jueves, 14 de febrero de 2008

VICTOR M. DIEZ: DEL REPENTISMO Y DE LA LIBERTAD CREATIVA CONTAGIOSA, SIN RED

---
---
--
---



--
---


La Hydra reverberante


Darlo todo por perdido

Allí empieza lo abierto.

El otro lado es el mayor contagio.

Juan Juarroz



No deja ver. Ese humo de lo humano.
La renta de los cuerpos
se ajusta a un eco. Mil millones de escuchas
son insuficientes para absorber.
Insuficiencia respiratoria.
Ser diminuto. Humano. Ser reciclable.
- Sin dientes soy, si ciegos y sordos ya éramos.
¿Dónde estáis? ¿Quién os esconde?
Dejad que os toque.
Quién reproduce sin descanso.
Todo excepto lo nuestro.
En el bosque de la ansiedad anidan quienes buscan
Todo envuelto.
Haz acopio de los eslogans que percuten en susurro:
Lo escaso y adulterado.
Por cien manos pasa. Su corte sin cicatriz.
Un tráfico denso.
- Ten esta maleta llena de periódicos para viajes ilusorios.
Una cadena alimenticia demasiado larga.
Hoy nada. Agotado. Hemos salido a suicidar -me nos.

Hable quien hable, se enredan las voces.
Superposición en la escritura de las bocas.
Una enramada en el paisaje: digo, dice, dije...
Como abanico ... Somos tú, yo, y aquel
que llega será.

© Víctor M. Díez© Alberto Augusto Miranda, traducción




A Hydra reverberante


Darlo todo por perdido

Allí empieza lo abierto.

El otro lado es el mayor contagio.

Juan Juarroz


Não deixa ver. Esse fumo do humano.
A renda dos corpos
ajusta-se a um eco. Mil milhões de escutas
são insuficientes para absorver.
Insuficiência respiratória.
Ser diminuto. Humano. Ser reciclável.
- Sem dentes sou, se cegos e surdos já éramos.
Onde estais? Quem vos esconde?
Deixai que vos toque.
Quem reproduz sem descanso.
Tudo excepto o nosso.

No bosque da ansiedade aninham os que procuram
Tudo envolto.
Aprovisiona os slogans que percutem em sussurro:
O escasso e adulterado.
Por cem mãos passa. O seu corte sem cicatriz.
Um tráfico denso.
-Toma esta mala cheia de jornais para viagens ilusórias.
Uma cadeia alimentícia comprida demais.
Hoje nada. Esgotado. Saímos para suicidar -me-nos.

Fale quem fale, enredam-se as vozes.
Sobreposição na escritura das bocas.
Uma ramada na paisagem: digo, diz, disse...
Como leque... Somos tu, eu, e aquele
que chega será.


----







Adjunto un comentario de Eloísa Otero que realizó en su blog cuando dejo entrada a este magnífico poeta y agitador cultural:


" Me gusta especialmente este texto de Víctor M. Díez (León, 1968), poeta de acción que colabora con músicos improvisadores y que actualmente recorre escenarios de España, Europa y América con el colectivo Sin Red (del que forman parte la percusionista gallega Chefa Alonso, el poeta y saxofonista leonés Ildefonso Rodríguez y la cantante asturiana Cova Villegas). El último libro de Víctor M. Díez se titula ‘Voz fuera de campo’, y está publicado en Icaria (Barcelona, 2004). Con ‘Oído en tierra’ (mi favorito) obtuvo el Premio Ciudad de Mérida de poesía, y está publicado en la colección De la Luna Libros (Mérida, 2000)."Comment by islakokotero


Y en el mismo blog encuentro esta poética que habla por si sola:

-
--
--
-
-

POÉTICA
-
--

Se hace agua la escritura propia. El miedo a meter la mano y que no moje. Uno se ve, al releerse, como personaje en el final de una película, bajo el tremendo aguacero de su propia memoria.
---
Echando la vista atrás sobre el camino ya recorrido, veo fuentes germinales, manantiales, cómo nacen ríos en los primeros versos. Percibo, también, aguas turbulentas, meandros, rápidos, torrentes, cascadas salvajes… Pero, como alguien dijo, si mi corazón bate arrítmico cómo habría yo de escribir de forma armónica. Siendo así, no obstante, y quizás por estar caminando sobre el último filo de lo que llaman juventud, la mano busca un remanso exterior, aparente, que fluye continuo pero que oculta corrientes interiores, fuerzas aún mayores y más radicales. La calma del jaguar, la marmita a punto de bullir.
---
Mi poética se resume, pues, en la metáfora del río: un continuo fluir que nunca es el mismo y siempre se repite. Expresionismo formal, respeto por las denostadas vanguardias, ser coherente con la contradicción, responsable con la música del propio tiempo. Rechazo el concepto de tradición unívoca, sacralizada, que normalmente oculta una escolástica repugnante. Me sumerjo en la idea política de lo común, me veo en el otro, me derramo en los abismos que abre el viaje, me reflejo en el cristal roto de la conciencia. Una escritura erótica, vital, que busca la vivificación de lo que nombra…
Sigo percibiendo lo cotidiano como materia de alucinación. La vida como la pata delantera de un enorme cangrejo que no cesa. Espero no perder nunca la capacidad de ver el océano en un charco de mi calle; el poder de asombrarme, de permanecer a la escucha, de ser sensible a algunas magias.

----
----
VÍCTOR M. DÍEZ (’Poética’ publicada en la antología ‘Diez nuevas voces de la poesía leonesa’, Diario de León-Edilesa, León, 2007)

*

* *

4 comentarios:

Eloísa Otero dijo...

Ole y olé por Víctor y por Víktor.

Santy Martínez dijo...

Un buffet libre maravilloso, no dudare en visitarlo cada vez que la gula de mi cereblo lo exija.

Saludos.

Santy.

Viktor Gómez dijo...

Eloísa:

Es un honor ver tu huella en esta casa (nuestra). Me alegra gustes del pequeño tributo a un artista veraz y valiente, con tanto que darnos y ofrecer.

Un beset

Viktor

Viktor Gómez dijo...

Gracias, Santy, es un placer que lector crítico y especializado en la enseñanza guste de estos platos cocinados desde la pequeña cocina de un ratón de biblioteca.

Puedes aportar tanto quieras, mirada, palabra, opinión, textos propios y ajenos, sugerencias, críticas, amistad tertuliana...

Un abrazote,

Viktor