martes, 5 de febrero de 2008

LUIS PASTOR y BEBE cantan a duo "Aguas abril"

.
.
.

No sé de qué compás te deslizaste ni en qué estación de metro te perdí No vi llegar al lobo y me avisaste las tiendas "se han cerrao pa'mi" Aguas abril, flores en mayo beso una estatua de sal Se fue mi tren, también el barco solo en mi puerto de mar... Me visto de terraza sin licencia me lo hago de vuelo sin motor De aquí pallá como el inspector Gadget persigo algún indicio de tu amor Aguas abril, flores en mayo camino solo por Madrid se acerca junio y cumplo años soy un extraño para ti Estoy como Neptuno cuando hiela mi horóscopo me dice "precaución" que tú eres cáncer y hoy es luna llena y aún tengo que hacer otra canción Aguas abril, flores en mayo aunque sonría no soy feliz junio me quema y llueve en julio quizás me vaya a San Fermín No sé de qué compás te deslizaste ni en qué estación de metro te perdí tampoco oí "Pastor, que viene el lobo" las tiendas se han cerrado para mí Aguas abril, flores en mayo beso una estatua de sal se fue mi tren, también el barco solo en mi puerto de mar... Solo en mi puerto de mar..

.
.


Visita su Página:

http://www.luispastor.com/

4 comentarios:

Jesús Ge dijo...

Otra de esas nuestras afinidades, compañero.
Me encanta Luis Pastor, le conozco personalmente, estuvo en nuestra escuela hace algunos años. ES una persona noble e íntegra. Uno de esos poetas-músicos que sigue pensando que su música puede hacer por este mundo tan miserable.

Besos y abrazos.

Viktor Gómez dijo...

Sinceramente, le he descubierto hoy, y como aguas de abril flores de mayo me ha tocado el alma.

Es buenísimo. Transmite frescura, honradez, calidad musical, calidez humana.

Me gustaría oírle en directo, debe ser impresionante.

Un abrazote

Tu Viktor

Ana Maria Espinosa dijo...

Cuando se unen buena
letra, buena música
mucha poesía y corazón,
pues ha llegado
Luis Pastor.

Qué siga siempre
como agua de abril,
flores de mayo
fresco y auténtico.

Viktor Gómez dijo...

ANA:

Es más que música,
no menos que poesía,
un cambiar la rústica
rutina por la alegría
de un poeta cantor.
Es más que un soñar,
no menos que el amor
de un raro cantar.
Un extremeño, nuestro.
Es más que un hallazgo,
no menos que el porvenir,
lo que no da hartazgo
y se deja oír y oír.
Un milagro, Luis Pastor.

Tu Víktor