sábado, 7 de febrero de 2009

MARIA VICTORIA ATENCIA: quien guarda el secreto de la poesía



..

Reproche a Holan

Para Clara Janés

Si ves Moldava abajo, río abajo
-frente a la isla de Kampa y el Molino del Búho-
un cubo de basura tiernamente mecido,
dulcemente mecido hasta el agotamiento,
no pienses en el cuerpo de Ofelia que las ratan horadan
entre sus muslos blancos, cubo adentro, hasta el fondo;
preserva
su maternal secreto río abajo.

.

María Victoria Atencia
El Puente
Pre-Textos/Poesía, 1992

2 comentarios:

Miguel Iñiguez dijo...

Escasamente guardé a modo de fetiche en mi agenda éste poema suyo descubierto en el diario “El País” :


Y fue como si el curso natural de los días
me tuviese en suspenso exactamente
sobre la vertical de tanto mimo tuyo
que si una soledad de ti me preguntase ahora
qué tengo yo que mi amistad procuras,
lo tienes todo, amor, yo te diría.


… Un estilo donde sus palabras a modo de, sutil juego, dándose la espalda unas a otras acaban reencontrándose.

… A María Victoria de nuevo éste encuentro

Y a ti Víktor una selección que engarza perfectamente, a un afán
“…dulcemente mecido hasta el agotamiento”

Viktor Gómez dijo...

Miguel:

Esta poeta es de una hondura y sensibilidad extraordinarias. Culta, humilde, inteligente, lectora abisal, crea su mundo poético desde un uso del lenguaje con imágenes muy personales, que dejan en el paisanaje de sus textos esa sensación de quien merodea con parsimonia y deletrea y con lentitud escucha y dialoga con lo invisible, con la magia de las palabras y con el misterio de la vida.

Me ha encantado leerte en esa complicidad atenciana que nos reúne.

Un abrazo grande,

Víktor