viernes, 23 de noviembre de 2007

Telegrama desde los arrecifes (A Enrique Falcón)

* * *

"yo quiero oír
el alarido de la mariposa…"

Enrique FALCON

* *
*

No el pescado
------------------------ sino el pez
Y las redes de espuma
no de acero

A menudo cambian las reglas
no cambiémos
nosotros ---------------------- aunque quedemos fuera

En la lonja
va a peso la muerte y los números que aplacan la sed
vacían letras por la Letra de cambio
---------------------------- ¿alas sin cielo
branquias hundidas en tierra, cómo llegasteis
al temblor inoído,
cómo saldremos de ésta
-------------------------------- sin horror?

No mercancía
--------- sino moradores de lo indefenso


Víktor Gómez

6 comentarios:

Matilde Selva dijo...

Impresionante poema de un imprensionante poeta.

Un abrazo

Viktor Gómez dijo...

Mati:

compa, qué decir?.

Gracias por tu generosidad y complice lectura.

Lo que si impresiona es la capacidad de los versos de Enrique Falcón para desinstalar de lo cómodo y pasivo hacia otra actitud, para otros fines, con otros medios.

Un abrazo,

Tu Víctor

Javier Gil dijo...

Un poema fuerte, contundente: no el pescado /sino el pez.


Un abrazo grande.

Viktor Gómez dijo...

Javier:

Tu lectura me resulta importante, porque son otros ojos, otras manos, un corazón que avanza, un cristal crítico que mira donde es lo suficiente y que aprendió de los Poetas a distinguir el gay-cantar de la poesía, los grillos del autillo, la fragilidad de lo auténtico de la efímera fuerza del mercadeo.

Si, tu relectura es importante para mí, complicidades aparte, porque viene de un exilio pertinaz, a través de un 'desierto de la sed'.

Un abrazote

Tu Víktor

Ana Maria Espinosa dijo...

Todo el globo terráqueo está
envuelto por una gigantesca red,
es una trampa.

Pez
no pescado.

Un poema como el mar
extenso.

Viktor Gómez dijo...

Ana:

compi, un poema que se me escapa como el pezqueñin entre las redes....

Es un poema-complice, para todos, muy especialmente para Enrique,

Un beset,

Tu Víctor