miércoles, 2 de enero de 2008

ROQUE DALTON

-
--

--
--

Una religión que te dice que sólo hay que mirar hacia arriba y que en la vida terrenal todo es bajeza y ruindad que no debe ser mirado con atenciónes la mejor garantía para que tropieces a cada paso y te rompas los dientes y el alma contra las piedras rotundamente terrenales.

Roque Dalton

12 comentarios:

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

De esto saben mucho los sudamericanos, tantos siglos con el yugo en forma de crucifijo entre los brazos. Sólo los teólogos de la liberación me reconcilian con la instutición eclesiástica,porque en el fondo están fuera de ella. El resto han sido todos acomodaticios con el poder. Personalmente no creo en ningún dios, así que no puedo estar más de acuerdo con el poeta. Sigo haciendo caso a ese dicho que reza, fiáte de la virgen y no corras.

Un saludo crack

Fernando S. dijo...

no hay solución...la religión es el opio del pueblo...y lo malo que es verdad...el opio y la mentira...abrazos.

morgana dijo...

Justo hoy comentaba en otro blog mi asistencia convencida a misa de 11 hace añares. Después, empecé a ver y ya nada fue como antes.
Y es la misma iglesia quien expulsa, castiga si no pensás igual.
Te sigo leyendo y gracias por tus palabras.
Buen año, nos seguimos leyendo.

Ana Maria Espinosa dijo...

La realidad es tremendamente
terrenal.
Las piedras están llenas de
almas rotas y de dientes.

¡Qué buena música de Roque!

Viktor Gómez dijo...

Fueron y son Jon sobrino, Ellacu, pero hay ahora otra activista teología heterodoxa y libertaria, la indigenista, que también merece respeto y admiración. Por ahí sabes que estamos de acuerdo Arles. La verdad es que las estructuras que van contra el hombre, los jefazos de estructuras que van contra los hombres deberían estar denunciados por todos nosotros. Aunque les ampare la ley y el capital. Aunque sean togados, puerpurados o condecorados.

Un abrazote,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Fernando:

Entiendo lo que comentas aunque es tan amplio el concepto que por algún lado se me resbala. Yo matizaría. Porque un mundo sin religión tampoco a demostrado ser ni más justo ni más pacífico ni menos corrupto. No se cómo se solucionaría el asunto. Quizá sea más complejo que de un plumazo borrar las religiones. Que a la postre también son cultura, historia, sociedad. Desde luego, tal y como están montadas ahora las grandes religiones dan miedo y frenan muchas posibilidades de reequilibrar los continentes, los pueblos, las clases sociales.

Tema peliagudo, aunque te entiendo perfectamente. Y casi comparto tu severa afirmación.

Un abrazote,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Morgana:

En muchos aspectos de lo cotidiano la relación con la Iglesia Vaticana es impracticable. Materias de sexo, mujer, dignidad, riqueza...

Pero ser creyente no es exclusividad de los Príncipes de Roma. Ni la única vía de acceso a la trascendencia viene del mundo judeocristiano.

Pero eso es un camino que habrás de hacer sola.

Un abrazote,

Tu Viktor

Viktor Gómez dijo...

Ana:

Has captado lo esencial, lo fundamental de ese texto daltiano. A mi modo de ver.

Un beset,

Tu Viktor

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Vik en relación a tu comentari sobre mis palabras y enlazando con Fernando, es cierto que la relgión, o las religiones son además historia, cultura y parte de una civilización, pero esa no es su esencia, esos son sus efectos colaterales o secundarios. El espíritu de la religión está en el miedo, el miedo a lo desconocido, a gestionar la incertidumbre (los unos divididos por ceros). Para ello, te dan las respuestas. No tienes que pensar, te las han escrito, y si tienes el valor, porque en ocasiones necesitas valor, para creerte lo impuesto, alcanzas la felicidad con relativa facilidad. El camino a la inversa es distinto, lleno de baches y sin ninguna barandilla donde apoyarse.

En cuanto al otro tema, si se podría vivir sin religión o si el mundo sería mejor sin ella, es un supuesto difícil de responder, aunque ya empezamos a tener pistar sobre ello. Almenos en el mundo occidental, las libertades mayores se han logrado cuando la Iglesia ha pasado a un segundo plano y ha empezado a dejar de controlar los poderes del estado. Más libertad, sexual, de elección, para resolver conflictos (el Ulster p.e.), liberación de la mujer sin duda...etc. No sé si se viviría mejor, seguro que más libres sí. bueno esto daría para una tertulia con whisky y cigarrillo de no acabarse... un abrazo

Viktor Gómez dijo...

Compa d'Arles:

Es un tema apasionante. Dificil de resumir o conversar sin ese Whisky on the rocks y tiempo de por medio. Lo que apuntas es cierto, pero matizable. Y aquí no da para exponer y comentar debidamente. Quedo pues con tus coherentes y certeras palabras aplazado a otro momento y lugar. Lo cierto, en lo que todos estamos de acuerdo es que la estructura de poder del Vaticano no es sana ni necesaria. Y que los curritos en el tercer mundo o en zonas en conflicto, que se juegan la piel todos los días merecen nuestro respeto. Lo curioso del lenguaje, de la cultura, del pensamiento y hasta de la fe es que ambos antagónicos grupos dicen moverse por "Amor a Dios y los hombres". Si bárbaros como Bush y Bin Laden se atribuyen una Guerra Santa, o una Guerra Justa, y a la vez en la India, Africa, Centroamérica personas sencillas y humildes se dan en cuerpo y alma por los desheredados, por los miserables, ¿Qué penar, qué decir, cómo coger el tema de la fe y la acción humana?.

En fin, que nos hace falta esa botellita de Daniels o Cardhu, compa y ni asi creo que sacaramos una conclusión tajante e inapelables. Quizá, porque la realidad es hibrys, mestizaje, matices que continuamente se superponen, mezclan, colisionan.

Un abrazote

Tu Viktor

L´ HABITACIO D´ARLES dijo...

Toda la razón, no sacaríamos ninguna conclusión, pero el sabor a bourbon o a scotch no nos lo quitaría ni dios...

Viktor Gómez dijo...

Si, eso valdría la pena,

BUEN JUEVES,

Tu Viktor