martes, 8 de abril de 2008

HORACIO QUIROGA: el poeta acosado por la tragedia

--
--
---

No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo.

(Decálogo del perfecto cuentista, VII)

Horacio Quiroga



--
--
---

En Wikipedia:


Horacio Silvestre Quiroga Forteza (Salto, Uruguay, 31 de diciembre de 1878 - Buenos Aires, Argentina, 19 de febrero de 1937), notable cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo. Fue el maestro del cuento latinoamericano, de prosa vívida, naturalista y modernista. Sus relatos breves, que a menudo retratan a la naturaleza como enemiga del ser humano bajo rasgos temibles y horrorosos, le valieron ser comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe.


La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes de caza y los suicidios, culminó por decisión propia, al beber voluntariamente un vaso de cianuro en un hospital porteño a los 58 años de edad.


-----
---
---



------



No escribas bajo el imperio de la emoción. Déjala morir y evócala luego. Si entonces eres capaz de revivirla tal cual fue, has llegado en arte a la mitad del camino.
(Decálogo del perfecto cuentista, IX)


-----
-----


Horacio Quiroga
(Uruguay, 1878-1937)







1 comentario:

en tierra de nadie dijo...

Esa segunda cita de Quiroga preside mi corcho desde hace tiempo...y me sigue enseñando cada vez que la leo.

bss