jueves, 6 de diciembre de 2007

SABER Y CALLAR

Ella no.

Saber es la herida. Abierta, como la ventana
de la espera inconclusa,
como esa calle que no tomarás con ella,
saber es la muerte:---------------- semen errático:
--------------------------------------------------charco reseco.

Ella no.

Saber que ella no quiere. Saber que nada
ni nadie
puede cerrar ya
ese conocimiento, tan amplio y oscuro
como la noche sin ciudad ni caminos
ni el más leve rumor, ni el más minimo murmullo.
-----

Ella no.
--------------------------- Es lo cercano lo que más nos duele.
Un exilio del deseo no, una carcel transparente,
un irse, irse, irse lejos de su tacto, lejos de su voz,
un irse lejos para quedarse: herida del saber y callar.
--
herida de lo incallable




Víktor Gómez

12 comentarios:

L´HABITACIO D´ ARLES dijo...

Saber con certeza el no, es el abismo, el dolor supremo, el final de los días. Pero saberlo y callarlo es el sumum. Ella no, poco más se puede decir con dos palabras. No te lo diré en silencio sino bien alto, un poema cojonudo

Viktor Gómez dijo...

Gracias, compa.

Aseguro que lo escribí desde la angustia. Y no se si es buen poema, pero si que me fue necesario escribirlo. Lo tenía que escribir. Y hecho está.

Ella no.

Es todo cuanto puedo decir.

Buen finde,

Tu Viktor

A.Querejeta dijo...

Las heridas hoy invisibles
serán las más duras de mañana.
Nada nuevo.
Ella no.
Ella no lo sabe.

Un abrazo "entre la realidad y el pensamiento"

sandra rubio dijo...

Sus versos me saben a sentencia, bien envejecidas en suave madera de barril noble. Me palpan por la espalda, y me hacen descubrir ese aroma inconfundible, de la buena palabra. Un saludo!

Jesús Ge dijo...

Un poema desgarrador pero necesario. Nacido del dolor del silencio.
Te entiendo. Hace bien poco sentía esto. Es un poema que me hubiera gustado escribir, lo que nombras ya lo sentí, sólo me faltó echarlo fuera. Gracias por poner las palabras que necesitaba. Me hubiera encantado leerlo cuando estuve así.
Besos y abrazos.

Viktor Gómez dijo...

a.querejeta:

en tu relectura y en lo dialógico de tu versar anido y descanso un instante.

Gracias, compa.

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Sandra:

no me apabulles, que apenas son letras a la deriva.

Quizá aupadas, salvadas, por tu mirada, por la hondura de tu mirada buena.

Con tu huella,
un abrazo va,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Jesús:

¿por qué me parece que somos camaradas, hermanos beduinos, antiguos exiliados de un tiempo sin rastro ni memoria...?

Un gran abrazo sin fisuras,

Tu Viktor

en tierra de nadie dijo...

Ella tendrá sus razones, seguramente, aunque eso no cambie las cosas ni los sentimientos.

"Es lo cercano lo que más nos duele".

Y a veces lo que alejamos de nosotros sigue doliendo.

Yo he sido ella. Y a veces querer no es suficiente. Y he dicho no. Y después he suscrito este poema tuyo, porque también estoy en este lado.

Gracias por tu visita a mi blog. el Área de Descanso es tu casa.

besos desde Madrid

ETDN

Matilde Selva dijo...

Buen poema Víctor. Te felicito.Tu evolución en la poesía es asombrosa y positiva, se nota que no paras de aprender.
Abrazos

Viktor Gómez dijo...

ETDN:

Amiga, te entiendo porque a mi me sucede lo que a tí. He estado en las dos orillas, entre el espejo y la sombra, bajo lo indeciso y sobre lo ardido. He renunciado y no he querido y queriendo no he sabido guardar la ganancia ni merecer el bien que de amor y constancia se recibe, no como trofeo o posesión, sino como gracia.

"Acción que en un momento creí gracia" es un poemario de Eduardo Milán con poemas muy potentes y bien cerrados, entiendase abiertos.

Como lector cada vez soy más exigente, así también en las relaciones de amistad o amor me autoexigo más hacia el otro porque la gran traición, la gran deslealtad es olvidar el fuego que uno metal y vidrio en uno.

Si, creo que partimos de experiencias vitales afines y eso ayuda a reescriturar el poema desde esa 'tierra de nadie' que habitamos, compañera.

Gracias por tus palabras y tiempo, nos iremos viendo por tu 'area de descanso'

Buen sábado,

Tu Víktor

Viktor Gómez dijo...

Matilde:

Eres muy generosa. Te lo agradezco de corazón. Si te gusto el poema, si se abre a con/versar y participar de palabra y acción, me congratula.

Un beset,

Tu Viktor