miércoles, 28 de noviembre de 2007

TOMAS SEGOVIA

--
--
---
-----------



-----

----


¿Pero cómo decirte el más sagrado
de mis deseos, del que menos dudo;
cómo, si nunca nombre alguno pudo
decirlo sin mentira o sin pecado?

---
Este anhelo de ti feroz y honrado,
puro y fanático, amoroso y rudo,
¿cómo decírtelo sino desnudo,
y tú desnuda, y sobre ti tumbado,

----
y haciéndote gemir con quejas tiernas
hasta que el celo en ti también se yerga,
único idioma que jamás engaña;

---

y suavemente abriéndote las piernas
con la lengua de fuego de la verga
profundamente hablándote en la entraña?

---

---



Tomás Segovia, Sonetos votivos

2 comentarios:

L´HABITACIO D´ ARLES dijo...

Como decir las cosas... sin duda el problema principal de la humanidad, la comunicación. En estos tiempos de tiempo rápido y verbo inexacto, qué mejor que hablar sin ropa. Sensacional. Al leer estos poemas me lleno de ideas

Viktor Gómez dijo...

Pues coincido contigo. Creo que Tomás Segovia
ha sido osado (americano) y a la vez versado en la tradición (europeo) un poeta que muy bien ha conjugado lo vanguardista con lo clásico, generando una escritura de acceso restringido pero que en la relectura aporta hallazgos expresivos y verdades estéticas de gran valor inspirador.

Un abrazo preámbulo de un buen finde,

Tu Víktor