recoger de las situaciones extremas eso que llevamos escondido en nuestro silencio, lo que barajamos y pocas veces decimos. Para eso necesitaba un tipo de lenguaje diferente que dejara de lado lo que las palabras tienen de ornamento, de euforia. Buscar formas de síntesis poética, que no es síntesis intelectual, en donde confluyeran emoción, sensibilidad, inteligencia.

Una forma de expresión que penetrase en las zonas aparentemente prohibidas. Zonas que mucha gente se veda a sí misma por temor. Albert Béguin, en El alma romántica y el sueño, dice que no se lee poesía porque se le tiene miedo. Es que la gran poesía desnuda las cosas. Es la búsqueda de lo abierto, no de una realidad cercada, estrecha, confortable que ya conocemos, sino un territorio que a veces el hombre ignora de sí mismo y en donde surgen, a veces, sus más ricos instantes.

(1993, en una entrevista) Roberto Juarroz



--

Que cada uno despierte como es y a lo que pueda. Que no se sienta encerrado en teorías hechas en sistemas fraguados y hasta privilegios y poderes. Yo creo que cuando el poeta es poeta y vive lo que hace, siembra, y la cosecha no es de su responsabilidad. No esperemos efectos inmediatos. Hay que tener la humildad, diría yo, de dejar de esperar en ellos. simplemente, hacer lo que podemos hacer con la palabra que tenemos en las manos, vivir con ellas y olvidarse de los resultados.
(1984, en una entrevista)












-


El centro del amor


no siempre coincide


con el centro de la vida.




Ambos centros


se buscan entonces


como dos animales atribulados.


Pero casi nunca se encuentran,


porque la clave de la coincidencia es otra:


nacer juntos.




Nacer juntos,


como debieran nacer y morir


todos los amantes


Roberto Juarroz

7 comentarios:

Ana Pérez Cañamares dijo...

Lo repito porque nunca lo he visto mejor expresado:
"...no se lee poesía porque se le tiene miedo. Es que la gran poesía desnuda las cosas. Es la búsqueda de lo abierto, no de una realidad cercada, estrecha, confortable que ya conocemos, sino un territorio que a veces el hombre ignora de sí mismo y en donde surge, a veces, sus más ricos instantes."
Gracias, Víktor.

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Coincido contigo en lo sustancial y exacto de las palabras de Roberto Juarroz.

Gracias por tu siempre generosa y complice lectura.

Tu Viktor

*

P.D.: ¿Podrías pasarme algún poema tuyo a mi correo personal para que lo publique en este blog?

El correo es:

viktormari@gmail.com

Un abrazote,

Viktor

Ana Maria Espinosa dijo...

Un poemazo, pero de los grandes.
Inmensamente sencillo y fresco,
luminoso, como las amapolas
en un campo de trigo.

Estupendo poeta con sus reflexiones, su humilde sabiduría
y poema superior.

Viktor Gómez dijo...

eS CIERTO, Ana María, este poeta es todo un hallazgo, feliz hallazgo. Tiene un librito pequeño de formato, grande de contenido, publicado por PRE-TEXTOS, que se llama "Poesía y Realidad". Y a caballo entre ensayo y poemas, este ingenioso, experimentado y cabal poeta nos deja imprencindibles pistas y curiosas reflexiones para mejor aproximarse a ese riquísimo Universo que es la Poesía.

Un abrazote,

Víctor

Anónimo dijo...

வகள்.

Jesús Ge dijo...

Le encontré gracias a una cita de Jorge Reichmann.
"Poesía Vertical" en Pre-textos.
Maravillosa combinación de poesía y filosofía de vida (o es lo mismo?).
Me encanta, es inagotable.
Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

Jesús:

A mi particularmente me desvendó los ojos éste poeta. Tanto Juarroz como Riechmann son dos inteligentes observadores, dos insumisos escribas de la historia, la poesía, el devenir quizá.

Gracias por tu visita y huella, compa.

Tu Viktor