jueves, 20 de noviembre de 2008

VLADIMIR HOLAN: el nombre de el poeta es el asombro

Vladimir Holan, que desde el silencio vive en la escucha y siembra un nocturno jardín de asombrosas palabras, puede ser hoy uno de los poetas que más honestamente nos interroguen sobre la muerte, el vivir, la dignidad del ser... ser mudo... ante lo inevitable.

Una mística sin torres ni púrpuras. Un canto sin desmemoria ni soberbia. El pulso de la hierba cuando recibe la bendición del rocío. Un temblor. Casi una promesa. Hambre para el amo y sus canes. Su inteligencia entre los muros de su casa, abierta como un abrazo, a los presos y a los no libres.

Víktor


-----


--------
Pero


-----

El dios de la risa y los cantos hace ya tiempo

qué cerró tras de sí la eternidad.

Desde entonces sólo de vez en cuando

resuena en nosotros un recuerdo agonizante.

Pero desde entonces sólo el dolor

no alcanza nunca la dimensión humana,

es siempre mayor que el hombre,

y sin embargo tiene que caberle en el corazón.

----
---

Vladimir Holan
(trad. Clara Janés)
Dolor

2 comentarios:

Miguel Iñiguez dijo...

Es una selección que es escusa personal para conocer más de su obra.

Viktor Gómez dijo...

Busca "Una noche con Hamlet" que es su obra fundamental. Clara Janés ha traducido sobre el "Dolor" también, en Hiperión.
Holan es muy potente, de verdad que te lo recomiendo, Miguel.

A ver si nos vemos antes de Navidad. Tengo ganas de conocerte.

Un abrazo grande,

Víktor