miércoles, 12 de diciembre de 2007

OCTAVIO PAZ: PULIR HUESOS

---
---

--------------------- Hablar
mientras otros trabajan
es pulir huesos
--------------------- aguzar
silencios
---------- hasta la transparencia,
hasta la ondulación,
-------------------------- el cabrilleo,
hasta el agua.

---

Octavio Paz

2 comentarios:

en tierra de nadie dijo...

Pulir huesos con nuestras palabras.
Aguzar silencios hasta la transparencia para gritar lo que no podemos ya callar.
Es lo que tratamos de hacer.

Gracias por recordarnos cada día que la poesía (la literatura)merece la pena. Gracias por hacer visibles a los que están (estamos) fuera de los circuitos babélicos, cultural.es y ABCDarios.

Salu2 desde Madrid.

ETDN

Viktor Gómez dijo...

Querida ETDN:

Durante años vengo (des)informandome a través de la segregada pluraridad de medios del acontecer visible de la Cultura y culturilla masiva. Otras fuentes manan lo invisible y en ellas bebo para completar mi incompleto y no concluyente mapa. A decir verdad, hace años tenía fe en BABELIA, ABCDario, REvista de Occidente, LEER, etc., como garantes de lo real en literatura. Pasada esa fiebre, sigo leyéndolos por estar al día de lo que se cuece entre maquinas, por palpar lo editorial, lo impuesto, lo acordado. Y sigo bebiendo, cada vez con mayor desasosiego y sed de la fuente que emana otro saber, aquel que no pretende un conocimiento o maestria formal, metafísico, estético, sino sencillamente sospecha y alerta sobre lo posible, lo inconveniente, la herida, los simulacros, la pérdida de los dogmas, la caída de los caminos exclusivos o excluyentes, la supremacía de la traditio y la negación de las negaciones.

No busco ya el Cánon, sino una grieta pequeña, suficiente, por donde derivar mi inquietud, por donde salvar lo suficiente, por donde hablar con los que callan, por donde mostrar a los que van a morir sin el consuelo del pan, el techo, la literatura. Una grieta que no se ciña a la opacidad de los Bienpensantes Editores, Mecenas, Pre-sidentes (curioso que presidio y presidente tienen una sola raíz latina, que las hermana).

Si, leo lo visible y acudo a la fuente de lo (im)posible. Y aún no se lo que haré, pero voy sabiendo lo que no hacer, poéticamente hablando. Que vivir, ay, vivir es el asunto, y eso aún se me antoja más difícil, si he de ser sincero, desnudamente dialógico. Porque aún no he conseguido hermanar mis lecturas, mis letras y mis hechos. Es una tarea ardúa, que quizá dure toda una vida. Es la paradoja, el hervir de tuétanos, la íntimda batalla, la única que realmente libramos con responsabilidad.

Gracias por tu lectura, porque me ayuda a decirme y (des)decirme, a reordenar el caos interno y a armonizar las incongruencias diarias con la rebeldía y los afanes.

Un abrazote, compa.

Tu Víktor