domingo, 18 de noviembre de 2007

Deleuze: La literatura y la vida. Once fragmentos para una relectura de la poesía crítica

----
----

El problema de escribir no se separa del problema de ver y escuchar:

Cuando se crea otra lengua en la lengua es el lenguaje íntegro elque tiende hacia un límite "asintagmático", "agramatical", el que se comunica con su propio afuera.
Gilles Deleuze








1
Escribir no es ciertamente imponer una forma (de expresión) a una materia vivida. (.../...). Escribir es un asunto de devenir, siempre inacabado, siempre en vías de hacerse, y que desborda toda materia vivible o vivida.




2
El devenir es siempre "entre" o "en medio". (.../...) y todo giro es un devenir mortal. No hay línea recta, ni en las cosas ni en el lenguaje. La sintáxis es el conjunto de los giros necesarios, creados cada vez, para revelar la vida en las cosas




3
La literatura no empieza hasta el momento en que nace en nosotros una tercera persona que nos despoja del poder de decir Yo (el "neutro" de Blanchot).




4
Uno no escribe con sus neurosis. La neurosis, la psicosis no son pasajes de la vida, sino estados en los que se cae cuando el proceso es interrumpido, impedido, colmado. La enfermedad no es un proceso, sino sentencia del proceso. (.../...) Incluso el escritor como tal no es un enfermo, sino más bien un médico, médico de si mismo y del mundo.




5
El mundo es el conjunto de síntomas cuya enfermedad se confunde con el hombre. La literatura aparece entonces como una empresa de salud.




6
El escrito (.../...) goza de una irresistible pequeña salud que proviene de que ha visto y escuchado cosas demasiado grandes para él. (.../...) De eso que ha visto y escuchado, el escritor regresa con los ojos rojos, los tímpanos percutidos



7
La salud como literatura, como escritura, consiste en inventar un pueblo que falta. (.../...) Uno no escribe con sus recuerdos, a menos de hacer de ellos el origen o el destino colectivos de un pueblo por venir, todavía enterrado bajo sus traiciones y negaciones.




8
Bastardo no designa un estado de familia, sino el proceso o la deriva de las razas. (.../...) La literatura es agenciamiento colectivo de enunciación.



9
La literatura es delirio. (.../...) Todo delirio es "histórico-mundial", "desplazamiento de razas y continentes" (.../...) El delirio es una enfermedad (.../...) Pero es la medida de salud cuando invoca esa raza bastarda oprimida que no deja de agitarse bajo las dominaciones, de resistir a todo lo que aplasta y aprisiona.






10
Fin último de la lietratura, liberar en el delirio esa creación de una salud, o esa invención de un pueblo, es decir, una posibilidad de vida. Escribir ese pueblo que falta... ("por" significa menos "en lugar de" que "con intención de")


11
Creación sintáctica, estilo, este es el devenir de la lengua: (.../...)

La literatura presenta ya dos aspectos, en la medida en que efectúe una descomposición o una destrucción de la lengua materna, por creación sintáctica. "La única manera de defender la lengua es atacarla... Cada escritor está obligado a hacerse su lengua" (.../...)

Para escribir, podría ser necesario que la lengua materna sea odiosa, pero de tal manera que una creación sintáctica trace en ella una suerte de lengua extranjera, y que el lenguaje entero revele su afuera, más allá de toda sintáxis.


---


---




GUILLES DELEUZE

(fragmentos de "La literatura y la vida", publicado por Alción editora
en una edición preparada por Silvio Mattoni)












2 comentarios:

Ana Maria Espinosa dijo...

Brillantísimos pensamientos.

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Es desde ese horadar deleuziano desde el que últimamente oriento mi escritura.

Brilla, si. Y si osas arriesgar, si osas a lo abierto, a la intemperie, al camino no, a la trocha, al campo através... creo que 'ganarás la luz' que dijera el ínclito León Felipe.

Vivimos en una cultura tupida de nubarrones, techada de polución y encorsetada. Es una celda, a veces lujosamente amueblada, pero una celda.

Esos once fragmentos, en su relectura pueden decirte muchas cosas.


Tu Víctor