miércoles, 4 de febrero de 2009

ENCRUCIJADA

--
-----
--
-----

encrucijada muda.
-------------------- el sol (d)escribe
-------------------- en áspero mar espejos
del grito:
----

la noche aún espera
---------------- la tregua
---------------- los cuerpos con la marea
---------------- el silencio.

---------------- el corazón orilla
en soledad
un infierno ------------ sin límites.

-----




Víktor Gómez
Elogio de la noche
--
--
--
--
--
--
--
--
--
--
--
--

18 comentarios:

Ana María Espinosa dijo...

Es un poema de frío. Sin esperanza, desolación.
En los tres primeros versos
se ve el grito en los espejos.
El grito tiene cara.
Muy visual, muy comunicador.

Jesús Ge dijo...

Potente tu verso esta mañana.
Nunca se consume el esfuerzo y la rabia.
Seguimos doliendo en lo lejano.


un abrazo, gracias por tu apoyo siempre.
Jesús Ge.

Antonio Martínez i Ferrer dijo...

Esplendido poema, sobrio en las palabras inmenso en contenido.

Un abrazo, Antonio.

Stalker dijo...

Qué brillante final, broche de oro a un esqueleto impecable. El frío sí, pero también la rabia, quizá, y una cierta calma expectante... tú también buscas salvar algo, humildemente.

Abrazos

Stalker dijo...

Maravilloso poema donde la calma expectante y la rabia parecen aliarse. ¿Intenta Viktor Gómez salvar algo, abengado amanuense del silencio?

Abrazos

Viktor Gómez dijo...

Ana:

parece, si, un lienzo expresionista.

Un beset


Jesús:

íntimo y ajeno son las dos caras
del ser, del dolor de ser incompleto, de la fragmentación herida por los agentes y estructuras que humillan, exterminan, niegan toda posibilidad de ser entre seres una comunidad fraterna.

Un abrazo

Víktor


Stalker:

especialmente agradezco, respetado lector, amigo en lo suficiente, tus generosas palabras, más aún el acierto en la intención y fracaso de estos versos que te requieren y abrazan, en resistencia.

Tu Víktor

Stalker dijo...

Querido Víktor:

si estos versos con fracasos, no quiero saber cómo serán tus victorias. Conmovedora humildad en quien, como tú, escribe tan bien, Víktor.

Observo que has hecho una demoledora intervención a propósito de la contracrítica de Olvido. No sé qué ocurre en ese blog, pero siempre ocurre lo mismo. Insultos, descalificaiones, infamias. Empezaron con Chantal Maillard, siguieron con Méndez Rubio; ahora le toca a Olvido. No acierto a entender la mala fe de algunos.

Me duele especialmente con estos poetas, que se esfuerzan en encontrar nuevos cauces de expresión y que son vejados por ello por los mismos impresentables de siempre.

Tu defensa de Olvido es encomiable; Numancia no habría caído contigo.

Abrazos

Viktor Gómez dijo...

Stalker:

Soy consciente de que hay un interés, una premeditada estrategia, desde el anonimato cobarde, para tratar de evitar que emerjan voces otras a las que el Discurso Dominante nos propone con las poéticas de los premiados y sumisos, así como los gestores de la cultura masiva. La buena labor de Adisson de Witt quieren embroncarla, turbiar sus aguas y fluir de ideas, lecturas, contracríticas. No soportan ni admiten que el tiempo recupere y deje fulgir flores como Chantal, Olvido, Méndez Rubio... pues su disonancia con la armonía narcotizada de los jardineros del Amo estropea su fiesta, su escenario. Y atacan, descalifican, buscan además que se líe la discusión hacia lo personal para alejarla de lo productivo, de la creación poética, la opción estético-política, la gestión de los recursos y contextos, etc.,

Sabiéndolo, sabiendo que iban a replicar con dureza y saña, he necesitado compartir mi discrepancia con la banal descalificación de Olvido García Valdés. A más de lo evidente de su buen oficio estilístico, de su madurez expresiva, contención sensiblera y tensión emocional, hay algo que sí puedo decir por mí mismo. La talla de su cultivada inteligencia y sensibilidad anímica se multiplica en la humildad, ternura y limpidez de mirada. En Madrid me saludó una tarde de poesía, se abajó y me infundió cálida y discretamente sus mejores palabras, olvidándose de sí, en la transparente querencia de abrazar a un novato, voluntarioso y balbuciente escribidor como yo. Generosidad innecesaria e inútil, que desplegó como extiende sus poemas, sin querer llamar la atención, sin pretender deslumbrar. Con ello, querido compa, unido a sus trabajos de erudición o poesía, uno queda exiliado de esa turba pretenciosa de oficialidad e infulas, gratamente emigrado a las afueras intempestivas pero más vivibles, menos asfixiantes y domesticadoras.

Adisson de Witt debe resistir los acosos de estos gaznápiros y trepas. Y seguir dando pie y voz a todos y todas. Exponer a los poetas de aquí y de acullá. Y que los lectores puedan entretenerse, morar, deliberar, conversar, decir y contradecir de sus textos, en buena lid, con poco afán más allá de desenmascarar lo banal, revelar lo imposible, rebelarse de lo manido y felicitarse por los logros ajenos en la repeticición de lo real, siempre nuevo, criatura o mundo virgen, que con cada poeta emerge, de generación en generación, en otras y en estas latitudes.

Un abrazo grande,

Víktor

Nuria dijo...

Muy buena foto. Intenso el poema

Viktor Gómez dijo...

Jaja... estás en todo, Nuria.

un beset

Vík

Juan Carlos Herrera dijo...

CABECERA DE BLOG
(no va por tí)

Mi muy querido Viktor:

Eres uno de los pocos escogidos, que ha podido contemplar a esta joya de la prehistoria en vivo. Vistes sus huellas, y hasta pudiste sentir su aliento, tras un leve trote por su reserva.
Sabes como mantengo a este especimen, apartado de la vista de de esta sociedad. Es su garantía de supervivencia. Por ello , te rogaría que aunque hayas desvelado mi secreto, mantuvieras la máxima confidencialidad sobre su ubicación.
Los primeros perjudicados seríamos nosotros: no podríamos volver a convocar los "Cursos de Verano de La Ermita", donde este año contamos con tu magnifíca aportación como ponente de "La poesía en la prehistoria".

Quiero aprovechar esta ocasión, para comunicarte que ya tengo acabado el temario para los cursos de este año, donde esperamos contar con tu presencia.

Puedo adelantarte ya, que este año girará sobre los efectos multiplicadores de la poesía en la reproducción de los Velociraptores.

Siempre tuyo

Tu Carlos

Viktor Gómez dijo...

¡Qué grande eres Carlos!

Esperaba tu visita, tu palabra.
No te esperabas esta instantanea
tan reveladora de la verdadera
naturaleza de un poetambre, que es
en lo común lo más parecido a un Dino.

¿viste con qué elegancia el rabito del cinturón cae sobre un lado?

¿Y cómo esa cintura bellamente redondeada es ceñida por un polo ajustaico?

Y la mirada a lontananza, ¿qué me dices? Vaya animalada...

Sí, hay para todo un seminario sobre Velocireptores.

En La Ermita pudimos comprobar en verano, al remanso nocturno, qué beben y vuelven a beber estos intrépidos dinos. Y como holgazanean en la hierba a medio día. Y cuanto les gusta el pescaito frito... caray, ¡qué veranito, compa!.

Bien, ves inscribiendome en el curso para el próximo verano. Tu pones La ermita, Ana la poesía y yo la sed. Qué ya vendrá algún oso Astur a darnos sombra y murga... y muchos abrazos (a la nevera).

Un abrazote,

Vík

Librería dijo...

Gracias Victor,

saludos desde Valdeska.

Viktor Gómez dijo...

S., es un placer recibir tu visita, más tener ya tu blog entre mis primeras lecturas virtuales.

Gracias y buena singladura,

Tu Víktor

Lola Torres Bañuls dijo...

JAJAJA. Vaya foto. QUe bueno...

Bonito el poema.

Nada que saludando.

Viktor Gómez dijo...

Lola:

Si, la foto tiene su aquel, con algo de disparate, pose, guiño al sur, complicidad y provocación.

Gracias por tu huella en la encrucijada.

Buen finde,

Un beset

Vík

Miguel Iñiguez dijo...

Víktor, sabes que llevo poco tiempo en esto, intuyo, eso sí, a modo de estrategia como bien adviertes una pugna político-estética, algo de difícil resolución en tus mismas palabras cuando tuvimos ocasión. Denotan éstas una repulsa ideológica que encuentra poca disposición y que de entrada condiciona esos mismos posicionamientos. Por ello, aquí y ahora juzgan los manifiestos, nuestra llamada a una escena que ha de ser vigilante; Declina a su vez una prudencia estética, cierto, en quienes nos ofrecen nuevos cauces, pero no es menos cierto que tu trabajo aquí es impagable, amante lector y referente.



Extrema la orilla un canto irrisorio y doliente
un canto agazapado
grácil de hogueras en la noche.


… agradecemos tu tarea

Un abrazo

Viktor Gómez dijo...

Caray, Miguel, eso es mucho decir.
Esta "encrucijada" la escribí en el 2008, sobre marzo abril y la redescubrí hace unos días. Le pasé la tijera, como pude. Y la expuse aquí, al ojo de todos. A lo que comentas, poco más añadir, pues, por mi parte. A modo de complemento quizá es oportuno recurrir a César Vallejo, con un framento de un texto suyo de 1927, de plenísma y urgente actualidad y que viene al caso:

"(...) sin empadronar el espíritu en ninguna consigna política propia ni ajena, suscitar, no ya nuevos tonos políticos en la vida, sino nuevas cuerdas que den esos tonos" César Vallejo

Mi aportación ahí es mínima. cabe la intención, pero estoy aún en el trabajo, en la brecha, en mitad de la faena, balbuciendo una posible poética.

Gracias por tu tan amable, honesto, vital comentario.

Un abrazote

Víktor