lunes, 27 de octubre de 2008

WANG WEI: Del sin lugar


--
-

El cercado de las Magnolias

---


Las montañas otoñales
recogen la última luz.
Se ha volado la bandada
siguiendo al primer pájaro.
De un tiempo a otro brillan
rayos esmeralda.
No tiene donde quedarse
la neblina vespertina.



2 comentarios:

Arturo Borra dijo...

A decir verdad, entre tantas deudas de lectura -¿en nombre de qué pretensión de completitud?- me debo una inmersión profunda en la poesía oriental. Es un campo del que tengo que aprender mucho. Como pocos, manejan la condensación.
Gracias Víktor por tan bello poema.
Un abrazo,
Arturo

Viktor Gómez dijo...

Arturo:

Una defición no desdeñable de la poesía es la de el arte de la "condensación", según un poeta francés del pasado siglo.

De la poesía china que nos pueda interesar, habría mucho que hablar. A más de condensación unen ese imposible del "ut pictura poiesis" que da su dactilografía. Cada signo es un concepto, un dibujo y a la vez un universo de sentido y polisemia. No es de extrañar que para acceder en la escala de funcionariado a puestos relevantes se tuviese que demostrar talento como poeta. Requería capacidad de observación, síntesis y gusto estético. Ahí es nada.

En Pre-Textos tienes una interesante variedad de poesía china con buenos prólogos y notas anexas. Concretamente los libros de Bai li y Wang Wei son muy recomendables.

Quizá si tuviesemos acceso a la poesía vietnamita, india y coreana nos llevaramos sorpresas agradables

Un abrazo grande.

Víktor