martes, 11 de noviembre de 2008

Laura Giordani: Del mirar, inteligencia sentiente de la poesía

--------
--------

Poema de la poeta argentina afincada en Alzira,
Laura Giordani, extraido de la
Agenda de la solidaridad 2009
(Coordinadoras Estatales de Solidaridad
con los Pueblos de América Latina y Africa)
----
----


---
Como un parpadeo que mendiga
sus luces, esta invocación clama
en voz horizontal, tan humana:
que la indiferencia no cuelgue en las pupilas
sus crisálidas de invierno,
que la repetición no seque
los pozos del asombro,
que no se adelgace el ángulo
desde el que se contempla la infamia (...)


Laura Giordani

13 comentarios:

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola

Buen poema y buena voz.
Menos mal que la poesía no solo sirve para el amor.
También estos temas son más importantes y en este caso el poema esta redondo, preciso y muy acertado.

Me gusta mucho.

Gracias a Laura y a Viktor.

Viktor Gómez dijo...

¿habrá amor más necesario
qué el que nos reune e identifica
bajo el signo hermano
de una tribu, de una especie,
de una Multiétnica civilización?

El amor y la política:

No hay política sin amor,
es desprecio del hombre.
No hay amor que no sea política,
es decir,
que no pacte, renuncie, ofrezca,
asuma, recoja, reparta
entre dos seres distintos,
bajo la tensión del tiempo,
los intereses, las posibilidades.

Cuando amo a una mujer
tengo que saber que no
voy a conquistarla ni
dejarme conquisytar:
vamos a practicar un juego.
Jugaremos a dar y compartir,
a negociar y proyectar planes
que mejoren nuestro futuro,
a cuidar de los que nos rodean,
a cuidar lo que nos rodea.
Cuando una mujer me ama,
no me somete ni se somete,
dialoga, acuerda, concuerda
el vivir de uno y otro,
distintos pero en armonía.
Cuando dos se aman, no matan,
propician la vida, la mejoran.
Ello supone saber perder uno
a veces, saber ceder, conceder
y saber también exigir, corregirse
o corregir el rumbo.
La política como el amor
es copensar.

En política
como el el amor
el deseo se subordina
a la conciencia
y la conciencia
al bien común.

Aun no sé como nos engañaron
para separar dos aspectos
de la vida
tan claramente correlacionados
y dependientes.

Amar, ¿Qué otra política nos
podría interesar?


Un beset

Víktor

Nuria dijo...

la voz horizontal, esa que no choca contra ningún objeto. Magnífica imagen, como siempre, Laura, nunca defrauda.

María Socorro Luis dijo...

Precioso poema.
La indiferencia, la costumbre,el mirar a otro lado, o simplemente no mirar...
Que nada de eso, nos inmunice contra el horror.

Y como comentario al comentario de Viktor: Sin amor, no puede haber política... El amor emgloba todos los fundamentos de la política.

Besos

Jesús Ge dijo...

Estupenda entrada interconectada.
Gran poema Laura.
Buen trabajo Viktor.

Laura Giordani dijo...

Gracias por hacerme un lugar en tu casita, Víktor. La imagen que has elegido me gusta mucho. Todavía no he visto la Agenda de la solidaridad 2009imagino que todo el montaje habrá quedado bien.

Un abrazo grande y gracias de nuevo.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Lola:

Agradecer tu lectura y tu comentario.

De corazón,

Laura.

Laura Giordani dijo...

Siempre es grata tu lectura Nuria, así como visitar tus rascacielos de letras. La música que tenías de fondo en el blog de la película "Con ánimo de amar" de Wong Kar-wai, sin palabras.

Te dejo un abrazo horizontal.

Laura.

Laura Giordani dijo...

Estoy de acuerdo María, acerca de la mirada que se desplaza para no ver el dolor del mundo, esa indiferencia que abre salinas en los lagrimales, el llanto evaporado tan rápido.

También creo que no hay oposición entre amor y política, aunque creo que Lola se refiere a la temática poética como mucho más abarcativa de la que vulgarmente se le asigna: poemas de amor, rosas y alamedas. También hay amor en la mirada que cae en las grietas de lo real...

Un abrazo y gracias!

Laura.

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola

Efectivamente Laura, así es. Nunca dudé que este poema tuyo este lleno de amor, de otra manera no podría tener tanta fuerza tu voz.

Yo me refería a esos poemas de amor llenos de magnolias y de estrellas que al final están vacíos de contenido poético propiamente dicho.
Son más canciones que poemas.

Aunque también hay poemas de amor absolutamente bien logrados y esos también me gustan.

En el caso de este poema tuyo esta logrado por la fuerza y el tono bueno tu que lo has escrito sabes mejor que yo los aciertos del poema. Para mi esta redondo, esto significa que me gusta y solo le encuentro que fuerza y además es necesario escribir sobre estás cosas que nos duelen tanto o más que la flecha de cupido. JAJAJA.
Vaya sermón que acabo de dar.

Un abrazo.

Viktor nada que gracias porque me gustan estos debates poético-políticos.

JAJAJA.

Un abrazo a los demás contertulios.

Me voy a pelearme con mi poemario que estoy repasando.

Arturo Borra dijo...

Este poema-plegaria, Laura, lo escuché varias veces y no deja de maravillarme, por la reinvención de la mirada que pides.
Además de la calidad poética –que ya es mucho- lo que hay es una sensibilidad puesta en acto y mirar es un acto político (porque instituye mundos). A pesar de nuestro deseo, la articulación entre política y eros es en el mejor de los casos un potencial reprimido. En las condiciones del presente, política y antagonismo se coimplican. Luchamos para cambiar tanta injusticia y ahí hay un amor nuestro, pero esa lucha implica entrar en conflicto, tomar partido, asumir las divisiones que fracturan las comunidades humanas. La promesa de reconciliación siempre es el nombre de un problema. Pero si hay reinvención efectiva de la sociedad será, entre otras cuestiones, por una reinterpretación del mundo social y, en particular, por una reinterpretación del otro, para lo cual necesitamos producir otro tipo de "mirada" o más bien de percepción social. Sólo así el cambio histórico puede devenir concreto.
Un abrazo fuerte,
Arturo

Laura Giordani dijo...

Jesús: gracias por tu lectura y desde luego a Víktor por su alojo aquí.
Un abrazo.
Laura.

Laura Giordani dijo...

Jesús: gracias por tu lectura y desde luego a Víktor por su alojo aquí.
Un abrazo.
Laura.