jueves, 22 de noviembre de 2007

JUAN ANTONIO BERMUDEZ: Desde otra poética, entre nosotros, necesaria

---
---
---
--
-------

'Nadar contra corriente. Ese es el plan.'
(.../...)
'Nadar contra la terca acometida,
desnudar la telaraña'

Juan A. Bermúdez (Apuntes para otra poética)
del libro Compañero enemigo (Libros de la Herida, 2007)
---


Imagen: erupción del Etna, fotografía que he tomado prestada de aquí

---

---



----

----


Somos de fuego y adoramos la ceniza,

nos da pavor la quemadura y somos llamas.

Taxidermistas, traficantes

del ingrato suicidio rutinario

del miedo y la renuncia,

embutimos la muerte en las agendas

con estopa de planes y proyectos

mientras la vida pasa y nos invita

a su delirio de molinos,

al soberbio festín de las palabras,

al aguacero de la música,

a los masajes y a los dátiles.

Guiña un ojo la vida en su columpio

y apartamos la vista;

---

nos da pavor la quemadura y somos llamas.




Juan Antonio Bermúdez



----

----


y su Blog, recibido en la reseña que hace Ana Pérez Cañamares desde el alma disponible, que inscribo en el tag "Blogs que resisten":


2 comentarios:

juan antonio bermúdez dijo...

Muchas gracias por abrir un huequito a las palabras de 'Compañero enemigo' entre estas poéticas valientes, necesarias.
Es un orgullo andar en tan buena compañía y con un anfitrión recién conocido pero ya tan cercano.

Un abrazo.

Viktor Gómez dijo...

Juan Antonio:

Consiera esta tu casa, sin puertas. Y Valencia, tu lar. El 3 de noviembre, de manera familiar y estrictamente poética, los compas David Eloy, David Franco, José Mª Gómez y Miguel Angel Garcia presentaron los libros de la herida. Compré los tres. Y los voy leyendo a ratos. Estoy, estamos, en deuda de gratitud y complicidad contigo, con Manuel Fernando y con Del Pozo. Coraje, belleza, precisión y buena letras nos dejais sin el menor atisbo de suficiencia o poderío. Y es que los poetas de lo real saben que lo importante, lo suficiente, es el poema, su lectura y su uso coloquial entre amigos o semejantes, entre desconocidos o complementarios interlocutores. Quien oyó vuestros poemas se posicionó. Sacudidos por su autenticidad (y memoria intrahistórica) transcrita con pulcritud y sin eufemismos ni perífrasis
es poesía que interpela y conmueve.

Gracias a tí, compañero amigo, que estamos en deuda con tu poética y sus gajos de luz herida y osamenta leal sin piel sintética ni abrigo de cordero.

Un abrazote,

Tu Víktor