miércoles, 2 de enero de 2008

NICANOR PARRA: lo antinerudiano no es contemporaneo.

------
------
------

Hay dos maneras de refutar a Neruda: una es no leyéndolo, la otra es leyéndolode mala fe. Yo he practicado ambas, pero ninguna me dio resultado.

Nicanor Parra

4 comentarios:

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Independientemente de estar o no de acuerdo con las ideas que dibuja Neruda en sus versos, o si están o no desfasdas (que no lo creo en absoluto), volver a releer 20 poemas o Residencia en la tierra es un placer para los sentidos. Apenas tienes que esforzarte en interpretar su significado, porque el gusto que te dejan esas palabras en el paladar es irrepetible. PAra mi Neruda siempre será actual porque es eterno.

Bueno, es una opinión más, que además comparte el amigo Parra al fin y al cabo ¿no?

Viktor Gómez dijo...

Ja ja ja, eres genial, compa. Yo comparto al menos en principio y causa tu alegato pro-neruda.

Su vastísima obra tiene altibajos, pero no deja de ser una Voz entre las voces. Un Poeta entre poetas.

Nicanor y él han sido rivales encarnizados durante decenios. Pero Parra que además de gran poeta y crítico ácido de la sociedad vacua y stereotipada es persona hábil y sagaz lector, no deja de reconocer en su rival a un hombre de talla. Tanto poética como política. Lo cual no quita que le mande puyas como lanzas.

En fin, el comentario que dejaba es antinerudiano, pero de una complicidad exquisita.

Con él sólo quería dos cosas: elogiar el humor inteligente del chileno y recordar eso tan propio de poetas como son las misivas envenenadas, las rivalidades enfermizas, la lucha por el trono o la razón sublime e unipersonal.


Un abrazote,

Tu Viktor

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Gongora - Quevedo versión siglo XX. Bien estoy de acuerdo contigo que esa mala leche fina está muy bien, y que porqué no reivindicarla, porque es educada, sincera, y si me apuras respetuosa con el otro porque te expones a él tal como eres, y sobretodo como piensas. En el fondo los halagos inmerecidos son más perversos que una sagaz crítica.

Esta muy bien Vik.

Fernando S. dijo...

yo soy nerudiano hasta la medula...defiendo los poemas de amor sobre todo y sus imagenes...abrazos...uno de mis blogs se llama crepusculariosiglo21..todo dicho no?.